Resident Evil: El capítulo final

Alice y las entregas de Resident Evil son como esa amiga que te encuentras después de mucho tiempo y te resume su vida en cinco minutos y después puedes relajarte para disfrutar de todo lo que viene. Todas las secuelas de esta franquicia comienzan igual: con un recordatorio de los mejores momentos de las entregas anteriores. Y no es un mal planteamiento, teniendo en cuenta la continuidad que se pretende dar y que la propia saga se salta a la torera cuando le viene en gana (o cuando no encuentran forma de continuar la historia anterior, como en el caso que nos ocupa).

Leer más