La música de Star Wars. Parte 3: El Retorno del Jedi

La música de Star Wars.
Parte 3: El Retorno del Jedi

Para finalizar este especial dedicado a la música de Star Wars, vamos a comentar la banda sonora, también en edición especial 2CD’s, de la última entrega de la saga original: El Retorno Del Jedi. Si bien a menudo la película ha sido calificada como la más floja dentro de la excelencia cinematográfica de la trilogía original, dentro de su banda sonora encontramos la línea continuista que había construido John Williams a lo largo de los dos scores anteriores de manera sólida. Sin embargo, también encontramos, como no podía ser de otra manera, innovación suficiente para crear tanto grandes momentos de nueva creación como pequeños guiños a su propia composición cuando la acción regresa a lugares conocidos para atar todos los cabos sueltos.

Tras la fanfarria de Twenty Century Fox y el archifamoso tema principal, la acción nos lleva a un punto perdido del espacio donde los acordes imperiales nos asaltan de repente como en una continuación de El Imperio Contraataca. Sin embargo, y en mi humilde opinión, ya se adivina aquí que el protagonismo maligno no recaerá en Darth Vader tras cierta contención en las formas sonoras del tema del lord Sith.

Tras este primer episodio, la acción cambia radicalmente de tercio recordando inmediatamente al score de Una Nueva Esperanza cuando encontramos a los androides C-3PO y R2D2 de nuevo en las arenas de Tatooine. Aquí encontramos el motivo musical de Jabba, el gángster galáctico donde Williams demuestra como describir a la perfección a un personaje con una sola línea melódica, en este caso basada en la tuba y el trombón.

Dentro del palacio de este depravado ser encontramos motivos que se alejan de la orquestación más clásica para abrazar usos novedosos de las secciones de metal y un nuevo guiño a uno de sus géneros adorados: el swing. De nuevo la figura de Leia y el tema de amor marcan el reencuentro entre ella y Han. Un guiño a la Fuerza marca la entrada de Luke en escena lo que nos lleva a una trepidante secuencia en su enfrentamiento con el monstruoso Rancor.

La acción de esta primera gran escena musical, acaba en el accidentado rescate de Han y la huida de Tatooine. Williams mantiene hábilmente la acción mediante una orquestación viva y más que correcta y la ocasional aparición de algunas figuras conocidas como el tema de la Alianza Rebelde, siendo la mejor parte la culminación final de la escena, de manera magnificente.

De nuevo en el lado imperial, descubrimos quien está detrás de la maldad que se respira en los acordes. El tema que John Williams dedica al emperador Palpatine se adivina aquí al mismo tiempo que nuestros oídos se erizan ante el poder evocador de la sección de viento más grave de toda la saga.

Tras un interludio en Dagobah, representado por rendiciones minimalistas del tema de Yoda y del de Obi-Wan, la acción recobra fuerza narrativa gracias a la prevalencia del viento que Williams convierte en una llamada a las armas para representar los preparativos del ataque final de la Alianza Rebelde contra el Imperio Galáctico.

Una vez en Endor, Williams nos deleita con la primera rendición de su tema para los pequeños, y en ocasiones denostados hasta que apareció Jar-Jar Binks, alienígenas: los Ewoks. Sorprende encontrar figuras menos densas en cuanto a contenido en esta última parte del CD, como se deja notar durante la persecución por el bosque, hecho que posiblemente se debiera a la intención de George Lucas de centrar la atención en la imagen.

Para terminar, encontramos una versión alternativa del tema del asalto a la barcaza de Jabba, que aporta ciertas novedades y cambios de perspectiva sobre todo en el uso de la instrumentación para representar distintos motivos.

El segundo CD se inicia con el Desfile de los Ewoks. John Williams recrea magistralmente el carácter y la apariencia de estos alienígenas mediante una base de arpegios en la que se van superponiendo distintos motivos en cuerda y viento para ilustrar sus rasgos. Sin duda un gran acierto y uno de los mejores momentos sonoros del score.

Tras ésto, los tempos calmados y suaves se mantienen en la confrontación de los temas de Luke y Leia cuando el segundo mayor secreto de la saga es revelado. La aparición de una rendición de la Marcha Imperial nos muestra a un Vader más humano de lo que su apariencia podría posiblemente sugerir. En la segunda parte de esta línea musical, de nuevo encontramos toda la energía de la Alianza Rebelde en su gámbito final, que Williams crea un tema con reminiscencias al de la Batalla de Yavin de la primera película.

Llegamos a uno de los mejores momentos de este CD y de la saga. The Emperor’s Throne Room es uno de los momentos, quizá, más olvidados de toda la saga. Si bien no cuenta la orquestación elaborada y magnificente de otros temas, de nuevo John Williams demuestra su genio asomándose al abismo de la maldad más corrupta. La línea melódica de orquestación en cuerda con clara inspiración en los grandes scores de terror y el uso de voces masculinas en bajo los elementos que crean una atmósfera casi satánica.

De nuevo en el lado rebelde, se inicia un arco musical con la continuación de los motivos de la Alianza y el fallido ataque sorpresa a la Estrella de la Muerte, hábilmente representado y el inicio de la batalla final, tanto en tierra como en el espacio. Líneas melódicas vibrantes, arreglos de motivos ya conocidos de toda la saga y la inclusión de otros nuevos como el de los ewoks en combate dotan a esta parte de ritmo y cadencia más que suficiente para ilustrar la acción.

Acercándonos poco a poco al final, nos encontramos el inicio del duelo entre Darth Vader y Luke Skywalker. Si bien la música aparece en momentos puntuales durante el metraje, dejando así el peso al diálogo entre los protagonistas, Williams convierte aquellos momentos en que la música discurre pararela al choque de las espadas de luz en puntos de referencia que nos permiten casi seguir la acción sin mirar a la pantalla.

La acción se divide a partir de este momento entre ilustrar las batallas, con momentos de ingenio y brillantez, y seguir la acción del duelo entre padre e hijo. Es en esta última parte donde el dramatismo va creciendo, a través de la contención sonora, hasta el momento en que Luke finalmente sucumbe a las provocaciones del emperador Palpatine y de Darth Vader y ataca a su padre. De nuevo el coro masculino nos transmite toda la locura y la maldad de esa parte de la Fuerza demasiado tentadora para ser ignorada. Sin embargo, en mi opinión, es el momento más intenso aquel en que una nueva y emocionada rendición del tema de la Fuerza nos muestra el sacrificio de Vader, de un padre por su hijo.

A partir de aquí encontramos un nuevo pasaje dedicado integramente al tema rebelde que sigue la acción del ataque al corazón de la Estrella de la Muerte de manera vibrante y brillante, y la resolución de la batalla en la luna de Endor.

Toda gran saga ha de tener un final a la altura y Star Wars lo tiene. La última rendición del tema imperial que escucharemos es tan sólo un hilo sonoro que se desvanece como la vida se le escapa al otrora Darth Vader. Una nueva y emocionada interpretación del tema de la Fuerza nos muestra como acaba la historia de aquel que volvió del abismo del mal para redimirse.

El epílogo nos traslada a una fiesta claramente inspirada en orquestación nativa sudamericana en un nuevo acierto compositivo, y ya van unos cuantos, de John Williams.
Para el tema de los créditos encontramos la prevalencia del tema de los Ewoks entre otras figuras así como la despedida final más larga, elaborada y emocionada de toda la saga.
Aquí acaba nuestro viaje sonoro por una galaxia que ya no es tan lejana. A sólo unas pocas notas de distancia podemos recorrer desiertos interminables, páramos helados o junglas impenetrables. Podemos surcar el espacio más rápido que la luz, visitar mundos increíbles o participar en batallas épicas. Pero, sobre todo, podemos aprender que una visión puede sacar lo mejor de nosotros. Fue la visión de esta galaxia la que sacó de un gran compositor una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos

¡Hasta pronto!

Leer La Música de Star Wars Parte 2: El Imperio Contraataca.

También te puede interesar

Deja un comentario