‘La maldición de Rookford’: Fallida pelicula de Terror

Las críticas de José A. Murillo: La maldición de Rookford
La maldición de Rookford es una película floja dentro del genero de terror que es lo que pretendía, y le pesa mucho tener a su lado obras tan buenas y recientes como El orfanato ó Los otros, quedando en simplemente una más del montón. No causa angustia, ni miedo, y sí quizás algo de suspense pero nada más, convirtiéndola en un drama, algo que pasaba con la reciente Intruders de Fresnadillo, aunque aquella resultaba más entretenida.
La maldición de Rookford nos cuenta una historia basada en el año 1921, después de la Primera Guerra Mundial, donde una escéptica mujer viaja hasta un internado para investigar una aparente posesión. Justo cuando cree que ha desacreditado la teoría del fantasma, tendrá un espectral encuentro que desafiará todas sus creencias racionales.

Nick Murphy dirige su primera película, habiendo realizado trabajos para la televisión británica, y se aventura con este filme para la gran pantalla, consiguiendo un resultado un tanto irregular. Con un principio sorprendente, a medida que se va resolviendo el largometraje va decayendo, y aunque consigue unas solidas interpretaciones y tiene una buena historia, no consigue realizar la cinta terrorífica que pretende, para acabar muy decepcionados al final, por no sorprender absolutamente nada. Evidentemente es lo mismo de siempre, contado con un guión tramposo nos resuelve la cinta de una manera tan simple, que llega a molestar, y lo peor, es que no consiga su principal objetivo, aterrorizar.
Poco tenemos que objetar a las interpretaciones, donde Rebeca Hall interpreta a una mujer fuerte que sólo cree en lo que puede ver y tocar, y rápidamente nos unimos a ella para descubrir que hay detrás de los fenómenos paranormales,. y el único pero es que interpreta a una mujer del siglo XXI, no de principios del siglo XX. Dominic West interpreta a un hombre que se siente culpable de seguir vivo después de perder a todos sus amigos en la guerra. Y no podemos olvidar la mejor interpretación, que está realizada por Imelda Staunton, más conocida por la gran película Vera Drake, quizás lo mejor de la película.
De la música a cargo de Daniel Pemberton, que al parecer también es su primer trabajo para la gran pantalla, poco se puede añadir, pues apenas se aprecia durante toda la película, e incluso el sonido, muy efectivo en estos filmes, tampoco consigue transmitir esa angustia que uno está dispuesto a sufrir viendo este tipo de películas.
En conclusión, no puedo recomendar la película, excepto a aquellos que hayan visto poco cine o nada del genero de terror fantasmal, y es posible les sugiera algo más este para mí fallido primer filme del director Nick Murphy. Aprovecharé para recomendar algún clásico de imprescindible visionado como Al final de la escalera ó Suspense, que si son verdaderas joyas del genero.

También te puede interesar

Deja un comentario