‘Detrás de las paredes’: Mucho giro argumental mezclado con nada de terror

Las críticas de Óscar M.: Detrás de las paredes

Una feliz familia (formada por Daniel Craig y Rachel Weisz) descubre que la casa donde se acaba de mudar ha sido anteriormente habitada por un maníaco que asesinó a toda su familia, no tardarán en aparecer los recuerdos y los fantasmas de los anteriores inquilinos cuando la familia se vea acosada por una misteriosa figura nocturna.
La premisa, que puede parecer interesante en un principio, se diluye tan rápido como pasan los títulos de crédito iniciales y la película tiene un olor a El sexto sentido que se ve venir desde las primeras escenas con Daniel Craig en la ciudad.

Detrás de las paredes bien podría ser la continuación de aquel engaño comercial llamado en España La casa (cuyo título original en inglés era Cold Creek Manor), con Sharon Stone y Dennis Quaid. Ambas comparten la misma premisa, el mismo estilo de tráiler (y de póster) y la misma decepción: prometen una película de terror y, cuando se descubre el origen del misterio, no es nada terrorífico ni sobrenatural.

En aquella ocasión el causante de la inestabilidad familiar era (un anabolizado) Stephen Dorff, que acosaba a la familia porque quería recuperar su hogar de la niñez. En esta películas son los abdominales de Daniel Craig los que destacarán y distraerán al personal femenino; aunque en las escenas exteriores esté nevando, el protagonista está por casa sin camiseta.

Pasada la primera hora, el giro argumental vuelve al argumento tramposo y mentiroso, pero todo empeora cuando comienzan a sucederse giros argumentales inverosímiles que complican la historia hasta tal punto que el espectador no sabe si lo visto previamente era verdad, mentira, realidad o imaginación del protagonista.
Hasta el momento no se conoce cuál era la versión del director, Jim Sheridan, quién ha renegado de la película y solicitado (en varias ocasiones) que se elimine su nombre de los títulos de crédito, algo que no ha conseguido, de momento.

Todo comenzó cuando Sheridan volvió a rodar nuevas escenas desviándose del guión, lo que provocó que la productora, Morgan Creek, tomase el control de la película en la sala de edición, dejando al director al margen del proceso.

El visionado de la película hace pensar que el guión era muy diferente en sus inicios y que los efectos que pueden verse en la película han sido hechos tras la salida de Sheridan. En cualquier caso, la última media hora se resiente mucho, dejando al espectador absorto ante tanto cambio de género y tanta incoherencia argumental.
A Detrás de las paredes no se le puede negar que no vaya a sorprender al público, es totalmente impredecible, pero en sentido negativo. A veces parece ser una película de suspense, otras intenta ser de terror, tiene retazos de drama social y lo peor, sobre todo, es la inclusión de elementos fantásticos y sobrenaturales. Todo ello, por supuesto, bien salpicado de recurrentes planos del musculado abdomen del protagonista, que tiene que justificar el tiempo que pasa en el gimnasio de alguna forma.
Ni siquiera las interpretaciones de los protagonistas consiguen salvar la película, aunque correctas, tanto Rachel Weisz como Naomi Watts, no consiguen destacar porque los vacíos argumentales han dejado personajes planos, sin justificación, diálogos sin terminar y escenas incoherentes. Sobre todo en la primera parte de la película, donde el esfuerzo por mantener el misterio acaba por exasperar al espectador, que espera respuestas y sólo encuentra silencios en las escenas.
Daniel Craig consigue demostrar que sabe hacer algo más que pelear contra alienígenas al estilo de James Bond e intenta llevar el peso de la película, pero ni la dualidad interpretativa de la película consigue que el espectador quede satisfecho con el producto final, sobre todo porque su personaje, en el tramo final, realiza actos incoherentes (aunque muy predecibles) que desmontan toda su actuación.
Es bastante comprensible que la película no haya conseguido ni recaudar la mitad de los 55 millones de dólares que ha costado estrenar semejante despropósito; a pesar de todo, hay que dar la enhorabuena a Morgan creek por hacer un tráiler que poco tiene que ver con el verdadero argumento final de la película.

También te puede interesar

Un comentario sobre “‘Detrás de las paredes’: Mucho giro argumental mezclado con nada de terror

  • el 29 octubre, 2013 a las 7:53 pm
    Permalink

    Creo que es un cinta, de esas que puedes ver un fin de semana que no tienes nada que hacer en casa. Detrás de las paredes, es una buena película de suspenso de Jim Sheridan, entre los aciertos que le encontre está Naomi Watts y Daniel Craig. Saludos.

    Respuesta

Deja un comentario