‘El Hobbit. Un viaje inesperado’: Qué oportuno, la avaricia rompe el saco

Las críticas de Carlos Cuesta: El Hobbit. Un viaje inesperado

Reclamar que no se compare El Hobbit con El señor de los anillos es como decirle a un hombre que va a pedir vino que se olvide de que ya probó el Vega Sicilia. Esta película no se salvará de las comparaciones, y no le ayudará nada a Peter Jackson, o a quien corresponda la idea si no es suya, el haber planteado esta historia de Tolkien como una trilogía. Transformar el cuento del exilio de los enanos de Erebor y la reaparición del anillo de poder como una sola película, o dos, se habría traducido en un relato audiovisual trepidante, sin respiro, emocionante a cada momento; una película de aventuras acorde con el espíritu lúdico y de imaginación que es El Hobbit. Forzar tres títulos cercanos a las tres horas puede haber obligado a dar a muchas secuencias un tiempo que nos conduce al tedio.
Todo lo que el equipo de El señor de los anillos hizo perfecto lo vuelve hacer genial la plantilla de El Hobbit. El nivel de los detalles es fabuloso, los paisajes son soberbios, las construcciones que los lectores de Tolkien imaginaron ahora podemos verlos recreados fantásticamente. La caracterización de los personajes es sensacional y aquellos que están creados digitalmente son terroríficos. La elección de los actores es tremendamente acertada y la historia que relata la película es tan vigente como cualquier tragedia de Shakespeare y tanto o más cargada de valores que deberían ser enseñados. Pese a ello, no puedo ocultar mi decepción.

Y lo mismo que digo eso digo que veré las próximas dos películas. Quien las ha ideado lo sabe, y me temo que porque lo sabe lo planteó todo así. Nadie dijo que la industria del cine debiera ser honesta, ni tampoco que no sea lícito intentar lucrarse con el trabajo propio. Ahora bien, hacer tres películas peores pudiendo ofrecer una obra maestra es algo que puede molestar a alguien que acude apasionadamente a ver una película. ¿Podemos hablar de tres películas mediocres? Puedo hablar de la primera y digo que lo que ha hecho Peter Jackson es diseñar un puzzle precioso, donde cada pieza es una obra de arte y luego ha montado unas boca arriba y otras boca abajo. ¿Qué más ha hecho? Se ha empeñado en ocupar con su puzzle un marco tres veces mayor que el puzzle, así que ha rellenado los huecos con más piezas idénticas.

¿Se nota que estoy enfadado? Quizá por eso hasta ahora no haya dicho mucho del argumento, que por cierto, me encanta. Una pequeña compañía de enanos dirigida por el príncipe Thorin (Richard Armitage) desea recuperar la ciudad en las montañas donde vivía su pueblo hasta que el último dragón Smaug les expulsó de allí. Los augurios indican que es el momento de volver. Gandalf, el mago gris (Ian Mckellen), se encargará de incorporar al grupo a un saqueador, el hobbit Bilbo Bolsón (Martin Freeman). Los aventureros descubrirán que en absoluto el pequeño mediano es un saqueador, pero también que sus méritos son muchos, y no todos tangibles.
El hecho de que El Hobbit trasgreda la cronología que planteó el autor en los libros (ya que surge en cine como precuela) le quita casi toda la posibilidad de sorpresa. Sin embargo, un concepto fantástico de la realización y una fabulosa banda sonora consiguen que las escenas de acción nos sobrecojan. La expectación es máxima y los personajes están recreados con mimo y fidelidad. Volver a ver a Saruman, a Galadriel y a Elron me provoco un suspiro emocionado, sobre todo porque vuelven a ser interpretados fielmente por los actores que ya asociamos a esos personajes. El color de las escenas, tanto cuando son cálidas y furiosas, como cuando son frías y nos acercan el aliento de la muerte, es hermoso y apropiado. 
Mención aparte está la cuestión del 3D. No soy partidario de esta innovación y ahora lo soy menos. La profundidad que alcanzan las imágenes es impresionante, pero no compensan el esfuerzo visual. Una molestia pese al  sistema de 48 fotogramas por segundo, que a mi juicio no consigue dar más credibilidad a la película, sino lo contrario. Consigue una estética con muchísima definición, pero más cercana al documental que a la ficción. Estoy viendo orcos, elfos, magia, quiero que me engañen y que simule la realidad, no que parezca la realidad. De nuevo, menos es más. Recomiendo encarecidamente que el que vea la película, la vea a 24 fotogramas.
Queda mucho por ver de este relato, y como me gusta la aventura, el cine y quizá las otras dos partes sean mejores, iré a ver cada película. Pero me reafirmo en la idea de que el libro de El Hobbit transformado en un solo film habría sido una barbaridad, tres veces menos rentable, pero infinitamente más digno. El Hobbit es una película con todos los elementos para ser una maravilla, pero cinematográficamente es una aventura avariciosa. Parece mentira que este película haya caído, precisamente, en este error. ¿Error? ¿Con el triple de rentabilidad un error? No se hable más.

También te puede interesar

8 comentarios sobre “‘El Hobbit. Un viaje inesperado’: Qué oportuno, la avaricia rompe el saco

  • el 17 diciembre, 2012 a las 6:39 pm
    Permalink

    P.D. Estoy convencido de que si hubiera visto la versión a 24 fotogramas mi opinión habría sido totalmente diferente. No obstante, este sistema lo defiende Peter Jackson allá donde habla de ello, así que disgustado con el resultado no estará.

    Respuesta
  • el 17 diciembre, 2012 a las 6:41 pm
    Permalink

    La verdad es que leyendo la crítica, no puedo entender por qué estás tan… contrariado digamos, cuando los párrafos que dedicas a desmenuzar los aspectos de la película son todos positivos, todo alabanzas.
    El único error es que sea una trilogía? Eso se verá en el futuro, no? Que algo ha afectado a esta primera película? Sin duda. Añade tramas y personajes basándose en los famosos apéndices de Tolkien, y se recrea en alguna escena del libro (como la cena en casa de Bilbo). Eso es malo?

    Benditos defectos entonces. Yo disfruté de cada segundo de la película, sin que absolutamente nada se me hiciera pesado o con la sensación de que estuvieran estirando la escena innecesariamente.

    No veo el momento de que llegue la siguiente.

    Respuesta
  • el 17 diciembre, 2012 a las 7:34 pm
    Permalink

    Pues en mi opinión y tras ver la película justo después de releer el libro me parecen exageradísimas todas las críticas sobre que es demasiado larga.

    Esta primera película adapta perfectamente todo lo que ocurre en ese tramo del libro. Añade parte de los anexos y ni es mucho ni demasiado grave lo que incorpora nuevo.

    Ahora bien, cuando salió La Comunidad del Anillo muchos fans se llevaban las manos a la cabeza por dejar fuera a Tom Bombadil o tramas similares ya que era imposible adaptar un libro así en una sola película. Ahora cuando se soluciona ese aspecto las quejas son por la duración… francamente, no lo entiendo xD

    Respuesta
  • el 17 diciembre, 2012 a las 7:44 pm
    Permalink

    Pues nada, estaba preparando mi crítica para ponerla hoy tras visionarla el fin de semana, pero poco aportaría a las dos críticas ya publicadas por Óscar y Carlos.

    La he visto en 3D a 24fps, y he de decir que, aunque el 3D no nos introduzca de lleno en la tierra Media, sí que es de calidad, se notan las profundidades, y a mi parecer, como fan de Tolkien, no me parece que sea tirar el dinero pagar la diferencia, pues la veo como fue concebida.

    La trama, pues sí que es cierto que quizás prolonguen algunas secuencias de guerra más allá de lo deseado, pero aún así se me pasaron las casi tres horas volando, siendo dinámica, presentando muy bien a los personajes, aunque no hiciera falta hacerlo, y ofreciendo una gran primera entrega que, sin saber cómo serán las otras dos, encaja perfectamente con el estilo, la fotografía, la dinámica y la ambientación de El Señor de los Anillos.

    La banda sonora, deliciosa, y un acierto continuar con lo creado para la primera trilogía. Quizás sólo echo de menos que el doblaje en las canciones fuera algo mejor, ya que cuando los enanos cantan no consiguen ponerme la piel de gallina, como claramente buscaban.

    Jackson tiene mi plena confianza para hacer 1, 2, 3 o 16 películas centradas en la Tierra Media.

    Respuesta
  • el 17 diciembre, 2012 a las 7:46 pm
    Permalink

    Pues no se como coger la critica si empezamos con que es imposible no compararlas. Llevo leyendo toda mi vida a Tolkien y nunca he comparado sus libros (ni ahora las pelis de Jackson) basicamente porque salvo el universo, personajes en algunas de ellas, no tienen nada que ver. Algunas son una historia de aventuras, otras son un cuento infantil (como este) hay otras que solo son pura y llanamente una tragedia… Y definitivamente no, nunca me he puesto a comparar cual es mejor o cual peor, porque son diferentes.

    Por lo demás, cada uno puede opinar lo que quiera y es respetable 🙂

    Respuesta
  • el 18 diciembre, 2012 a las 11:37 am
    Permalink

    Gracias por las críticas y comentarios. He visto la película en 3D sin 48 fps y no me termina de convencer este sistema por lo oscuro que resulta y la de detalles que pierde la vista, así como del color más apagado; sí en cambio gana en profundidad, no cabe duda. En cuanto a la película no tengo más que decir a lo dicho: a mí me ha gustado, entretenido, he regresado en algunos momentos a "El Señor de los Anillos", y lo peor es esperar otros dos años más para terminar de visualizar el libro en la gran pantalla. Saludos.

    Respuesta
  • el 18 diciembre, 2012 a las 5:57 pm
    Permalink

    Para mi es la película más espectácular que he visto en mi vida. Odio el 3D y sin embargo me ha dejado totalmente boquiabierto. Los 48f/m me han encantado. Para mi, la descripción más acertada es la que dice que es como ver teatro con la magia del cine. La combinación de ambas me ha hecho alucinar por completo. Ojalá SW se haga así.

    La pelicula como tal me parece excelente. Demás el principio con Ian Holm y la aparición de Galadriel y Saruman(no así del Orco enemigo de Thorin, que mola) Sin embargo, se acepta sin problema alguno.

    Las batallas excesivas? Bueno, al nivel del señor de los anillos.
    El toque infantil y cómico muy bien llevado. POco se le puede reprochar a uan verdadera joya.

    Yo le doy un 10 sobre 10. El problema para muchos es el prejucio de que sea una trilogía y se alargue la historia. Un argumento muy manido pero me da la sensación de que el problema es que han ido a ver la peli con unas expectativas que no se han cumplido, tla vez por idealizar el señor de los anillos, tal vez por idealizar el libro, tal vez por esperar algo de un tono diferente….. no sé porqué. Yo me he encontrado con lo que esperaba, y me ha encantado.

    Respuesta

Deja un comentario