Os contamos detalles de la edición Blu-Ray de ‘Resident Evil: Ultratumba 3D’

Con motivo del lanzamiento del DVD y Blu-ray de Resident Evil: Ultratumba 3D el día 1 de febrero, fuimos invitados a un evento al que tuvo lugar el día 27 de enero en la Sony Store en Madrid, una tienda puntera en temas tecnológicos.
Durante el evento, se proyectaron algunos extras que trae el Blu-Ray en una tele 3D, y tras el visionado, se inició un debate sobre el futuro en el 3D en varios ámbitos.
Pudimos saber, de primera mano, cual era el futuro según Sony del 3D en el hogar, que parece que está cada día más cerca el día en el que una gran mayoría de televisores vendidos sean 3D.
Ahora bien, lo más importante, para vosotros, es saber todo lo que vímos allí de la película y podréis disfrutar entre los contenidos extras. De lo que se charló, quedó claro que el director Paul W. Anderson supo desde un principio que quería darle una nueva dimensión a la nueva entrega de Resident Evil, y decidió crear una experiencia a medida para los amantes de la saga y el 3D. Tanto las ciudades de Los Ángeles y Tokio como las escenas peligrosas, los decorados y los efectos visuales están diseñados para aprovechar al máximo las ventajas del 3D.

Al igual que sucedió con los avances del sonido, que pasó a ser envolvente para sumergir a los espectadores en la acción, el 3D añade una nueva dimensión que los espectadores podemos disfrutar en los cines y ahora también en nuestros hogares gracias a los nuevo televisores 3D.
Aunque para la mayor parte del rodaje se utilizaron dos cámaras Sony F35 gemelas, Resident Evil: Ultratumba 3D es la primera película que utiliza cámaras Phantom gemelas para rodar ciertas escenas en 3D. Los Phantoms fueron desarrollados por la NASA para detectar grietas minúsculas en las piezas de los transbordadores espaciales durante el lanzamiento y están diseñadas para rodar a 1.000 cuadros por segundo. Una cámara cinematográfica normal opera a 24 cuadros por segundo.
El Phantom se utilizó con gran éxito en escenas con balas o gotas de agua, como la escena lluviosa en Shibuya al comienzo de la película. Si ruedas gotas de agua a 200 cuadros por segundo parece que el tiempo es cuatro veces más lento que el tiempo real. Si ruedas a 1000 cuadros por segundo puedes hacerte unas palomitas y volver a tiempo para el final del plano.
En ocasiones las innovaciones de última tecnología pusieron a prueba el ingenio del equipo, pues según nos enteramos, la mayoría del equipo de cámaras convencional no servían, y el propio Anderson dice en los extras: “Los cabezales estabilizadores, los aparejos de control de movimiento y las grúas de cámara de última tecnología están construidas para un equipo ligero o cámaras digitales. Una cámara 3D se compone esencialmente de dos cámaras juntas, así que es extremadamente pesada. Sencillamente no podíamos ponerlas sobre el equipo existente. Las técnicas que hemos dado por sentado en los últimos veinte años, como los aparejos Steadicam, ya no funcionaban”.
El rodaje en 3D no sólo es complicado a la hora de dirigir, sino también a la hora de actuar. Las escenas de lucha tan características de la saga tuvieron que ser igualmente adaptadas. Un simple puñetazo es mucho más fácil de rodar en 2D. Simplemente se lanza el puñetazo y el actor simula caerse. El efecto en pantalla es muy realista. Sin embargo, con el 3D tienes una cobertura de casi 360 grados con las cámaras gemelas, y se nota si no hay contacto entre el puño y la cara. Milla Jovovich sabe muy bien qué significa esto, ya que recibió algunos puñetazos absolutamente reales por la necesidad de rodar tan de cerca. Ella se lo tomó con mucha filosofía:
Realmente es muy interesante revisar los extras del Blu-Ray, pues aporta mucho a lo que es un rodaje 3D, además de ser una de las primeras películas que me han sorprendido gratamente tras ser visionada en dicho formato, pues otras películas, no animadas, no aportan la espectacularidad lograda con ella.
Podéis tener más información o adquirir la película, así como conocer detalles de la edición aquí.

También te puede interesar

Deja un comentario