Nunca estamos solos

En un pequeño pueblo coinciden como vecinos un guardia de prisión paranoico y un hipocondríaco en paro al que mantiene su mujer. Ésta se enamora del guardia, pero él está enamorado de una stripper, que a su vez espera la salida de la cárcel del padre de su hijo.

Leer más
error: El contenido está protegido.