James Franco podría participar en un nuevo biopic de Linda Lovelace

Es curioso que hemos hablado mucho de Inferno, biopic de la célebre actriz porno Linda Lovelace, dirigida por Matthew Wilder, pero no por lo que representa la película o su director, sino más bien por todo el ajetreo que se han traido con la contratación y posterior despido de Lindsay Lohan como protagonista. La actriz, en plenas fechas de rodaje, tuvo que ser internada en prisión, y su director estaba dispuesto a ceder en lo que fuera para que Lindsay Lohan diera vida a la estrella porno, e incluso había aceptado trasladar la producción más cerca de la actriz, algo que habría significado mayores costes, pero que él hubiera estado dispuesto a asumir.. aunque finalmente fueron demasiadas las demoras debido a los problemas legales de Lohan, por lo que Wilder se dio por vencido y buscó reemplazo para la actriz.
Wilder anunció que tenía previsto incluir una gran cantidad de desnudos, tanto que la película iba a ser catalogada para mayores de 17, o incluso sin calificación, y Lohan no había puesto pegas para ello, por lo que iba a dejarnos ver más que nunca, aunque finalmente se oyó el nombre de Malin Akerman para dicho rol, una actriz a la que se la ha visto con poca ropa en Watchmen, y que puede atraer a bastantes fans, consiguiendo buenos resultados en taquilla aunque sea restringida para menores, que es como finalmente se estrenará la película.

Ahora tenemos novedades sobre la adaptación de la vida de esta estrella porno al cine, pero no por Inferno, sino por un nuevo proyecto centrado en la actriz, titulado Lovelace, y para el cual parece que James Franco está en negociaciones para unirse al reparto.
Todo indica que Franco, uno de los actores de moda de Hollywood, y candidato desde ayer al Oscar, dará vida a Chuck Traynor, e incluso hay noticias que indican que se ha ofrecido el papel protagonista femenino a Kate Hudson, que daría vida a Linda Lovelace. Traynor era el marido de Lovelace y director porno cuando logró en el 72 un éxito en taquilla dentro del cine porno gracias a Garganta Profunda. Más tarde, cuando ella dejó el negocio, se divorció de Traynor y recuperó su nombre de Linda Boreman, acusando a su ex de haberla forzado a prostituirse y a participar en el porno a través de la intimidación, palizas e hipnotismo.
De nuevo nos surge la duda sobre si realmente estan en crisis de ideas en Hollywood y por eso deben hacer películas distintas bajo una misma historia. Que hagan dos películas de Caperucita Roja o de Robin Hood lo entiendo en cierto modo, pues hay muchas versiones de ellas, y muchos puntos de vista mostrados a lo largo del tiempo, pero dos películas centradas en las peripecias de una actriz porno, y rodadas casi a la vez, es demasiado… y quizás por ese motivo tengan ambas problemas para encontrar financiación.
Fuente: Deadline

También te puede interesar

Deja un comentario