‘Kick-Ass’ es el nombre del nuevo cóctel de diversión y acción

Las críticas de David P. “Davicine”: Kick- Ass

Por fin se estrena en España, y de forma oficial, Kick-Ass. Universal ha organizando en muchas ciudades españolas pases previos de la película, bien para el público en general, o bien para bloggers, como fue nuestro caso el 17 de abril. Con ello han logrado que se hable mucho de esta película, que viene dispuesta a arrasar en taquilla, y no queríamos dejar pasar la ocasión de recordaros nuestra crítica. 

Mucha gente tiene la idea de que va a encontrarse con una película de superhéroes, pero es algo más. Otros muchos creen que se trata de una simple parodia de este tipo de películas, pero no es una parodia, aunque está repleta de humor. Cierto grupo de personas piensan que es la mera adaptación de un cómic, y logra, con creces, ser fiel al cómic sin caer en errores típicos de este tipo de adaptaciones, pero también va más allá. En conclusión, estamos ante una película con superhéroes sin poderes, con humor pero sin ser una parodia de si misma, con estrellas de Hollywood y el nacimiento de futuras estrellas, y con una trama que gustará a los fans de los superhéroes, de los cómics, de la acción, del cine palomitero y de todos aquellos que simplemente busquen disfrutar de un tato agradable en el cine independientemente de si se engloban dentro de lo que conocemos como  “grupo friki” o no. Si buscas una película para ir con tu pareja, con tu familia o con cualquier persona no aficionada al tipo de cine al que crees que está orientado Kick-Ass, esta es tu película.

El director, Matthew Vaughn, ha sabido coger lo mejor del cómic y pasarlo a la pantalla grande sin llegar a crear uos personajes absurdos y poco convincentes, pues desde el principio nos dejan claro que estamos ante una película real, de gente real, que puede llegar a realizar acciones reales en el caso de creerse auténticos superhéroes (que no serlo).

Las escenas de acción son trepidantes, sin necesidad de saturar al espectador con cámaras lentas y efectos “Matrix” pero sí con la suficiente fuerza como para que estémos con la adrenalina al 100% disfrutando de grandes coreografías, sin alardes antigravitatorios como nos tienen acostumbrados, y aderezado con una dósis de violencia que, si bien aporta crudeza a las escenas, está servida con una dósis de humor que rebaja su sabor a sangre.

Mención especial a la escena de recordatorio del pasado de Nicolas Cage, donde, a  través de un cómic con sensación tridimensional, nos deleitan con una  escena “made in Tarantino” en la que, sin desentonar con el resto de la  película en imágen real aporta un toque emotivo e intenso, al igual que  otras muchas escenas que, con tan sólo una imagen y la banda sonora,  logran sacarnos una sensación de emoción que nos llena desde dentro y  nos hace sentirnos un poco superhéroes. Y ese parece ser el objetivo de la película, que cierta sensación de heroísmo nos llene, pues no estamos ante una película de héroes idealizados a los que jamás podremos emular, sino ante héroes reales, personas de a pié que reaccionan ante las injusticias de la sociedad en la que vivimos  y que nos hacen pensar en lo poco que hacemos ante el mal que nos rodea.

La historia, clásica en el cine actual de superhéroes, en el que un jóven ha perdido a su familia, aislado de la sociedad, con un cierto toque friki que le hace perder cualidades sociales y que, como es habitual, también carece de éxito con las mujeres… va más allá. Cierto es que muchos tópicos están presentes en el protagonista, que parece salido de Supersalidos, pero gracias a la eleción de Aaron Johnson para el papel de Dave Lizewski, nuestro protagonista, creemos que realmente puede suceder que alguien sin poderes pueda llegar a creer que es necesario tener un superhéroe en nuestra sociedad y decida plantar cara (literalmente) a los malos de la vida diaria.

El director y su equipo de casting han sabido encontrar a los actores jóvenes adecuados sin necesidad de ser grandes estrellas. No sólo Johnson cumple a la perfección con el anodino personaje que interpreta, sino que cuenta con un grupo de secundarios con mucho peso. De esta forma, Christopher Mintz-Plasse, en el papel del jóven futuro malvado de toda película de superhéroes, y alter ego de nuestro protagonista, realiza un papel que no desentona con el resto, y que permite odiarle desde un principio sin dejar claros los motivos por los que deseamos hacerlo, tan sólo viendo su comportamiento como hijo de un gran capo de la mafia que desea ocupar, tarde o temprano, el puesto de su padre dentro de este oscuro sector laboral, padre interpretado por Mark Strong, que siempre aporta a todos los títulos en los que participa una sobriedad increíble, otorgando a esta comedia de acción un toque de seriedad a la altura de las grandes películas de mafiosos, que permite romper el ritmo desenfrenado de acción y risas a favor de una historia y trama en la oscuridad de las calles de la ciudad en la que se desarrolla la acción.

Y si Strong es el malvado adulto de la cinta, el otro adulto de la película que también se reserva un papel especial, aunque secundario, es Nicolas Cage, que posiblemente realice uno de sus mejores interpretaciones de los últimos tiempos, rozando la autoparodia, pero con grandes escenas en las que nos recuerda los motivos por los que este actor llegó a estar donde estuvo, y que no debería haber caído tanto en picado en ciertas producciones. Su personaje es realmente la parodia de un Batman de la antigua escuela aunque con  un moderno arsenal, que ve necesario comportarse como un superhéroe óscuro sin buscar la gloria y tan sólo deseando llevar a cabo su venganza… como los grandes héroes de las películas de Hollywood y los cómics más famosos. Ahora bien, el papel de Cage no ganaría tantos puntos si no fuera por la presencia de su hija, que justifica su comportamiento, pues Chloe Moretz, en el papel de su hija Mindy Macready, y la superheroína Hit Girl, no tiene desperdicio. Estamos ante una de las actrices revelación que, con tan sólo 11 años, logra hacernos creer que con esa edad un niño pueda comportarse como un auténtico superhéroe sin escrúpulos, bien entrenado, y aún así, disfrutando como si fuera un juego cada pelea que tiene que llevar a cabo. Sin ella la película hubiera cojeado pues, aunque comienza como una mera secundaria, estamos ante uno de los personajes de más peso en pantalla, no sólo por el tiempo que está presente, sino por cómo literalmente se come la pantalla, haciendo que todas nuestras miradas se centren en cada movimiento y en cada escena de la joven futura estrella, y que, aunque irreal por su edad, no dudemos de estar viendo a un futuro superhéroe en sus primeros días.

Quizás sea este motivo, el de la jóven actriz Moretz en su papel de repartidora de panes (po lo de dar $%&#as como panes), lo que haga que mucha gente ponga el grito en el cielo, algo que ha pasado ya en USA, y es que ver como una niña recibe golpes hasta en el DNI que aún no tiene, y los devuelve incrementados y salpicados de sangre, puede hacer que ciertos sectores estén en su contra. Ahora bien,  debemos dejar claro que esta película está orientada a personas de cierta edad, y que los menores de 16 años no deberían ver muchas de las escenas de violencia que se ven cada día en los telediarios, por lo cual no creemos que este hecho deba ser motivo  suficiente para criticar la película, pues forma parte importante de la misma, y la violencia que acompaña la película debe estar reflejada en todos y cada uno de los protagonistas.

Eso sí, que sería de una película de acción sin una buena banda sonora… pues nada, y por ese motivo esta película viene acompañada de un hilo musical de excepción, cañero como su propio ritmo, actual como su propia temática, y de calidad como cada escena de la película, incluyendo como tema principal una canción de Mika que demuestra que no hace falta tener a  AC/DC ni a Eminem para que disfrutemos de una película de “reparto por doquier de mamporros”, y es que, hasta ahora, tenía  otra forma de oir a Mika, que ha cambiado para siempre.

El cóctel de diversión y acción tiene un nuevo nombre: Kick-Ass.

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Un comentario en «‘Kick-Ass’ es el nombre del nuevo cóctel de diversión y acción»

  • el 16 junio, 2010 a las 13:25
    Enlace permanente

    El pitote que se armo en Usa realmente no fue por la violencia…si no porque Hit Girl aparecia diciendo tacos a troche y Moche xDDDDD

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: