Sony quiere que todos compremos las gafas 3D

Del cine en 3D todavía hay mucho por hablar, pues es un formato que tiene muchos detractores y muchos fans, y los que se lucran, sobre todo, son los estudios que pueden vender las entradas más caras y ofrecer un valor añadido para frenar la piratería que, por ahora, es incapaz de “robar” películas en 3D para verlas en los hogares. Ahora bien, aunque este tema ya lo trataremos con más detalle próximamente, lo que queda claro es que cuando los estudios de cine descubrieron que podían ganar más dinero si estrenaban todas sus películas en 3D, la industria tuvo que averiguar quién tendría que pagar para convertir las pantallas a 3D, así como asegurarse de suministrar gafas 3D para los espectadores.
Muchos somos los que conocemos a propietarios de salas de cine, y sabemos como funciona, en parte, todo esto, pero por si acaso, hay que dejar clato que han sido los propios cines quienes han acabado teniendo que pagar por todo, aunque algunos estudios han ayudado con parte de los gastos.
Hoy nos enteramos que Sony Pictures, al menos a nivel de Estados Unidos, y pendientes de confirmación de lo que se hará en España, ha notificado a los propietarios de los cines que ya no pagaran por las gafas 3D a partir del 1 de mayo de 2012. Normalmente, el gasto de un estudio de cara a una gran película puede suponer entre 5 y 10 millones de dólares en gafas 3D, por lo que Sony espera que seamos notrosos, los espectadores, los que compremos nuestro par de gafas 3D en el cine, y las guardemos con cuidado para poder reutilizarlas en próximas películas, en vez de que nos “presten” un par de gafas que acaban siendo recicladas.

Lo que está claro es una cosa, que o bien se centran en hacer que podamos comprar unas gafas y que nos sirvan para todos los cines, o no tiene sentido que tengamos que pagar alquileres por unas gafas que después hay que devolver, y para colmo sean recicladas. Muchos cines ya venden sus gafas y te las puedes llevar, pero sólo son compatibles con las mismas pantallas 3D que las de ese cine, por lo que deberías pasar por caja de nuevo en otro cine… y acabar con un cajón repleto de “gafas de sol” inútiles para el verano.
Hace unos meses os comentabamos que los estudios buscaban diferenciarse junto con las empresas que diseñan y ofrecen las gafas 3D para dar un pequeño lavado de imagen, pues no es ningún secreto que a mucha gente les parece incomodo llevar dichas gafas en el cine, y si a eso le sumamos la falta de estética, puede ser hostil ponerselas ante ciertas situaciones o ciertos sectores de los espectadores, que buscan estar a la moda. Es por eso que las compañías veían opciones para encontrar diseños más de moda que la gente pudiera estar orgullosa de llevar en los cines… lo que sería otra forma de obtener ingresos, vendiendo gafas personalizadas para los diversos tipos de usuarios o promocionales para ciertas películas, como ya os mostramos aquí, por ejemplo.

Fuente: THR

También te puede interesar

2 comentarios sobre “Sony quiere que todos compremos las gafas 3D

  • el 28 septiembre, 2011 a las 3:13 pm
    Permalink

    En los cines de Max Ocio, en Barakaldo, ya funciona este sistema. Las gafas cuestan 1€ y te las llevas a casa. La principal ventaja es que la entrada es más barata que en el resto de cines 3D, solo hay que acostumbrarse a guardar las gafas y llevarlas la próxima vez.

    Respuesta
  • el 28 septiembre, 2011 a las 3:53 pm
    Permalink

    Pues no es mala idea, el problema es la estandarización del sistema. No se pueden tener mil gafas distintas. Si se consigue se podrían hacer gafas promocionales del tal película o cual, o gafas normales, o gafas "fashion" y tenerlas guardadas. Podrías ser mejores o peores. Pero pensando en esto y como esta diseñado el mundo hoy en día… seguro que sera esto mismo pero con gafas sin reutilizar. A consumir se ha dicho!

    Respuesta

Deja un comentario