‘Ultimatum a la Tierra’… ¿era necesaria?

Las críticas de Davicine: Ultimatum a la Tierra

Ultimatum a la Tierra o lo que es lo mismo, Ultimatum a los remakes.

En la era en la que Hollywood se queda sin ideas surge una moda tras otra de adaptar películas de distintas fuentes. Primero eran las adaptaciones de cine oriental, después las adaptaciones de libros y cómics y finalmente los remakes de películas que, habiendo pasado o no a la historia, daban un guión al menos suficiente para que los actores pudieran seguir ganándose su sueldo… y ese es el caso de Ultimatum a la Tierra.

Partiendo de una película original de los años 50, donde los efectos especiales se suplían con el guión y el esfuerzo de los actores por hacernos sentir dentro de la película, se logró pasar a la historia de la ciencia ficción en una era muy difícil, pues con la Guerra Fría y los problemas de la sociedad, entre la violencia, el miedo por la guerra y las amenazas nucleares, juntaron todo ello para crear una película que asombró a muchisimos espectadores y les hizo reflexionar.

50 años después, y de la mano de Scott Derrickson, nos traen de nuevo la historia de Ultimatum la Tierra pero pasada por el filtro de los problemas actuales. El guión deja muchos cabos sueltos, pues tampoco nos dejan claro en este caso el motivo de la aparición de los alienigenas, ya que aclaran que vienen a salvar a la Tierra de nosotros, pero no los motivos, que mas de una vez intentan los humanos decir que vamos a cambiar… pero en que? no deberían dejar mas claro el mensaje si la intención era esa? todos sobreentendemos que los humanos necesitamos cambiar para solucionar los problemas del calentamiento global, de la destrucción de nuestro planeta por nuestra falta de respeto al ecosistema, la falta de conciencia social por el reciclaje… pero no lo dicen claramente en el film… simplemente nos intentan decir que cambiemos…

Ellos aparecen en la tierra, en sus esferas de última generación y esperan que les recibamos con los brazos abiertos, pero después de ver películas como Mars Attack, Independence Day y demás cine catastrófico-espacial, todos sabemos que si un platillo aterriza en Manhattan, lovamos a destruir, o mas bien, los americanos lo van a destruir… lo que no aporta nada nuevo a la ciencia ficción.

Por otro lado, con el gran registro de interpretación de Keanu Reeves podían haber pensado si ponerle en el papel de Klaatu o mas bien el de Gort, su guardaespaldas. El actor hace lo que mejor sabe hacer, no mostrar sentimientos, cosa que no lo decimos nosotros, sino que él mismo en las entrevistas que ha hecho con relación a la película lo ha dejado claro. Klaatu llega a la Tierra, lo capturamos (o se deja capturar), conoce a chica, huye e intenta remediar lo que todos sabemos que va a pasar… es decir, mas de lo mismo, no aporta nada (ya van 2).

Jennifer Connelly si que demuestra mas dotes de interpretación, pues como actriz, tener que aguantar al hijo de Will Smith en el papel de hijastro pesado, rebelde y “cansino” lo hace de maravilla, ya que no explota y le da un guantazo, lo cual estaría mal visto… pero el chico no hace nada por hacerse querer. La actriz al menos nos deja una buena sensación al darse cuenta de que algo va mal en la Tierra y huye con el alienigena para encontrar la solución. Ella, siempre en su lugar, nos manifiesta al menos la sensación de impotencia ante lo que nos quieren hacer los alienígenas.

Del hijo de Will Smith, Jaden, no vamos a decir nada mas, pues a excepción de la escena en la que llora amargamente, e imaginamos por imposición del guión para que el hijo de Will gane algún que otro papel en el cine (véase la futura adaptación de Karate Kid), poco mas del joven actor que aportar. No sabemos si aún tiene que aprender mucho os implemente le han exigido por guión ser el joven mas detestable del año 2008.

Uno de los personajes que debería tener mayor importancia, Gort, ha sido realizado de forma integramente digital, por lo que no han logrado plasmarle ningún tipo de personalidad, ya que, en el original, aunque no aportara, sabías que estaba ahí, pero este nuevo Gort solo sabe autodefenderse y destruir a las ordenes, con un físico nada compensado y unas texturas muy por debajo de las calidades técnicas que nos ofrece la infografía actual.

Dejando de lado la interpretación, buscamos de nuevo sentido a este remake. Hemos cogido los problemas del planeta para realizar una adaptación de una buena película, pero si la original aportaba dosis de ciencia ficción, la actual adaptación no nos deja ver en ningún momento grandes dosis de acción, ni de efectos especiales espectaculares que interesaría ver en pantalla grande, de ahí el motivo de ir al cine por esta película… y ni siquiera nos hace salir del cine pensando en cambiar algo, pues la sensación te dura el tiempo en el que recuerdas lo que has pagado por ver una película sin mas intención que reunir a estrellas del cine actual para ofrecer un taquillazo forzado, pues la publicidad no hace honor a lo que vemos al final.

Si antaño salias del cine con un mensaje pacifista que te permitía darte cuenta de lo que te rodeaba, ahora no tienes oportunidad de darte cuenta de lo que hacemos, pues en todos los grandes efectos especiales que han intentado meter no han metido nada de sentimiento, no hemos visto los efectos de los daños del ser humano sobre la Tierra, pero sí de como serían capaces de exterminarnos si no cambiamos, dejando la Tierra más árida de lo que podríamos ser capaces en siglos. Está claro que el ser humano solo cambia cuando está al límite, algo que dicen en la película, pero en ningún momento tienen la intención de poner al espectador al límite, algo que podría haber sido el objetivo del film pues, gracias al cine, mucha gente se da cuenta de lo que le rodea… pero no es el caso.

Al menos en el aspecto visual el trabajo por ordenador cumple a la perfección, desde la aparición de las naves hasta la destrucción de escenarios pasando por los detalles de el ejercito estadounidense, que no resultan para nada en contraste cola fotografía del film. Solo echamos en cara la falta de originalidad en el diseño de Gort, que a pesar de intentar dar un aspecto renovado y mas impactante, no logran que el personaje del guardaespaldas nos genere respeto.

El mensaje que logra la película es que el amor que los humanos nos manifestamos, en todas sus formas, puede cambiar la forma de ver nuestra raza… pero poco mas. Para llegar a esta conclusión ¿era realmente necesario hacer una película de este presupuesto? esa es la verdadera pregunta que te surge tras ver Ultimatum a la Tierra.

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.