‘La fría luz del día’: Recibir como Bruce Willis no es ser Bruce Willis

Las críticas de Carlos Cuesta: La fría luz del día


La acción, las persecuciones y la supuesta intriga de La fría luz del día supusieron, pese a todo, una interesante oportunidad para sentirme defraudado. El nuevo espaldarazo a la carrera de Henry Cavill (Inmortals), bien escoltado por Sigourney Weaver y Bruce Willis, puede valer para pasar una tarde entretenida de palomiteo. Sin embargo, te deja una gran incógnita: ¿por qué no es Bruce Willis el que está recibiendo los palos?
En la película, la familia Shaw disfruta de unas pequeñas vacaciones en España, país en el que el padre de familia (Bruce Willis) está organizando un congreso sobre arte. Henry Cavill interpreta al hijo pródigo Will Shaw, un joven empresario con una mala relación con su padre, debido al carácter rudo y sobreexigente de éste. En plena excursión marítima, toda la familia salvo Will son secuestrados. Una banda criminal contactará con el hijo para reclamar un rescate a cambio de un maletín que su padre ha robado a los delincuentes. Entonces descubrirá que su progenitor no se dedica exactamente a la organización de eventos y que sus lealtades están seriamente comprometidas.

El maletín en cuestión es un típico MacGuffin de Hitchcock para justificar la colección de golpes, disparos y agresiones que los personajes se propinarán unos a otros durante la película. La trama es sencilla, así que los espectadores poco exigentes pueden contentarse con ver violencia gratuita, muy de agradecer, mientras las chicas disfrutan de la excelente anatomía de Henry Cavill. Los que hayan acudido al cine a ver una película de Bruce Willis con Bruce Willis se llevarán una sonora decepción.
Cavill se convierte en héroe por accidente y comenzará una alocada carrera contrarreloj para conseguir un maletín que se encuentra en manos de una compañera de su padre (Sigourney Weaver). En realidad Martin Shaw (encarnado por el gran ausente de todo esto) es una agente del gobierno que tomó el maletín indebidamente y ahora paga por sus acciones. Para enmendar la cuestión, el hijo mayor se convertirá por arte de magia en un excelente investigador y una auténtico Action Man capaz de esquivar balas, disparar, huir y combatir. En su huida hacia adelante irá descubriendo turbias facetas desconocidas del pasado de su padre.
A estas alturas uno ya no se altera por la inconsistencia de una trama, por la molesta coloración de los planos nocturnos, y ni siquiera por la escasa aparición de Bruce Willis (insisto). El espectador español tiene bastante con no reconocerse en los escenarios rodados en su propio país o con preguntarse por qué cada personaje del país resuelve sus diálogos con una ristra de tacos a la menor oportunidad. Los diálogos entre ellos son extraños y la forma en la que se relacionan entre ellos inapropiadas, confusas y poco verosímiles.
En este panorama dirigido por Mabrouk El Mechri, la última esperanza que me quedaba era Sigourney Weaver, a quien su pose sobreactuada de malvada ultraeficiente, y que controla toda la situación, le da un toque muy elegante en algunos casos y ridículamente rígido en otros.
Pero en una película con Willis en cartel, si alguien no es atado a una silla para recibir un correctivo a modo de tortura es como si faltara algo. De esto último, si quieres café te dan dos tazas, y Cavill ya puede poner en el currículum que le han dado tantos palos como a un personaje de La jungla de cristal. Hasta para esto está un poco verde. Nadie pone la cara como Willis, y nadie te avisa tan bien como él de que en menos de hora y media te las va a devolver todas. Su ausencia, es el gran fraude del asunto. Así que ya sabéis. Si tenéis dudas de si ver una película o no, echadle un ojo al cartel. La persona que sale más grande, suele ser el protagonista.

Un comentario sobre “‘La fría luz del día’: Recibir como Bruce Willis no es ser Bruce Willis

  • el 29 abril, 2012 a las 12:12 pm
    Permalink

    Tenía dudas de si verla o no. Me encanta Bruce Willis, me considero muy fan de él, pero cuando vi el trailer de esta peli no me dijo nada. Pensé en verla por el mero hecho de que aparecía él pero la trama no me convencía. Y así estoy aún, pensando si gastarme el dinero en el cine o no.
    Sin embargo, después de leer tu crítica creo que voy a pasar =) Ya la veré por curiosidad cuando salga en dvd.

    Un saludo!

    Respuesta

Deja un comentario