Repasando lo que Edwar Wright rechazó antes de hacer ‘Scott Pilgrim contra el mundo’

A la espera de ver lo último de Edwar Wright, Scott Pilgrim contra el mundo, en el último número de la revista Empire han hecho un repaso a lo que esta película nos va a ofrecer, así como un repaso a la carrera del director y los proyectos que aceptó y rechazó.
Dentro de los proyectos se citan en Empire han destacado algunos de los que se le ofrecieron a  Wright después de Shaun of the Dead, conocida en España como Zombies Party, y que estaba protagonizada por Simon Pegg, realizando unos años después otra película con el actor, y en la misma linea de humor, Arma Fatal. 
Parece ser que realizar una pelícual de terror con toques de humor hizo que  Sam Raimi se pusiera en contacto con él para dirigir Drag Me To Hell, algo que el propio Wright consideró seriamente, pero vió que era claramente una película de Raimi, y no podría ofrecer lo que los fans esperaban de esa película. Aunque no ha sido la única película de terror que ha pasado por las manos de Wright, pues también pudo realizar el pertinente, y reciente, remake de The Crazies, aunque lo rechazó también por no sentir que era un proyecto adecuado para él, por lo que acabó en manos de Breck Eisner.
Pero no sólo de cine de terror ha visto oportunidades Wright, pues su gran sentido del humor hizo que la película protagonizada por Seth Rogen, The Green Hornet, le tuviera entre sus primeras opciones para ser su director. De hecho, grandes producciones, como la saga de Mission: Impossible, han estado cerca de Wright, ya que se reunió con Tom Cruise ante la posibilidad de dirigir la cuarta entrega que está prevista comenzar a rodarse en breve, pero rápidamente rechazó la oportunidad, por lo que ha acabado siendo Brad Bird  el responsable de salvar el nombre de la saga, algo que aún está por demostrar.
Entre los títulos que han pasado por sus manos, la película más bizarra que se le ha ofrecido dirigir, tras realizar Zombies Party, fue Failure to Launch, una comedia romántica protagonizada por Matthew McConaughey y Sarah Jessica Parker que llegó a España con el título de Amor por contrato… así que con ésto nos hacemos una idea de las dificultades del director para embarcarse en un proyecto, pues ha rechazado todo tipo de títulos, y de casi todos los géneros. Ahora tendremos que ver si realmente con  Scott Pilgrim contra el mundo se le abren muchas más puertas.
Fuente: Empire

También te puede interesar

Deja un comentario