Crítica de ‘Kate‘: Una asesina de armas tomar

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Kate

En Kate, una implacable criminal ha sido envenenada y tiene menos de 24 horas para vengarse de sus enemigos. En ese tiempo, forja un inesperado vínculo con la hija de una de sus víctimas. Mary Elizabeth Winstead, Miku Martineau y Woody Harrelson son los protagonistas, con Cedric Nicolas-Troyan como director. La película se estrena en Netflix el 10 de septiembre de 2021.

Una misión personal y poco original

Hasta me pongo nervioso cuando llega a los cines o a las plataformas una película nueva, basada en un guion original, que no es un remake ni un reinicio, ni tan siquiera un spin-off de una franquicia, por eso ver Kate en Netflix suponía un soplo de aire fresco en lo que respecta al cine de acción. Por desgracia, no hay nada en esta película que no se haya visto ya en otras producciones del estilo.

Kate es una asesina meticulosa y con unas habilidades inigualables que la convierten en el arma perfecta y que siempre rinde al máximo. Pero cuando, cosa extraña, arruina una misión contra un miembro de la yakuza en Tokio, enseguida descubre que la han envenenado, lo que se traduce en una ejecución dolorosamente lenta que le deja menos de 24 horas para vengarse de los culpables. Mientras su cuerpo se va deteriorando a pasos agigantados, Kate forja un vínculo inesperado con la hija adolescente de una de sus víctimas. La película es la historia de una asesina consumida por la ira que se impone una última misión muy personal.

Siguiendo las teorías que existen alrededor de la creación de películas de Netflix a partir de algoritmos, realmente Kate podría encajar muy bien ahí, dado que tiene todos los ingredientes que funcionan en una película de este estilo, lo que implica que también tiene detalles de demasiadas películas que evitan luzca como una película original. Ahora bien, eso no quiere decir que no cumpla con su objetivo, siendo un film de acción trepidante, con grandes escenas, una buena ambientación, una banda sonora impecable y, lo que es mejor, entretenida.

Trama y localización al servicio de la acción

Si se llega a Kate con las expectativas muy altas, puede salir uno escaldado, pero realmente la película da lo que promete, y aunque el guion de Umair Aleem es completamente predecible, la forma de contarlo es lo suficientemente buena y vistosa como para que no desconectemos durante su visionado. Si, la trama es rutinaria, girando completamente alrededor de la venganza de Kate, pero nada de lo que nos cuentan importa pues lo realmente relevante es que Kate se enfrente a una amplia variedad de oponentes en escenarios resultones con una acción rápida y variada.

La acción es casi tan importante como la fotografía, y el hecho de haberse rodado en Japón hace que tengamos una película deslumbrante, aprovechando los escenarios repletos de neones que aportan un estilo propio a Kate. No es que una película haga que una ciudad parezca aún más increíble, es que una ciudad como Tokio es capaz de hacer que una película luzca más, y en eso tiene culpa el director de fotografía Lyle Vincent, combinando en cada escena los increíbles escenarios con movimientos de cámara que parecen sacados de un videoclip de J-Pop, creando un contraste asombroso entre la luminosidad y el color natural de la ciudad con la oscuridad y la violencia en la que se adentra la protagonista. Si llevar la acción a Japón es un añadido maravilloso para Kate, no menos impactante es su banda sonora, con temas nipones de gran ritmo entre los que nos encontramos grupos tan conocidos como Band-Maid.

Asesina hasta el último momento

Mary Elizabeth Winstead interpreta a Kate, una silenciosa, ruda y efectiva asesina cuyas únicas obsesiones son una marca concreta de refresco y vengarse. Aunque bien podrían haber mostrado la faceta más humana del personaje, lo que realmente importa es condensar en la película las 24 horas que tiene para vengarse, y ahí no hay tiempo para pararse, por eso Winstead lo da todo para dejarse ver como una mujer fuerte y capaz de matar a todos los que se pongan en su camino. Tener marcada la fecha de su muerte anula cualquier posibilidad de poder cumplir su sueño de una vida normal, por lo que hasta el final permanece repitiendo los mismos actos que ha hecho la mayor parte de su vida.

No extrañaría encontrarnos a Winstead con su propia franquicia de acción en Netflix, y es que la actriz demuestra que puede manejar la acción física de un personaje tan exigente, además de ser una buena actriz. Cierto es que no se necesita ser un gran actor (o actriz) para ser un héroe (o heroína) de acción, pero si se es ayuda mucho a crear un personaje más carismático.

En el apartado de rostros conocidos también tenemos a Woody Harrelson como figura paterna y jefe de operaciones, un actor que quizás mereciera un papel mejor, dado que ni tiene mucho tiempo en pantalla ni destaca por su interpretación, cosa que logra Miku Martineau como Ani, una adolescente cuyo padre fue asesinado por Kate pero ahora deben unir fuerzas, creando juntas algunas de las mejores escenas alejadas de la acción, sobre todo al ser tan diferentes, tanto cultural como generacionalmente. Martineau sienta las bases de lo que podría ser una prometedora carrera demostrando que es una actriz talentosa pero que no tiene demasiado margen para lucirse junto a Kate.

La película de acción Kate tiene destellos de estilo propio y una buena interpretación por parte de Mary Elizabeth Winstead, pero es tan genérica y rutinaria que anula la efectividad de su acción. Al menos su ritmo y fotografía ayudan a que el resultado global sea entretenido y vistoso.


¿Qué te ha parecido la película?

3.7/5 - (8 votos)

Kate

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: