55 SEMINCI: Quinta jornada (VI). ‘Små barn, stora ord’: Exceso intimista en un alegato en favor de la libertad sexual

Las críticas de Carlos Cuesta: Små barn, stora ord (Niños pequeños, palabras grandes)

Cortometraje incómodo y atrevido de la directora sueca Lisa James Larsson que sirve como intensa denuncia contra la violencia sexual, interpretada por un grupo de niños y dos profesoras ubicados en el entorno de una guardería.
La producción comienza sensacionalmente con un círculo de niños hablando sobre las profesiones que les gustaría desempeñar en el futuro y los niños nos sorprenden y divierten con una fresca naturalidad a la hora de emplear razonamientos adultos puestos en la boca de niños.

Un giro radical deja al público mudo cuando uno de los niños dice que quiere ser violador y todos ellos acosan a la profesora con preguntas para que explique el significado de esta palabra, y que todos desconocen. Crítico momento en el que la cuidadora resuelve genialmente la situación con sus respuestas, pero acaba por enmarañarse en una respuesta demasiado íntima y poética sobre lo que es una violación, dejando entrever que quizá haya sufrido una en su propia piel.
Una nueva escena manejada entre la profesora y el niño estabiliza un poco el cortometraje y nos permite entender la situación del menor, pero finalmente el cortometraje se queda en la denuncia sin llegar a una resolución fluida, lo que genera una leve decepción en el espectador. El exceso poético de los diálogos mata un cortometraje llamado a ser más.

También te puede interesar

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.