Entrevistamos a David Pinillos con motivo del estreno de ‘Bon Appétit’

Con motivo de la proyección de BonAppétit, en la 55 Semana Internacional de Cine de Valladolid, pudimos disfrutar de la gran película con la que David Pinillos ha debutado en el largometraje, habiendo aprendido de grandes cineastas como Alex de la Iglesia y Daniel Sánchez Arévalo, de quienes ha sido montador durante mucho tiempo, y ha logrado unir a la perfección diferentes géneros en una película difícil de definir.  No hemos desaprovechado la oportunidad de realizar una pequeña entrevista al director, quien ha accedido amablemente a responder nuestras preguntas.
No es cine todo lo que reluce: – BonAppétit podríamos decir que es un drama romántico, con toques de comedia, e incluso algo de roadmovie. ¿Cómo la definirías?
David Pinillos: – La verdad es que al ser algo tan cercano me cuesta definirlo con una cosa concreta, diciendo BonAppétit es  esto…pero si tuviese que quedarme con solo una cosa te diría que BonAppétit es una Historia de amor. Una historia donde los sentimientos están por encima de cualquier cosa. Intenté que el tono de B.A. fuese real con personajes y situaciones reales, cercanas e imperfectas con las que nos sintiésemos identificados.  Una historia de amor con gotas de comedia, de drama, de viaje iniciático…pero por la que sobrevuelan constantemente los sentimientos de nuestros protagonistas

– Es una gran producción internacional, con varias localizaciones europeas y actores con diversas lenguas maternas. ¿Como has afrontado dirigir tu primera película y además en inglés? 
– Pues me sentí un afortunado al trabajar con actores y técnicos de muy diversos países. La idea de hacer una película internacional estaba desde el principio,en mi opinión si queríamos contar una historia de alguien como Daniel que buscaba su futuro a miles de kilómetros de su ciudad debíamos pasar por algo similar a la hora de rodar la peli. Y así el rodaje se convirtió en una especie de pequeña torre de babel donde los idiomas y culturas se cruzaban dando un sabor fresco, muy especial y nada encorsetado a la película.
Por otro lado una película, y más la primera, se hace con mucho cariño y generosidad de la gente que te rodea y en BonAppétit la atmósfera que me rodeaba era inmejorable y las complicaciones idiomáticas o “de primerizo”que existieron se salvaron con la ayuda de todos los que me rodearon.
– ¿Y que tal trabajar con actores de tantas nacionalidades?
– Pues un lujazo, actores de muy distintos sitios pero como se diría “todos hablando el mismo idioma: el de los sentimientos”.
Unax es un actor con una mirada muy sincera y que constantemente se está dando a tumba abierta, su conexión con Nora desde el principio fue estupenda y juntos hicieron, en mi opinión, algo muy especial. Nora es inteligente, cercana y tiene un magnetismo increíble, en Alemania es una gran estrella y para mi siempre resulto muy cercana (como una amiga de toda la vida) ofreciéndose y arriesgándose sin ningún tipo de freno . Giulio es una  grandísima persona que llenó de humanidad su personaje, por no hablar de Herbert o Xenia que con apenas unas secuencias dibujan perfectamente sus personajes.
Con todos ellos intentamos trabajar desde la sinceridad que creo es la única forma para llegar al alma de los personajes y el camino con el que me gusta despertar emociones en los espectadores.
– Los personajes están muy bien definidos, ¿cual es la clave para lograrlo? ¿Aportaron los actores algo a sus personajes a mayores de lo escrito en el guión?
– Mi apuesta era hacer una peli de personajes, donde en muchas ocasiones los personajes y lo que sentían estaba por encima de la trama, y por eso mi principal apuesta tenia que ser el trabajo con los actores ya que ellos son la puerta a los sentimientos de los personajes.
Creo que la clave es la confianza en las dos direcciones. Que ellos confíen en ti y tú en ellos. Trabajar (con las ideas muy claras) desde la escucha para que a su vez ellos escuchen y se entreguen a ti.  Muchas de las cosas más importantes de la peli se cuentan através de silencios miradas y para que esos momentos funcionasen necesitábamos que tuviesen alma y verdad.
Para mi las mejores “gruas” que existen son las emocionales y esas solo se consiguen através de los ojos y la verdad de los actores.
También durante el proceso de ensayos terminamos de ajustar el guión a lo que ellos sentían y a lo que iba sucediendo en los ensayos, eso también le dio un sabor especial a su relación en la película. 
– Hablando del guión, nos ha sorprendido mucho la cita “historia de amigos que se besan”. ¿Está inspirado enhechos reales o era algo que surgió en la escritura del guión?
– Je,je…¿Tú que crees?…Creo que muchos de nosotros nos podemos sentir representados por Daniel y lo que le pasa en la historia es fácilmente reconocible ¿No?, creo también que el enriquecer un guión de las experiencias propias le abre la puerta a la verdad y eso me interesa. La cita “historia de amigos que se besan” es parte de algo que sucede en la película pero ¿Quién no se ha sentido perdido en una relación no sabiendo muy bien como definirla si amistad o amor?… y como no… en esta historia hay mucho de mi.
– Los actores que dan vida a esos amigos que se besan… ¿tuvieron realmente tan buen feeling durante el rodaje?
– Son dos grandes actores y tuvimos la suerte de preparar la peli con varias semanas de ensayo con lo que la complicidad entre los tres (ellos dos y yo) se disparó (formamos una pequeña familia que generó un ambiente con el que era fácil trabajar esefeeling especial que había en “la pareja Hanna-Daniel”). Creo que la complicidad es muy importante a la hora de trabajar con actores porque ellos desnudan sus sentimientos delante de la cámara.
Los tres queríamos cuidar los pequeños detalles porque la magia de esta historia reside ahí, en los pequeños detalles.
– La música tiene un peso muy importante en la película. ¿Era algo que ya tenías en mente o fue surgiendo durante el rodaje de la película?
– En el caso de Hoppipolla y The radio Dept estaba claro desde la escritura de guión (he tenido la suerte de poder tener en la Banda sonora de BonAppétit dos de mis bandas favoritas). 
El que Sigur Ros nos dejase utilizar sus dos temas en nuestra peli fue increible ya que no suele hacerlo pero les convencimos enseñándoles una gran  parte de la película.  
Otras músicas fueron apareciendo a lo largo del rodaje y la postproducción y así incorporamos bandas de los distintos países en los que la acción trascurría  (Heidi Happy, We are standard, Lunik, AlevLenz, Raphelson, etc.) cuidando la música de la peli y buscando bandas en unas coordenadas electro acústicas que creo demandaba la película.
Yo utilizo mucho la música para agitarme e incluso para explicar cosas a los actores o los técnicos durante el rodaje. Sinceramente creo que la música llega a zonas del alma a las que muy pocas cosas pueden llegar.
Por otro lado toda la música terminó redondeándose con la increíble y delicada BSO de Marcel Vaid llena de atmósferas, recuerdos y una energía muy especial que le da un romanticismo muy personal fuera de los cánones más clásicos.
– La acogida del público de la SEMINCI ha sido muy buena. ¿Se sigue teniendo respeto a los resultados en taquilla cuando la crítica está de tu parte?
– Glup! Respeto…claro.  Pero también creo que si alguien va a ver BonAppétit le va a merecer la pena y seguro que hay momentos con los que va a disfrutar y emocionar. Tal vez no estamos tan acostumbrados a que nos emocionen o nos hablen de sentimientos y de sueños…(tan necesarios en esta época) y de eso es de lo que habla BonAppétit de sueños, de emociones, de amor… creo que la gente tiene ganas de todo eso y…ojalá se acerque a disfrutar con nuestra película.
– ¿Que recuerdo te llevas de la SEMINCI? 
– La verdad es que durante muchos años he venido como espectador y tengo una relación muy especial con este festival donde he descubierto muchas películas  y directores que me han marcado a la hora de hacer cine y ahora, venir a mostrar mi película pues…me hace sentir muy afortunado. Encima me llevo una estupenda acogida del público con lo que  me voy de Valladolid con los bolsillos repletos de buenas sensaciones.
– Muchas gracias, y mucha suerte con tu primera película
Gracias a vosotros.
De nuevo, gracias a David Pinillos por su tiempo, y os recordamos que BonAppétit se estrena el 12 de noviembre, que ya existe una web interactiva de la misma (www.bonappetitlapelicula.com), y que esperamos os guste tanto como a nosotros, como podéis comprobar por nuestra crítica.

También te puede interesar

Deja un comentario