‘El libro de Eli’: Aventuras postapocalipticas

Las críticas de Luiso: El libro de Eli

La vuelta a la acción de Denzel Washington despues de su trabajo en Pelham 1,2,3 siempre es algo llamativo y que hace que el público se pueda interesar en la película en la que actúa.
Si además viene acompañado de un grandisimo actor como Gary Oldman el aliciente es aún mayor.
Oldman parece haberse olvidado que hacia de bueno en las dos últimas entregas de la saga de Batman o tal vez por eso mismo ha querido reencontrarse con un papel que le pega mucho, el de malo malísimo, pero a la vez culto e inteligente, que esconde detrás de esa fachada la mente de un psicópata asesino. Se homenajea a sí mismo, de hecho, en una escena de esta película en la que nos recuerda la “calma antes de la tempestad” que llevó acabo en Leon, el profesional.

Y Washington sigue el guión de sus últimas… ¿100 películas? bueno, todas menos Training day en la que hacía de malo muy interesante. Aquí sigue haciendo de héroe incansable con una meta superior, pero que reparte estopa por todos lados.
Buenas las escenas de lucha, aunque quizás algo rápidas para el ojo, y en alguna se nota un poco la coreografía y el uso del croma. Sin embargo Denzel va perdiendo un poco la figura, podría haberse puesto más en forma para esta pleícula, y quizás vaya siendo hora de que deje el puesto de heroe de acción para los que vengan detrás.

La película nos presenta a un caminante, un nómada del desierto que con sus pertrechos se dirige al oeste, salvando, con un gran arsenal de recursos, los peligros y dificultades que un apocalipsis postnuclear le pone enfrente… lleva una preciosa carga consigo, algo muy deseado precisamente por el dueño y señor de un pueblo al que llega, y que será el origen del enfrentamiento, no ya entre dos hombres, sino entre las fuerzas del bien y el mal.

En su viaje, Eli encontrará a una joven que se le unirá en su peregrinación, como acoplada en un principio, como acompañante más tarde y como discípula al final. La joven Mila Kunis que ya lleva bastantes películas a sus espaldas cumple en su papel femenino de chica guapa pero fuerte e independiente.

El planteamiento, aunque original, parece tener poca salida hacia un desenlace bastante esperado, salteando las escenas de acción con grandes imágenes y localizaciones de la destrucción que la guerra causara.
Sin embargo los directores, los hermanos Hughes, autores de la excelente Desde el infierno y el guionista Gary Whitta consiguen dar un giro al destino de la historia que sorprenderá y agradará al espectador, a pesar de un posible desconcierto inicial.
A pesar de lo que me temía, la película no se convierte en un alegato antirreligioso ni moralista de la new age, simplemente se basa en la historia del protagonista y su viaje.

El libro de Eli bebe de diversas fuentes, las películas postapocalipticas parecen haberse puesto de moda últimamente. Si bien tenemos en la saga Mad Max muchas referencias dentro de este filme, también la industria del videojuego se ve reflejada en la película, el canibalismo, las autopistas destrozadas o los pueblos en ruinas son muy conocidas de la trilogía de juegos Fallout que sin duda alguno conocéis. Y también me parece relacionar parte del final con la magnífica Hijos de los hombres de Alfonso Cuarón y Clive Owen.

Debo decir que me gusta mucho la ambientación del film, el blanco del sol que brilla más de lo normal nos mete en la atmósfera de la película en la que toda persona debe llevar gafas de sol para no quedarse ciego. No obstante, en determinadas escenas, la fotografía deja algo que desear ya que el croma se nota bastante, sobre todo en ciertas escenas de lucha. Lástima también la ambientación sonora, obviamente no hay mucho ruido en un desierto nuclear, pero no hay casi utilización de música ni efectos… aunque esta claro que la película se basa mucho más en el aspecto visual.

Si queréis una recomendación, no esperéis aquí una película filosófica sobre la autodestrucción de la humanidad ni como evitarlo, es una película entretenida, muy entretenida, que te lo hará pasar bien un par de horas, y que te sorprenderá con su acertado e inesperado final.
Que os divirtáis.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: