Viva la vida

Juan decide poner su casa como aval en un negocio que parece prometedor. Desafortunadamente, el hombre acaba perdiéndola. Ana, su mujer, sigue viviendo en la opulencia sin saber lo que le ha ocurrido a su marido hasta que toda la familia se traslada a la casa de los padres de este. Una vez allí, la pareja lidiará con la nueva situación de formas diferentes: mientras Juan sigue empeñado en encontrar el negocio que cambie todo,

Leer más
error: El contenido está protegido.