Vitalina Varela

Una mujer caboverdiana de 55 años viaja a Portugal tres días después de que se haya celebrado el funeral de su marido. La protagonista había estado esperando a ese billete concreto durante 25 años, sin tener ningún tipo de éxito en su tarea.

Leer más
error: El contenido está protegido.