Una gran historia de espías: ‘El caso Farewell’

Las críticas de Jose A. Murillo: El caso Farewell

Moscú, a principios de los 80, en plena Guerra Fría. El coronel del KGB Sergueï Grigoriev se siente defraudado por el régimen de su país y se propone derrocar el sistema. Se pone en contacto con un joven ingeniero francés destacado en Moscú, de nombre Pierre Froment. Las informaciones altamente confidenciales que éste le suministra no tardan en despertar el interés de los servicios secretos occidentales.

Christian Carion es el director que nos sorprendió con una gran película como fué Feliz Navidad (Joyeux Noël) en el 2005, y ahora lo vuelve a hacer con El caso Farewell, basada en el libro Bonjour Farewell de Serguei Kostine, que nos cuenta una historia de una forma simplista y que desde el primer fotograma nos atrapa, sin llegar a ser espectacular como las grandes superproducciones de Hollywood, entreteniendo durante sus casi dos horas de metraje.

Con momentos de tensión sin exagerar, traslada la tensión al espectador en todo momento. Nos mete de lleno a principios de los ochenta, estando muy bien ambientada, tanto por las localizaciones como por el atrezzo y el vestuario. No faltan los momentos cómicos, protagonizados por los personajes políticos como Regan (Fred Ward), con un pequeño homenaje a John Ford de un par de secuencias de la pelicula El hombre que mató a Liberty Vallance.

La banda sonora de Clint Mansell es muy simple pero eficaz en los momentos que tiene que serlo, utilizando temas de Queen en algún momento. La película tiene momentos dramáticos, cómicos, y otros muy duros, que combinan perfectamente a lo largo del metraje, haciendo que este fluya de una manera constante y precisa. Y llegando al desenlace, donde adquiere unos momentos de verdadero climax final. Me gustaría señalar una frase que pronuncia el personaje interpretado por Willem Dafoe y que dicha hoy en día, queda muy actual en los momentos que vivimos “Ninguna Democrácia funciona, sin la confianza del pueblo”.
Los actores protagonistas están sensacionales, sobre todo el protagonista Emir Kusturica, retratados de una forma natural, con sus emociones cotidianas y preocupaciones familiares, luchando tanto dentro como fuera de sus hogares, lo cuál hace que nos acerque más si cabe a estos. Sin olvidar al otro protagonista Guillaume Canet, el cuál interpreta a una persona frágil y sensible. Especial mención a David Soul, Diane Kruger ó Willem Dafoe en su papel como Director de la CIA.
En conclusión, una gran película, recomendada a todo amante del buen cine, tanto histórico, como de espionaje o de la guerra fría.

2 comentarios sobre “Una gran historia de espías: ‘El caso Farewell’

Deja un comentario