26 edición de los premios Goya

Espectacular y musical arranque de la 26 ceremonia de entrega de los premios Goya, con Eva Hache como presentadora y anfitriona de una edición que inaugura presidente de la Academia de cine español, Enrique González Macho, quien preside en su primera ceremonia de los Goya.
Como era de esperar la gala tiene un claro toque de humor, siendo Eva una especialista en monólogos, y no iba a dejar pasar la ocasión de amenizar la gala con su “repaso de la actualidad”, aunque quizás aburre un poco que siempre, en toda ceremonia, tengamos que repasar la situación actual del estado, la crisis, independientemente tenga o no relación el monólogo con el séptimo arte.

Eso sí, meterse con los actores presentes, algo que inauguró hace muchos años Billy Cristal en los Oscars, es algo que debe estar presente en todas las ceremonias, arrancando sus picajosos comentarios hacia los actores y las actrices nominadas.
Arrancan los premios, y el ganador al mejor actor de reparto va a parar en manos de Luis Homar, por Eva, que recibe el premio quedando por encima de Juan Diego, Juanjo Artero y Raúl Arévalo.

Emotivo discurso de Homar, que tiene palabras para sus compañeros nominados. Recordando a “casi” todos los productores, jugándole una mala pasada los nervios. Primera vez que es nominado, y primer galardón, y por ese motivo le perdonamos el “larguisimo” discurso, muy por encima de la media de tiempo permitido.

Curiosamente, tras este extenso discurso, muestran un vídeo muy ameno para dar consejos a los ganadores, y el primero de esos consejos es sobre como ser breves, para que vayan al grano, y no se vayan por las ramas. Por mucho que lo avisen, siempre son largos los discursos, y recuerdan los más largos, con mucho, mucho humor.

Y siguiendo con humor, dos grandes cracks del humor presentan los “cortos”, recordando sus primeros pasos. El Goya a mejor cortometraje de ficción es para El barco Pirata, de Fernando Trullols,un corto con el trasfondo del paro, protagonizado por Raúl Arévalo.

El Goya al mejor cortometraje documental es para Regreso a Viridiana, de Pedro González, un corto que nos trae las vivencias del rodaje de la gran película de Berlanga.

Y para cerrar los premios Goya a mejores cortometrajes, el Goya al corto de animación es para Bird Boy, de Alberto Vazquez y Pedro de Rivero.

Siguiendo con el “plagio” de ideas de la ceremonia de los Oscars, Eva Hache presenta un vídeo en el que se introduce en las películas nominadas. Muy buen montaje, muy  buen resultado, pero sin nada de originalidad.

Ahora arrancan los premios orientados a los largometrajes, y comienzan con el Goya a mejor maquillaje y/o peluquería, que es para el equipo de La piel que habito.

Si el maquillaje es importante, ni qué decir de los efectos especiales, y el Goya a mejores efectos especiales es para Arturo Valseiro y Lluís Castells, por EVA. Merecido Goya para una película española que se ha enfrentado a la dificultad de hacer un film de ciencia ficción en nuestro país.

El Goya al mejor montaje es para Pablo Blanco, por No habrá paz para los malvados. Casi todas las películas que optaban a este premio estaban nominadas al Goya a mejor película, y comenzamos a ver quien se lleva más estatuillas este año.

Ahora comenzamos ya con las estatuillas que más gente cree que ya están asignadas, por haber una clara favorita… y al final, el Goya a mejor actriz revelación es para María León, por La voz dormida, por lo que no hay sorpresas, ya que todos auguraban este galardón. Ya contaba con la Concha de Plata por este mismo papel, y está dándole muchas alegrías.

Enrique González Macho, presidente de la Academia de cine, sale al escenario para el discurso anual de su cargo, y lo hace acompañado por Judith Collel (vicepresidenta) y Marta Etura. Discurso iniciado por ellas, y finalizado por Enrique, con la charla habitual sobre la crisis, crisis permanente según dicen, a pesar de haberse conseguido una mejor cuota de pantalla con respecto al año anterior, y quieren luchar por conseguir una cuota merecida para el cine español. Asumen culpa, parte de ella al menos, y quieren conseguir cambiar la imagen que tienen muchos espectadores hacia el cine español, que provoca que rechacen el cine patrio, y acuda a ver producciones extranjeras a pesar de conseguir que el cine español esté presente en festivales de todo el mundo, e incluso tengamos representación en los Oscars. El presidente concluye hablando de los cambios, tanto económicos como tecnológicos, y que se busque como objetivo mejorar y enriquecer los modelos existentes. Piden prudencia sin abandonar las vías emergentes que marcaran parte de nuestro futuro, y reiteran las normas de convivencia en Internet. Hoy por hoy, la totalidad de la economía del cine provienen de las salas, DVD, y otras formas de comercialización, pero desgraciadamente no entra ahí Internet. Quieren conseguir que el cine consiga economía de las redes, y que se investigue y se invierta para un futuro más o menos productivo. Pero de su largo discurso me quedo con unas frases que me han gustado: “El cine español no es un género”, y “trabajemos con honor y con orgullo”.

Y tras un largo discurso, un poco de humor, y continúan con los consejos para recoger un Goya, ahora recomiendan “ensayar en casa”, aprendiendo qué premios se van a entregar, leerse antes el discurso, aprender a abrir sobres…

Eva Hache se mete con el discurso presidencial, por su “ritmo”, con sarcasmo comparándolo con un festival de alegría, y el “acierto” de salir a tres. La presentadora da paso a El Langui, quien ya tiene dos Goyas, y ameniza con RAP la ceremonia, pues no todo va a ser ceremonial y un poco de humor… y al cantante y actor le acompañan diversos actores españoles que se arriesgan a cantar RAP, aunque no sea lo suyo.

Y con este ritmo se entrega el Goya a la mejor canción original, que es para Nana de la hierbabuena, de Carmen Agredano por La Voz dormida, una canción que recuerda a Morente.

Leonor Watling y Paco León entregan el Goya a la mejor Música Original, que es para Alberto Iglesias, por La piel que habito. El compositor sigue arrasando en todas las ceremonias, y ojalá se lleve el Óscar por su composición para El topo.

Y los mismos presentadores entregan el Goya a mejor sonido a Licio Marcos de Oliveira e Ignacio Royo-Villanova, por No habrá paz para los malvados.

Clara Lago y Ernesto Alteiro presentan el Goya a mejor actriz de reparto, que es para Ana Wagner, por La Voz dormida. Parece que una de las películas favoritas comienza a coger ritmo, y al fin la actriz ve recompensado su trabajo.

Ingrid Rubio y Antonio Resines entregan el Goya a mejor dirección de producción, que cae en manos de Andrés Santana, por Blackthorn. Merecido Goya pues la película consigue tener la apariencia de gran producción a pesar de los pocos medios con los que ha contado. Una película rodada a 4.000 metros de altura, un esfuerzo del equipo español, boliviano, argentino y uruguayo, entre otros, que hace de este premio un premio de equipo.

Tras un ameno monólogo de la presentadora, repasando los “falsos” mensajes recibidos por twitter, de famosos, actores, futbolistas… llega el turno de conocer el Goya a mejor guión original, que es para Enrique Urbizu y Miguel Gaztambide, por No habrá paz para los malvados. No es la primera vez que ambos trabajan juntos, y el resultado, como anteriormente, es impecable. Merecido galardón para una película que coge ventaja en el palmarés.

El Goya a mejor guión adaptado es para Ángel de la Cruz, Paco Roca, Ignacio Ferreras, por Arrugas. Una historia fascinante y necesaria, basada en el cómic original de Roca, que nos muestra una conmovedora historia sobre el alzheimer. Un proyecto arriesgado que ve su recompensa esta noche.

Seguimos con los consejos para los invitados a los Goya, y piden “ser ellos mismos”. Corbacho da consejos y recuerda sus galas anteriores, sobre cuando vistió de amarillo, decidió los estampados, y acabó disfrazado de Goya.

Marta Etura y Eduardo Noriega presentan el Goya a mejor director novel, recordando a otro directores que empezaron ganando esta galardón y ahora tienen una gran carrera a sus espaldas, y por delante. El Goya es para Kike Maíllo, por Eva. Un premio muy relevante para el director, pues demuestra que no es sólo una gran obra de ciencia ficción repleta de efectos especiales. Las doce nominaciones y los Goya que está recogiendo seguro que hace que tenga una nueva vida comercial, pues el público no respaldó como se merecía esta película.

El Goya a mejor dirección de fotografía es para Juan Ruíz Anchía, por Blackthorn. Sin destino. Recoge el premio su hija, pues él está en Estados Unidos, pero le ha dejado una carta para que agradezca el premio. Se acercan los premios “gordos” y los nervios están a flor de piel.

Tras el clásico y necesario homenaje a quienes nos han dejado durante el año anterior, con aplauso permanente de los asistentes a la ceremonia, cambio de registro para que Jorge Sanz y Victoria Abril entreguen el Goya a mejor interpretación femenina, que cae en manos de Elena Anaya, por La piel que habito. Seguramente el papel más complejo al que ha tenido que enfrentarse la actriz.

Por el momento, las cuatro favoritas empatadas a tres premios cada una de ellas. Santiago Segura, que tiene la película más taquillera española del 2011, y no española, ofrece un monólogo ameno y distendido, de lo mejor por ahora de la gala, se mete con todos, y dice las cosas como son.

El Goya a mejor actor revelación es para Jan Cornet, por La piel que habito. En breve veremos al actor en la nueva película made in Hollywood de Rodrigo Cortés, pero antes recibe esta alegría. Agradece al director manchego la oportunidad, y demuestra que está emocionado en cada una de sus palabras y sus agradecimientos. El actor, con un papel muy bien desarrollado, le va a faltar tiempo para su discurso, o bien se va fuera de tiempo por mucho, pero ¿quien para a un galardonado? Mañana lo más comentado será lo que han permitido prolongar los discursos, y comprendemos que tengan que agradecer a mucha gente, pero cuando se retransmite con la intención de terminar a las 0 horas, y pasada esa hora todavía quedan premios importantes por dar, por no decir los más relevantes, quizás sería hora de plantearse acortar a los galardonados como si en el programa “59 segundos” estuvieran.

Y ahora llega el momento de otorgar el Goya de honor 2012 a la directora Josefina Molina, con un vídeo homenaje a su obra. La directora, con gripo, manda unas palabras para que se escuchen en la ceremonia, y os recordamos que este premio se entregó en la fiesta previa a los Goya, hace unas semanas. Las presentadoras del galardón lee una carta que ha mandado para completar lo dicho en la grabación.

Eva Hache entrega el Goya al mejor largometraje de animación, y para ello se acompaña de Tadeo Jones, un personaje animado que vemos en la pantalla de la sala, y ofrecen una espectacular secuencia animada al más puro estilo Indiana Jones (de ahi el nombre) para conseguir hacer llegar el sobre con el galardonado a la presentadora. El Goya cae en manos de la película Arrugas, la cual consigue su segundo Goya esta noche. Confiamos que la película consiga tener una nueva oportunidad en los cines, pues ha sido estrenado hace no excesivamente mucho tiempo, pero no ha tenido la acogida que se merecía. Teniendo en cuenta que sigue en los cines, y no necesita ser reestrenada, recomendamos ir a las salas para apoyar esta interesante apuesta animada española.

El Goya a mejor dirección artística es para Juan Pedro de Gaspar, por Blackthorn. Sin destino. Película que ha pasado desapercibida en los cines, que ya está a la venta en DVD y Blu-Ray, y de la que mucha gente  es la primera vez que oyen hablar. Esperemos ahora tenga una nueva vida en los comercios y vea recompensado el esfuerzo de otra forma además de en premios. Curiosamente, va a ser una de las más galardonadas.

El Goya a mejor diseño de vestuario es para Clara Bilbao, por Blackthorn. Sin destino. Sorprendente la noche de éxitos de esta película, que está cogiendo por sorpresa. Hace unas horas comentaba que me gustaría se llevara algunos Goya para poder ser conocida por el público en general que no se ha enterado, y estoy alegre de ver que ha conseguido saltar a los titulares por llevar, en estos momentos, el mayor número de Goya de la noche, compartiendo el honor con la película de Almodovar.

Y ahora pasamos a la mejor película documental, y el Goya es para Escuchando al Juez Garzón. Temas políticos y de actualidad a un lado, curioso este Goya en un momento en el que el juez está en boca de todos. Y si de por sí este premio ya tenía su “polémica”, un espontáneo sale al escenario para reclamar que los productores acudan a Extremadura a rodar sus películas y sus Westerns. La directora compara la situación actual del juez con la película No habrá paz para los malvados.

Últimos consejos para los galardonados con un Goya, y ahora recomiendan no excederse en las fiestas posteriores, así como tener cuidado con lo que se apuestan si ganan uno.

Se acerca la recta final, bastante fuera de tiempo, y ahora toca el turno al Goya a mejor largometraje europeo, que es para The Artist. Un premio al que optaban grandes directores, y acaba en manos de la favorita al Oscar, que tiene hasta el Collar de Oro al mejor actor canino. Una película fácil de entender pues es muda, y no necesita doblaje.

Y ahora es el turno al Goya a mejor largometraje iberoamericano, que es para Un cuento chino, de Argentina. Curiosamente, el encargado de leer este galardón es Ricardo Darín, protagonista de la cinta.

00:38 de la noche. La gala está comenzando a hacerse pesada, los discursos cada vez más largos, pero hay que aguantar por los galardones más esperados… y para ello ofrecen otro vídeo de la presentadora introduciéndose dentro de otra de las películas nominadas. Al menos es un soplo de aire fresco para despejarnos, pero hay que admitir que se nota que no hay descansos para levantarse para ir al aseo o a la cocina.

La actriz mexicana Salma Hayek no se ha llevado un premio, pero presenta el Goya a mejor interpretación masculina, que es para José Coronado, por No habrá paz para los malvados. Finalmente se ha impuesto a sus otros grandes rivales en una noche en la que realmente estaba difícil escoger un ganador, pero las apuestas iban por aquí, y es que ha hecho el papel de su vida, desplegando todo el poder interpretativo que posee. 25 años ha costado al actor conseguir este premio, que ya parecía se le resistía, pero nos alegramos muchos por él.

Y ahora sí, toca el turno al Goya a mejor director, y la presentadora explica la diferencia entre el Goya a mejor director y mejor película, y lo define muy bien, indicando que tan sólo se diferencia en quien recoge el premio, pues suelen ir de la mano. Y al final, el ganador del premio a la mejor dirección es para Enrique Urbizu, por No habrá paz para los malvados. Primer Goya para el director, y por ahora una película que coge ventaja como la ganadora de la noche,… a falta del premio gordo.

El Goya a mejor película, el más esperado de la noche, el que callará muchas bocas, es para No habrá paz para los malvados. Clara triunfadora de esta noche, con 6 premios de las muchas candidaturas con las que contaba.

Aquí concluye la noche del cine español, y ahora queda por disfrutar todo un año 2012 de buen cine hasta la próxima ceremonia.

También te puede interesar

8 comentarios sobre “26 edición de los premios Goya

  • el 19 febrero, 2012 a las 10:38 pm
    Permalink

    Disfruto con los goya. De verdad. Siempre que puedo lo veo. Me hace gracia ver:

    1) El cine es malo, pero la gala ni siquiera está a su altura(por ejemplo, los chistes de Eva H con el twitter….lol, no se reía ni dios)

    2) Me gusta ese aire que trata de huir de comparaciones con hollywood. Me gusta….porque mientras lo dicen, hacen justo lo contrario

    3) El discurso del director de la academía, siempre, sea quien sea, pretende decir algo que llegue a la sociedad…. me meo de la risa. LLevan 10 años diciendo que todos somos internet

    4) Los que intentan ser graciosos y no lo consiguen y los que se lo toman en serio. me gustan todos. Me parecen malos en su trabajo y malos hciendo esto.

    Si, disfruto viendo que la salud del cine español es de tanatorio.

    Respuesta
  • el 19 febrero, 2012 a las 10:52 pm
    Permalink

    La verdad es que es una gala como todas, cambiando los títulos de las películas. Aburren los discursos donde se critíca que no se ve cine español por culpa de internet, que si la gente tiene odio hacia el cine español… así que coincido contigo ahí. De hecho, me río más con los monólogos de la presentadora en su programa habitual que aquí, pues no veo sentido en meter "gracias" de Guti en esta noche de cine. Seguiremos retransmitiendo…

    Respuesta
  • el 20 febrero, 2012 a las 8:38 am
    Permalink

    En España sí que se han hecho buenas películas (este fin de semana en algún suplemento han sacado las 100 mejores películas del cine español, y casi todas son bastante buenas), ….pero salen con cuentagotas, y el resto son muy prescindibles…aunque financiadas con nuestro dinero

    Respuesta
  • el 20 febrero, 2012 a las 9:02 am
    Permalink

    Eva H me cae como una patada en los mismísimos. No la aguanto. Sobra decir que no vi la ceremonia.

    Respuesta
  • el 20 febrero, 2012 a las 12:37 pm
    Permalink

    "100 peliculas y casi todas son muy buenas"

    Eso que es ¿el principio de un monólogo de humor? Con dificultad hay 100 películas en toda la historia del cine español, que merezcan la pena. Este año, de todo lo que he visto, salvo No habrá paz…(que no la he visto y tengo buenas referencias) no hay ninguna que merezca la pena considerar. Vaya, como casi siempre.

    Respuesta
  • el 20 febrero, 2012 a las 5:18 pm
    Permalink

    Uy, más que suficiente. Incluso recuerdo mis tiempos de juventud en los que, infeliz, pagaba por ver la basura patria. Harto de realidades sociales, de malas interpretaciones, de gente enfadada, de desnudos forzados, de la guerra civil, de malas producciones, de malas postproducciones, de guioens malos y de guiones desaprovechados. Harto de directores caducos encumbrados a sabe dios qeu cima y de directores noveles de los uqe uno siempre se pregunta ¿si tu referencia es John Ford, poruqe haces este pedazo de M…. que no lo soporta ni tu madre?… Harto de cómicos sin gracia, cómicos zafios y cómicos inteligentes. Harto y más harto me quedo en mi casa rogando porque algún día pase con el cine lo que ha pasado con el baloncesto y que estemos a la altura de los mejores, que podamos competir, o en este caso divertir. Si antes de morir veo una película española sobre la guerra civil que no me haga querer arrancarme los ojos, me daré por satisfecho(y no me vale el laberinto del fauno, donde, pese a que es una película española, su creador, extranjero y con una visión única,es capaz de aportar un punto de vista imposible de comprender por un director español)

    Respuesta

Deja un comentario