Mis 12 peores películas del 2012 (por Óscar Márquez)

En contraposición al artículo de mi compañero David, Davicine, me propongo la ardua tarea de hacer un listado con las que han sido, para mi, las 12 peores películas del 2012.
Todas aquellas que me han defraudado, aburrido o decepcionado a lo largo de este año en el que la industria del cine se ha estrujado los sesos para conseguir convertir cualquier producción al sobrevalorado formato 3D y atraer al público a las salas.

La siguiente lista tampoco tiene ningún orden particular, el lector queda libre de ordenarlas según la ira y el odio que le genere en su interior:
El hombre de los puños de hierro
El afán onanístico de RZA en su máximo apogeo. Aburrida, predecible, monótona, plana, sin emoción, incoherente y soberanamente pesada. No hay tensión dramática, ni suspense ni interés en su guión, los actores no consiguen sacar adelante una producción que está destinada a las sobremesas del domingo por la tarde.
Resident evil: Venganza 3D
Compitiendo con la tercera entrega, esta quinta parte de la saga consigue el segundo lugar como secuela más aburrida. Aunque se acerca más al formato original de videojuego en el que se inspira, no consigue atrapar al espectador en el tétrico ambiente que desarrolla el juego; la excesiva acción y el enrevesado guión (que obliga al espectador a memorizar acciones de otras entregas), así como el obsesivo intento de convertirla en un serial sin fin eliminan todo el interés.
Salvajes
Oliver Stone regresó al cine con una película de acción mancillada por la cursilería y con un tono artificial, descafeinado, onírico y ñoño. Con un final irritante, absurdo y que no complace a ningún espectador (ni siquiera del género femenino). Los planos fijos en blanco y negro cercanos al documental dramático de bajo presupuesto y las escenas de la protagonista retozando por la playa y mirando a la cámara sacan al espectador del contexto y le ayudan a desear que la tortura termine pronto. Blake Lively debería ganar todos los premios como la peor actriz del 2012.
Total Recall
El remake más desastroso del año. En un intento de innovar y separarse de la película original, Len Wiseman, consigue que el espectador valore como excelente la intepretación de Arnold Schwarzenegger. No hay nada original que no haya aparecido antes en Blade runner, Matrix, Underworld, Fast & furious 5, Minority report, Cube, 1984, El ataque de los clones o Yo robot. Cortar y pegar. Probablemente, el único que ha quedado satisfecho con esta película es Len Wiseman.
Prometheus
Ridley Scott ha decepcionado a muchos de sus seguidores (y Damon Lindelof ha ampliado significativamente su lista de detractores) al destrozar el origen de Alien y crear una película incoherente e inconexa con su pasado (más bien su futuro, puesto que es una precuela). La ineptitud para crear una conexión con la saga precedente y el intento de revitalizar una franquicia que agoniza distanciándose de la original, han dejado una película “puente” que ganará con los años, pero ha sido decepcionante argumentalmente, aunque destacable técnicamente.
El caballero oscuro. La leyenda renace
Otra secuela decepcionante del año. Incapaz de superar su propio éxito, la tercera entrega de la saga está exenta de momentos de alta tensión como los de la primera película, ni emoción ni piel de gallina como los de la segunda. Las incorporaciones de Tom Hardy y Anne Hathaway quedaron en un trabajo poco destacable y la película parece una acumulación de los actores de Origen. Mucho bombo y platillo para un descafeinado y poco espectacular final de la trilogía.
The possession, el origen del mal
Ole Bornedal hace encaje de bolillos para atraer al espectador a una película con un guión previsible y que intenta hacer creíble una historia manida y excesivamente repetitiva. Personajes secundarios que desaparecen sin explicación o recursos fantásticos que chocan con la intención de los guionistas de transmitir algo “real” dejan un telefilme con estrellas de la televisión con más presupuesto que un telefilme.
The amazing Spider-man
El desafortunado y controvertido reinicio de la saga Spider-man en 3D ha sido una película que vuelve a contar lo mismo con diferentes actores y con menos humor y tensión que la versión de Sam Raimi. Innecesario y evitable en la mayoría de aspectos (el 3D no justifica el reinicio) podría considerarse como una película de un universo paralelo donde no consiguieron a Raimi como director.
Sombras tenebrosas
La decepcionante adaptación del año. Tim Burton tenía material de sobra con una serie de televisión de más de mil episodios y se queda en una película aburrida y desconcertante, inclasificable y que desaprovecha a los actores como pocas veces se ha visto antes. Buena campaña de márketing.
Ira de Titanes
Es fácil incluirla en esta lista porque su precuela ya es un clásico de los peores remakes de todos los tiempos, coherente con su predecesora, ofrece un guión más débil y menos emocionante (si cabe) que la anterior. Para hacerse un maratón y terminar empachado de CGI y detestable 3D.
Underworld: El despertar
El desesperado intento de continuar con una saga agotada desde la segunda parte, continua con una entrega aburrida, previsible, poco memorable y que no da síntomas (a nivel de producción) de terminar. A pesar de inventar un guión sin el personaje de Scott Speedman (centro de toda la saga desde la primera parte), el espectador se ve arrollado por unas constantes escenas de acción que le llevan a un final aún más abierto que el inicial. Es el futuro de la saga Resident evil.
ATM
No creo que me equivoque si la califico como la peor película de terror del año. Tres protagonistas encerrados dentro de un cajero automático, acosados por un personaje desconocido cubierto bajo un abrigo. El argumento termina tan rápido como el lector lea la frase precedente. No hay nada destacable que permita recomendar esta película, excepto si es para que tu peor enemigo pierda una hora y media de su vida. El terror brilla por su ausencia, las explicaciones también.
Se quedan fuera, por diferentes motivos, aunque son igualmente detestables:

Esto es la guerra
En la mente del asesino
John Carter
Step up: Revolution
Todas las críticas de las películas las podéis encontrar en nuestra sección de críticas del blog.
¡¡¡ Feliz último día del año 2012!!!!

También te puede interesar

Un comentario sobre “Mis 12 peores películas del 2012 (por Óscar Márquez)

  • el 1 enero, 2013 a las 6:07 pm
    Permalink

    Estoy totalmente de acuerdo. Totalmente excepto en Spiderman. Spiderman no es mala básicamente porque no aporte nada(que también) es mala porque es MUY MALA. Guión horrible, actuaciones atroces…para mi la peor película de largo del año.

    Tampoco estoy de acuerdo con John Carter. John Carter si bien fue un batacazo importante, a mi me pareció una buena película de aventuras, espectacular y divertida. No la pondría de ninguna manera en esta lista.

    Pero me parece una lista acertadísima.

    Respuesta

Deja un comentario