‘Cowboys & Aliens’: Entretenimiento correcto, previsible y poco destacable

Las críticas de Óscar M.: Cowboys & Aliens

Un hombre (Daniel Craig) se despierta en medio del desierto del viejo oeste americano, no sabe ni su nombre ni cómo ha llegado allí y lleva un brazalete metálico adherido a la muñeca. Los problemas no tardan en aparecer, pero, cuando unos alienígenas atacan el pueblo al que ha llegado y su brazalete es la única arma para hacerles frente, comenzará la búsqueda de respuestas.
La fusión entre el género de ciencia ficción y el oeste nunca ha dado buen resultado, ni en taquilla ni en número de espectadores, y Cowboys & Aliens no va a ser una excepción. La mezcla de géneros resulta tan extraña y, a priori, tan incompatible que es muy poco probable que ésta tenga éxito donde otras han fracasado.

En concreto porque la película tiene todos los tópicos del cine del oeste americano (el pueblo, el niño, la chica pistolera, el malvado hijo de papá, el fugitivo, el sheriff…) y del cine de ciencia ficción de extraterrestres (las abducciones, los alienígenas enfadados que quieren invadir La Tierra y sus experimentos con humanos…).
Argumentos y puntos en común que ya hicieron fracasar a películas como Wild wild west, Mundo futuro o series como Firefly (y su continuación en forma de película llamada Serenity). Todas las anteriores tienen su público y sus defensores, pero ninguna son grandes éxitos de dinero del gran público; a pesar de que algunas están muy bien consideradas en su conjunto.
La película no es ni innovadora ni tan espectacular como promete el tráiler (que desvela la mayor parte del argumento), es más, es previsible y típica, pero no por ello menos entretenida. Cumple perfectamente su función como adaptación cinematográfica para entretener a la audiencia, pero se aleja mucho de ser una buena película.
En su contra juega el hecho de haberse retrasado un mes el estreno (para no competir con los grandes estrenos veraniegos y asegurarse así un poco de recaudación en taquilla); a su favor cuenta con el público que ya ha visto los demás estrenos y que huye despavorido de peores adaptaciones o de re-escrituras bárbaras.
Sin embargo Cowboys & Aliens no va a destacar ni por su fotografía, ni por su guión, ni por su música ni por sus interpretaciones. Y no es que éstos estén mal sino porque están correctos, excesivamente correctos. Jon Favreau ha hecho una película absolutamente correcta, pero, al mismo tiempo, lineal, previsible y sin personalidad propia.
Lo único destacable es el realismo del vestuario (absoluta y totalmente imprescindible para dar credibilidad a la historia) y que, por fin, Harrison Ford interpreta a una personaje de su edad real, demostrando que la aberración que cometieron en la última película de Indiana Jones no se va a volver a repetir, ofreciendo un personaje realista y acorde con sus años.
El caso contrario es el de Daniel Craig: monta a caballo sacando pecho y apretando abdominales, parece que no ha podido quitarse de encima el “estilo Bond” y aquí queda patente que, luche contra terroristas o contra alienígenas, él (a pesar de su estatura) siempre está por encima de los demás.

A pesar de los (básicos) errores de guión (anacronismos e incoherencias narrativas), de los (poco sutiles) guiños cinematográficos (el personaje de Daniel Craig se pasa media película recogiendo su sombrero) y de los (poco desarrollados) personajes secundarios, el público quedará satisfecho tras las casi dos horas de entretenimiento.

También te puede interesar

Un comentario sobre “‘Cowboys & Aliens’: Entretenimiento correcto, previsible y poco destacable

  • el 31 agosto, 2011 a las 3:47 pm
    Permalink

    Pues no me moría por verla, pero la mezcla de géneros resultaba interesante. Outlander mezclaba a los Vikingos con Extraterrestres y me gustó bastante. De todas formas le daré la oportunidad del DVD cuando salga.

    Respuesta

Deja un comentario