¿’Ice Age 3: El origen de los dinosarios’… o el final?

Las críticas de Davicine: Ice Age 3: el origen de los dinosaurios

De nuevo podemos disfrutar de otra película de la saga Ice Age, ahora trasladados a un lugar remoto y oculto donde viven los últimos dinosaurios… cuando todos creían que se habían extinguido, y nos plantean una nueva duda: ¿quien decidió titular la película Ice Age 3: El origen de los dinosaurios, si mas bien es el final de los mismos? ¿Se referirán simplemente a los huevos de dinosaurio que acompañan a los protagonistas durante un breve período de tiempo?

Lo cierto es que cuando ves esta película no buscas nada que te pueda aportar sino más bien te acercas al cine en busca de una película que te amenice la tarde con las aventuras de esta peculiar manada prehistórica, y eso lo hace a la perfección. Lástima que los mejores gags de Scrat no sena novedosos, pues la ardilla se jacta de divertirnos con sus mismas gracias película tras película, pero sabe hacerlo cada vez de forma más espectacular, y es que esta vez se ha pasado al mundo 3-D. Aunque tenemos que pensar que esta película consigue muchas escenas de humor y que el espectador se ría gracias a la predisposición con la que ves la película, algo que suele pasar en este tipo de films de entretenimiento puro y duro.

Es de agradecer que añadan un nuevo personaje a la película, una auténtica comadreja mal de la cabeza que vive dentro de su particular visión del mundo, atrapada en esa era de los dinosaurios para enfrentarse a su eterno rival, un dinosaurio de tamaño desmesurado. Gracias a ella vivimos grandes momentos de humor y, lo que es mejor, grandes escenas de persecuciones y carreras al más puro estilo Star Wars o Indiana Jones, donde la aventura y el entretenimiento es la base de dichas películas.

Como siempre tienen mucha importancia los guiños a otras grandes producciones, con unos homenajes cada vez más descarados pero que alegran a los cinéfilos intentando encontrar en todo momento algo que les evoque a otra película, y jactándose de ser el primero en verlo. Por supuesto, como va orientado a un sector joven, no pueden poner demasiada violencia ni un lenguaje obsceno, pero realizan ciertos gags que los niños no comprenderán (ni preguntarán), y sacaran una gran sonrisa del rostro de los mayores. Y es que una frase como ‘no lo íbamos a llamar la gran raja maloliente’ no tiene precio… así como otras grandes frases que buscan el doble sentido para que todos salgamos contentos del cine.

En cuanto a la música debemos admitir que está realizada como mero tramite, para acompañar a nuestros aventureros sin proporcionar ninguna escena épica en la que se nos ponga la piel de gallina, y tampoco ofrecen ninguna canción pegadiza de las que suelen crearse para este tipo de películas, como en la saga Shrek.
Pero si hablamos de sonido debemos hablar de voces, y como siempre el doblaje cumple pero se queda años luz del original, a excepción del trabajo realizado con la comadreja Buck, que le han dado un toque maravilloso que hace que aprecies al personaje al narrar sus aventuras. Y es qu en España tenemos a grandes dobladores, pero este tipo de películas crean sus personajes alrededor del doblador original, por lo que los gags pierden bastante sentido al traducirse y cambiar de voz.

Lástima que sea más de lo mismo y no mantengan un ritmo uniforme en la película, pero, a pesar de resultar predecible, nos llena de humor y acción frenética al final de la misma que harán que pasemos unos breves 90 minutos pegados al asiento. Divertida y entretenida para toda la familia.

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *