Habrá juicio por los derechos de emisión de los Globos de Oro

Un juez determinó hoy que habrá juicio en el caso sobre los derechos de emisión de los Globos de Oro al encontrar que existen “numerosas disputas genuinas” entre los creadores de los premios y los productores de la gala, que tendrán que ser dirimidas ante un tribunal.



La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, por su sigla en inglés), entidad que concede los famosos galardones de cine y televisión, demandó en noviembre a la compañía Dick Clark Productions (DCP), encargada de organizar la ceremonia durante casi dos décadas, por incumplimiento de contrato.



La principal queja de HFPA es que DCP firmó de forma unilateral una renovación del contrato con la cadena de televisión estadounidense NBC para continuar retransmitiendo los Globos de Oro en años sucesivos.

“DCP actúa como si tuviera el derecho exclusivo sobre las licencias de emisión de los premios Globos de Oro sin el conocimiento o la autorización de la HFPA”, expuso la asociación en su demanda.

El problema radica en el contrato firmado por ambas partes en 1993 que aparentemente otorga a DCP derechos perpetuos para encargarse de la entrega de premios siempre que pudieran cerrar un acuerdo de emisión con NBC, explicó la revista Variety.

En su pronunciamiento de hoy, la juez Valerie Baker Fairbank rechazó partes de las mociones presentadas por HFPA y DCP en sus argumentaciones y estableció como fecha para inicio del juicio el próximo 30 de agosto.

El contrato entre HFPA y DCP expiró después de la celebración de la pasada ceremonia de los Globos de Oro en enero y en éste se estipulaba que la productora se queda con el 50 por ciento de los ingresos netos que genera la gala.

NBC pagó 13,3 millones de dólares por la retransmisión, según cifras del diario Los Angeles Times.

HFPA denunció que antes de renovar su contrato con DCP, la productora había firmado un nuevo texto de forma unilateral con NBC para asegurarse las emisiones de los Globos de Oro desde 2012 hasta 2018 por una cantidad que oscila entre los 17 millones de dólares que percibirá en 2012 hasta los 26 millones que ganará en 2018.

La HFPA considera que esas cantidades son inferiores a las que se podrían haber conseguido.

Además en la demanda se indicó que DCP trata de “explotar la marca a través de las licencias digitales, campañas publicitarias y acuerdos con patrocinadores” sin consentimiento de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

También te puede interesar

Deja un comentario