‘Jack Reacher’: Acción, investigación, humor y conspiración

Las críticas de Carlos Cuesta: Jack Reacher

Jack Reacher no revolucionará el cine de acción e intriga pero cuenta con muchos méritos para triunfar. Uno es un buen reparto y otro es que cuenta con una historia interesante y bien desarrollada. Esto segundo se lo debe a su capacidad de cambiar de ritmo a placer cuando la historia se traslada de las partes más densas de la investigación a otras más ligeras y de ahí a la acción: violenta, bien definida y con pocas o ninguna concesión a la espectacularidad circense. Mucha culpa del éxito de la película se debe a la actitud de su personaje protagonista. Jack Reacher es un hombre de acción, un ex militar de élite acompañado de un tono de infalibilidad que puede sacar de quicio. Un tipo con respuesta para todo, con comentarios sorprendentes llenos de humor negro que no tienen desperdicio.
La investigación de un asesinato múltiple ejecutado por un tirador profesional comienza con un sospechoso evidente, que acaba en coma, agredido durante su traslado a prisión. Sin embargo el espectador puede ver que la culpa recae sobre otra persona y que alguien trama algún tipo de conspiración. Antes de quedar impedido, el sospechoso pide por escrito que llamen a Jack Racher (Tom Cruise). El fiscal (Richard Jenkins) y la abogada defensora, hija del fiscal, creen que Reacher viene a ayudar al detenido pero sus intenciones son, en un principio, bien distintas.



Rosamund Pike interpreta a la abogada del sospechoso y logrará convencer a Reacher para que revise las pruebas. Éstas son concluyentes pero el interés de alguien porque el investigador abandone la ciudad le convencerá de que hay algo más tras un caso que parecía cerrado de antemano. Se trata de cinco personas muertas, a plena luz del día, escogidas de forma aleatoria. La escena de los asesinatos y los preparativos del crimen es dura, contundente, calmada y sin palabras hasta el momento de los disparos. Nos muestra desde el minuto uno que la película está dirigida por alguien (Christopher McQuarrie) que sabrá manejar los tiempos de la acción. Su futuro está bien ligado al de Cruise, ya que dirigirá la quinta parte de Misión Imposible y se encargará del guión de Top Gun 2.

La adaptación de la novela One shot de Lee Child se hace con un equilibrio excelente entre la acción, la investigación, la presentación de los personajes y la exposición de trasfondos que lo unifiquen todo. Jack Reacher conjuga acción trepidante, emocionante pero comedida en sus efectos, seguida de escenas de tensa calma y de una investigación enmarañada. La película no se complica dando demasiado peso a una trama amorosa, pero la ambigüedad y un cierto toque de mutua seducción entre Rosamund Pike y Tom Cruise añade complicidad a la pareja protagonista. El personaje de ella comienza un tanto flojo, parece un accesorio, pero su importancia y su carisma aumenta a lo largo de la narración.
Ya no puede ser una sorpresa ver que Tom Cruise está hecho para el cine de acción, incluso para el thriller, ni tampoco que las tramas están construidas para su servicio y lucimiento. Lo importante es que él las aprovecha y las saca partido. En esta ocasión hace un gran papel, uno creíble, y maneja a la perfección el carácter, el aspecto y el humor que definen a su personaje. Las aptitudes y la actitud de Jack Reacher quedan de manifiesto desde su primera aparición; el personaje se mantiene siempre en un rango aceptable de coherencia desde su presentación hasta el punto álgido de la película que es una brillante escena de acción.
Secundario fantástico el interpretado por Robert Duvall, en esta ocasión como propietario de un campo de tiro. Su presencia será clave para el desenlace de la historia ya que su personaje participa con aportaciones de comicidad irónica, pero también con escenas de cierta tensión mientras sus lealtades estén por definir. En la parte claramente antagonista del plantel, Jay Courtney y Werner Herzog aparecen para ser uno de los elementos clave de cualquier thriller que se precie: unos enemigos de altura.

También te puede interesar

Un comentario sobre “‘Jack Reacher’: Acción, investigación, humor y conspiración

  • el 21 enero, 2013 a las 9:02 am
    Permalink

    Junto a Django, es la otra película que he visto este fin de semana en el cine. Y me gustó bastante más ésta que la de Tarantino.

    Jack Reacher me entretuvo de principio a fin, una película muy del estilo Tom Cruise, y a mí eso ya me vale para pasármelo bien durante un par de horas. Historia bien llevada, buen protagonista, buenos secundarios, y suficientes dosis de acción y humor, sin llegar a ser un "Noche y Día".

    Me gustó.

    Respuesta

Deja un comentario