Juan Carlos Fresnadillo nos presentó ayer ‘Intruders’ en Madrid

Ya queda menos para poder disfrutar en los cines de la última película de Juan Carlos Fresnadillo, Intruders, que llega a las pantallas el próximo 7 de octubre. Pero ayer tuvimos la oportunidad desde No es cine todo lo que reluce de poder disfrutar de un pase excepcional, donde pudimos ver la película y compartir opiniones sobre la misma, además de conocer en persona al propio director.

Antes de nada aprovecho para agradecer desde nuestra página a Universal Pictures International la posibilidad de asistir a dicha proyección, así como a todo el personal presente que nos recibió con una cálida bienvenida. Pero no menos especial es nuestro agradecimiento a Juan Carlos Fresnadillo, quien nos recibió a todos los asistentes con una sonrisa, nos explicó los entresijos de la película, de sus inicios, del guión, de las dificultades para sacarla adelante, de su protagonista Clive Owen, del rodaje, del montaje e incluso de la música, así como su presentación abriendo el Festival de San Sebastian.

Desde luego que ver la película con una introducción del propio director, y la posterior charla-coloquio con Fresnadillo, teniendo la posibilidad de que el creador de la misma te aclare todas las dudas del filme, no tiene precio. No puedo decir demasiado de la charla que mantuvimos con él, pues desvelaría partes de la trama de una película que merece ser vista sin conocer demasiado lo que veremos en el cine, de ahí que la crítica que publicaremos en breve vaya orientada más a lo que transmite y como se ha realizado, que a la trama y las escenas en sí.

Juan Carlos Fresnadillo, conocido por todos por su gran secuela 28 semanas después, la cual considero una grande del genero, realiza una película, que el mismo nos anticipa no es de terror, a pesar de parecerlo, sino que la enfoca más en el suspense, y que además consigue durante todo su metraje, y con lo que estoy de acuerdo.

He de reconocer que la película me mantuvo expectante, pero a la vez con la sensación de saber cuál iba a ser el resultado final, y me sorprendió, quizás me pasé de listo, no sé, no me lo esperaba así, y la sorpresa fue agradable, por no ser lo que esperaba. Con esto no quiero decir que sea una obra maestra ni mucho menos, pero si una película más que aceptable, eso sí, que nadie se esperé “terror” porque no lo hay.

Si El Orfanato nos sorprendió como un drama cuando nos vendía terror, El laberinto del Fauno, con una historia del Fantastico, Intruders lo hará de igual manera en el suspense. Referente a las malas críticas que esta teniendo, os puedo decir que es por esperar algo que no es, quizás al compararla con las anteriores que he comentado, es otro error, púes no tienen nada que ver. Mi consejo sería dejarse llevar hasta el final sin esperar nada, y luego sacar las conclusiones que queramos.

Durante la charla-coloquio Fresnadillo nos contó los entresijos, problemas del rodaje con los niños, la sensación de buen actor y mejor persona de Clive Owen, y los problemas de la resolución final, que en principio era más larga y por lo tanto lenta, y les costó coger el ritmo adecuado para concluir sin alargarse demasiado. El mismo director nos revela que dependiendo de la acogida que tenga el filme, existe la probabilidad de una posible secuela.

Por supuesto hubo tiempo para hablar de 28 semanas después, curiosidades producidas en el set de rodaje, en el cuál se lo pasaron corriendo de acá para allá, y como se divirtieron, con anécdotas con Robert Carlyle. Incluso nos avanza Juan Carlos que Boyle está trabajando en la tercera parte, y que estará encantado de echarle una mano.

Un diez para el equipo de Universal, el cuál nos hizo como siempre nuestra estancia más agradable, así como para Juan Carlos Fresnadillo, por ser el gran director que ya es, y una gran persona, y al que le deseamos continúe elaborando éxito tras éxito, como ya viene haciendo hasta la fecha.

También te puede interesar

Deja un comentario