‘Noche y día’: Acción y risas sin más complicaciones

Las críticas de Carlos Cuesta: Noche y día (Knight and Day)

 

Tom Cruise y Cameron Díaz coincidían por primera vez después de Vanilla Sky en una comedia romántica de acción entretenida, graciosa y emocionante, y sin más pretensiones que ser eso mismo. Después de una, para mí, abundante pero errada promoción, en el cine comprobé que Noche y Día era desde el primer momento una buena película en su género. La química entre la pareja protagonista se demostraba desde el comienzo y juntos ofrecían un buen católogo de chascarrillos hilarantes y espontáneos, curiosas escenas de acción e incluso giros de la trama que avivaban el interés en el momento justo.
Esta película nos muestra las andanzas de Roy Miller (Tom Cruise), un agente gubernamental que ha robado una dispositivo que actúa como fuente inagotable de energía. En su vida aparece la ingenua, entusiasta y voceras June Heavens (Cameron Díaz). Mientras él escapa de otros agentes, ella viaja para comprar piezas para arreglar el coche que quiere regalar a su hermana por su boda. La casualidad cruza sus caminos en el vuelo y las sospechas del gobierno de que ella pueda estar involucrada en la operación dan al traste con los esfuerzos de Miller por dejarla al margen del embrollo.

A partir de aquí aplicamos al dedillo el manual de producir comedias de acción. Para ello hay que introducir un romance potencial, respuestas chisposas, un espía infalible y tiros, saltos, vuelcos, choques, balas y todas esas cosas que le gusta rodar a Tom Cruise por sí mismo. Como todo está mezclado con acierto, nos da como resultado dos horas de diversión. Esta ecuación parece sencilla, pero uno se pregunta: “¿si es tan fácil, por qué últimamente se emplea tan poco y salimos tantas veces defraudados del cine?”
Momentos de risa y diversión hay muchos. Alguno quizá no intencionado. Desde luego, la secuencia en la que los dos protagonistas llegan a Sevilla y comenzamos a escuchar incrédulos la música de los Sanfermines es imborrable. La sala entera estalla en carcajadas ante semejante falta de interés por el rigor geográfico. ¿Acaso Jordi Molla, en el papel de traficante de armas español, no les podía haber echado una mano? El detallito es algo que les trajo sin cuidado, supongo, y me temo que aunque pequeño es una cuestión que les habrá restado espectadores. ¿Qué problema habría habido rodándola en Pamplona? Habría sido incluso mejor decir que era Pamplona aunque lo filmaran en Sevilla. Aunque todos estábamos avisados, el descoloque de la gente cada vez que oía “San Fermín” no tenía precio.
Poco más que decir sin reventar una película de la que esperaba menos y que es grata de ver para pasar un buen rato entretenido. Sin duda a la película le falta un villano de altura. El dúo CruiseDíaz funciona a la perfección pero o bien se ha comido todo el presupuesto y no daba para un enemigo de caché, o bien la intención de que todo gire en torno a ellos impide al guión la aparición de un personaje más carismático que les haga frente.
En todo caso, el viaje internacional que nos proponen Miller y Heavens en su huida, gracias también a las vistas y los paisajes, me pareció el adecuado para los que estén hartos de salir de la sala de cine hastiados, aburridos, decepcionados o con la cabeza loca de tanto pensar, o tristes de ver cine comprometido, social y desgarrador.
En aquella época, Cameron Díaz lo dijo claramente. Quería hacer pelis de acción, plantearse retos, divertirse. La mezcla con Cruise ha sido acertada y eso es algo que se comprueba con el resultado final. Pese a todo, si de lo que hablamos es de aportar a la carrera de Cruise algo diferente, este film no lo hacía demasiado, parecía un precalentamiento de lo que vendría después, la hasta ahora última entrega de Mission: Impossible. Película que, incluso en lo que se refiere a los toques de humor, repite muchas de las fórmulas que vemos en esta Noche y día, una historia que me recuerda mucho en las escenas de acción a las tres películas anteriores en las que interpreta al personaje Ethan Hunt. Precisamente nuestro siguiente título de este ciclo, la película que motivó esta serie de críticas: Protocolo Fantasma.

También te puede interesar

Deja un comentario