‘Outlander’ o una de vikingos con alienigenas

Antes las películas estaban estrictamente enmarcadas dentro de sus correspondientes géneros: las películas históricas, como clasificaba el director Howard McCain a Beowulf, se centraban en la historia, mientras que los filmes de ciencia ficción trataban la ciencia ficción. Según McCain los monstruos habitaban el mundo de la ciencia ficción y no podían traspasar la frontera hacia lo histórico. McCain también basó el guión en la teoría del paleocontacto: “Una criatura alienígena podría haber aterrizado sobre la tierra en la época vikinga. En nuestra opinión, si hay algo de verdad en la leyenda de Beowulf ésta sería la fuente del mito, y también que si hubiera pasado, hubiera pasado de la manera que presentamos en el filme”.
La vengativa bestia asedia el bastión vikingo y finalmente se presenta en la aldea. Es atrapado por los vikingos, pero consigue escapar hacia el bosque tras herir mortalmente a Rothgar y raptar a Freya. Kainan y los vikingos se enfrentarán a una última desesperada misión: matar al monstruo o ser destruidos.

Schimmel, Presidente de producción de Ascendant Pictures, le presentó la idea a su socio y copresidente de Ascendant Chris Roberts, que tiene una debilidad reconocida por las películas que tienen la capacidad de trasladarle a lugares fantásticos y remotos. “Outlander combinaba todos los elementos que llevaba tiempo buscando en una película”. Outlander también tiene un lado novelesco: ‘mitología de ciencia ficción’ como lo denomina McCain. “La idea es perfecta: trasladar a los alienígenas a la época de los vikingos. Utiliza elementos que hemos visto antes y los sitúa en un emplazamiento nuevo. Las dosis de escapismo lo cercan dentro de los límites de las películas de ciencia ficción y de fantasía. Aunque en un principio podía parecer un concepto poco comercial, no fue tan difícil vender el producto como nos esperamos inicialmente”, añade Roberts. Schimmel y Roberts se pusieron manos a la obra para poner en marcha el proyecto y sacarlo adelante.

Después de tantos esfuerzos y reuniones, este Viernes llega a nuestras pantallas Outlander, protagonizada por Jim Caviezel (La Pasión de Cristo), en la que se nos presenta de una forma cuanto menos curiosa la era de los vikingos. En el reparto acompañan al protagonista Sophia Myles (Tristán & Isolda), Jack Huston (El Jardín del Edén), Ron Perlman (Hellboy) y John Hurt , y la película ha sido dirigida por Howard McCain.

La historia nos traslada al año 509, en plena era vikinga, donde una nave espacial se estrella contra un majestuoso fiordo. De la nave siniestrada, desembarcan Kainan, un guerrero humanoide y también el Moorwen una criatura salvaje dispuesta a vengar la muerte de su raza a manos del ejército del guerrero. Aislado en este nuevo planeta, en el que la gente vive a miles de años de la desarrollada civilización que ha dejado atrás, Kainan decide buscar y derrotar a su mortal enemigo. Pero antes de poder llevar a cabo su misión cae preso de los vikingos. Tras salvar de una muerte segura a Rothgar, jefe de los vikingos, Kainan será poco a poco aceptado en el clan y comenzará una estrecha relación con Freya, la hija de Rothgar a la que contará su pasado y la dura pérdida de su familia a manos del Moorwen.

Ya queda menos para saber si la película cumple con todo lo que nos han ofrecido o se quedará simplemente en una producción mediana de gran repercusión en alquiler y poca recaudación en Taquilla.

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *