Crítica de ’Sin pudor’: Un thriller que no va a ningún lugar

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Sin pudor

La novelista de misterio Grace Miller tiene instinto cuando hay que encontrar un motivo… y necesitará su experiencia para ayudar a resolver el asesinato de su hermana. Alyssa Milano encuentra secretos, peligro y amor en el thriller Sin pudor, dirigido por Monika Mitchell y basado en una novela de la popular Nora Roberts. Completan el reparto Sam Page, Emilie Ullerup, Matthew Aaron Finlan, Malachi Weir, Alison Araya, Colleen Wheeler, David Lewis, Daniel Diemer y Barry Levy. La película se estrena en Netflix el 13 de enero de 2022.

Cuando se valora más la cantidad que la calidad

En los tiempos que corren podemos pasar horas y horas dando vueltas por el catálogo de películas de Netflix, el cual se incrementa a diario y nos ofrece opciones de todo tipo, pues muchas veces prima más la cantidad que la calidad. Hay ocasiones en las que nos encontramos algunas películas buenas y agradecemos que existan plataformas que se arriesguen a desarrollar producciones que quizás no podríamos ver de otra forma. Pero, por desgracia, también hay películas como Sin pudor, que no entendemos como ha podido dar el salto de las sobremesas de ciertos canales en abierto a una plataforma como ésta.

Sin pudor es una adaptación confusa e incongruente de Monika Mitchel de la novela «Atrapada» en la que nos cuentan como Grace (Alyssa Milano), una famosa escritora de novelas de misterio y criminóloga, vuelve apresuradamente a la casa de su familia en Washington D. C. por petición de su hermana. Cuando esta aparece asesinada y se revela su doble vida como trabajadora de una línea erótica, Grace ignora las advertencias de Ed (Sam Page), un inspector imperturbable, y se involucra en el caso.

No se salva ni el apuntador

Es tan desastrosa la película, que no se puede destacar nada. La dirección brilla por la ausencia de algo de creatividad o profesionalidad, y la desidia con la que parece haberse rodado la película ha hecho mella en el reparto, el cual se ha tomado a la ligera el film y nadie se esfuerza demasiado en parecer natural, recitando tan sólo línea tras línea del guion hasta completar todas las escenas de la película sin convicción alguna.

Cuesta pensar en Sin pudor más allá del perfil en el que encaja, siendo una producción de las que llamamos de «sobremesa», esas películas que vemos que echan por las tardes los fines de semana y parecen realizadas con plantilla con el único objetivo de rellenar hueco en la parrilla. Si la hubiera visto con los ojos adormecidos de un domingo por la tarde puede que quizás destacara algo de ella, pero no tiene ni sustancia, ni trama, ni más reclamo comercial que el nombre de Alyssa Milano, por lo que soy incapaz de pensar en su público objetivo.

Un guion para olvidar… como todo lo demás

No todo es culpa del director o el reparto cuando algo no funciona, y es que difícil lo tenían los actores para intentar sacar adelante una película en la que no apreciamos continuidad y el guion en ningún momento parece intentar que los personajes reaccionen a los eventos de la trama. Por no dar, no nos dan ni explicaciones razonables sobre las situaciones en las que se encuentran los personajes, limitándose su presencia a las escenas en las que parecen encajar e incorporan música de fondo para que llame más la atención.

El espectador tan sólo podría ya esperar que la película tuviera cierta intensidad dramática o la parte de investigación criminal enganchara, pero ninguna de esas facetas funciona, lo que se suma a la ausencia de diálogos plausibles y nos permite entender que tampoco tengamos un montaje que refuerce lo que vemos, pudiendo haberse rodado la película con un plano fijo y poco nos hubiera importado, pues el resultado nos habría dejado casi igual de indiferentes, e incluso algo menos enfadados por la hora y media perdida.

Sin nada que ofrecer, Sin pudor es la típica película de intriga realizada con plantilla, aderezada con una pizca innecesaria de perversión y un poco de romance, de la que solo destaca su toque kitsch. Si os fiais de mi criterio, alejaros de esta película para ahorraros el tiempo, y si la véis y os gusta, comentadme qué es lo que habéis apreciado digno en ella.


¿Qué te ha parecido la película?

2.3/5 - (32 votos)

Sin pudor

3.5

Puntuación

3.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Un comentario en «Crítica de ’Sin pudor’: Un thriller que no va a ningún lugar»

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: