Crítica de ‘El vecindario (1BR)’: Mejor solo que mal acompañado

Las críticas de Daniel Farriol:
El vecindario (1BR)
 
El vecindario (1BR) es un thriller de terror estadounidense escrito y dirigido por David Marmor. La historia sigue a Sarah, una joven que se instala en un apartamento de Hollywood que parece perfecto. Sin embargo, por las noches unos extraños ruidos en las tuberías no le dejan dormir. Tras recibir unas cartas amenazadoras descubrirá que el lugar oculta un misterio aterrador y que no será fácil escapar de allí. Está protagonizada por Nicole Brydon Bloom (Here On Out), Giles Matthey (Boulevard, Ambition), Alan Blumenfeld (Pinsky, Distrito 87), Taylor Nichols (Bipolar, Hide Away), Andrea Gabriel, Mark Krenik, Susan Davis  y Hailey Giles. La película está disponible en Movistar+ desde el día 28 de Julio de 2021.
 

La alienación de la ciudad de los sueños

Los primeros planos de El vecindario (1BR) no pueden ser más desalentadores. Se nota que es una producción modesta y todo indica a que nos enfrentamos a un producto de Serie B sin demasiado recorrido. El planteamiento del argumento tampoco ayuda a tener demasiadas esperanzas. Es un inicio muy tópico dentro del género de terror incluyendo una mudanza a un piso donde se escuchan extraños ruidos nocturnos. Por suerte, los que hagan el esfuerzo de continuar mirando la película se encontrarán con una pequeña y disfrutable sorpresa que combina lo mejor del thriller de suspense con algunos elementos de torture porn sin excederse con la sangre.
 
Este debut de David Marmor se las ingenia para mantener la tensión y una capacidad de sorpresa constante en una trama que nunca sabes hacia dónde te va a llevar. Con la influencia confesa de Polanski y Aronofsky, el director traza un divertido recorrido a través de la paranoia imperante en los vecindarios de la zona alta de Los Ángeles. Son barrios y lugares que se llenan con gente de paso que lleva muchos sueños en la mochila y esconden una soledad interna evidente. En ese sentido, el trabajo del fotógrafo Gregory Crewdson es otra de las grandes referencias para la puesta en escena de la película. Sus fotos escenifican a la perfección la alienación en que vive sumida la sociedad norteamericana de las grandes ciudades con un tono surrealista y minimalista. Marmor juega en El vecindario (1BR) un poquito con esos mismos elementos.
 

El sentido de comunidad

El vecindario (1BR) nos cuenta la historia de Sarah, una joven ingenua que se va a vivir a Hollywood con la esperanza de conseguir trabajo como diseñadora de vestuario. Por desgracia, la vida allí no es fácil y solo ha encontrado un trabajo temporal como administrativa en un bufete de abogados mientras vive alojada en una habitación de hotel. La mirada curiosa y soñadora de la chica podría emparentarse a aquella aspirante actriz interpretada por Naomi Watts en Mullholland Drive (David Lynch, 2019). Para su sorpresa encontrará un apartamento libre en un lugar privilegiado llamado los Asilo Del Mar Apartments. Es un chollo en un entorno de apariencia idílica con vecinos con gran sentido de la comunidad. Se organizan barbacoas y otras actividades en común para potenciar la convivencia y solidaridad entre ellos. Es una sensación a la que la chica no está acostumbrada y no puede estar más feliz al ser recibida allí como si formase parte de esa familia vecinal. 
 
Pero todo no podía ser tan perfecto. La cosa tiene truco. Para empezar, por las noches hay unos ruidos de tuberías que le impiden dormir. Luego, tendrá la sensación de estar siendo vigilada incluso dentro de su propio apartamento. La chica comienza a mostrarse inquieta. En parte también está preocupada por haberse mudado con su gato, algo que incumple uno de los apartados del contrato de arrendamiento en el que se indica claramente que no están permitidas las mascotas. Si alguien lo descubre tendría que marcharse de allí. La preocupación aumenta al comprobar que hay un vecino que la observa de manera extraña. Además, poco después, comienza a recibir cartas anónimas amenazantes. La chica no podía imaginarse al mudarse allí que tras la sonrisa y refrescante amabilidad de todos sus vecinos se esconde un oscuro secreto del que deberá formar parte si quiere seguir con vida.  
 

Respeto por el cine de género clásico

Lo bueno de El vecindario (1BR) son sus giros imprevisibles que nos llevan del suspense inicial al terror más físico. La experiencia está narrada desde el punto de vista de la protagonista, una cumplidora Nicole Brydon Bloom como scream queen, e iremos descubriendo al mismo tiempo que ella lo que va sucediendo en esa sectaria comunidad que podría entenderse como una perversa mirada lanzada por el director hacia la cienciología. No hay que olvidar que la película sucede en Hollywood y que muchos famosos del mundillo cinematográfico se han declarado practicantes activos de esa hermética organización religiosa. Pero más que una crítica social El vecindario (1BR) se dedica a construir una fábula de horror sobre los miedos modernos. Nos habla de la soledad, el miedo al fracaso y la necesidad de pertenecer a un colectivo para ser escuchado.  

El vecindario (1BR) es una película de bajo presupuesto que consigue mejores resultados que la media de productos de género realizados con dinero de las majors. No es que invente nada nuevo, pero juega sus cartas muy bien. Casi podría verse como un capítulo extendido de cualquier serie antológica de terror de los años 80 del tipo Historias de la cripta (Steven Dodd, 1989) y similares. Me gusta ese espíritu que tiene de acercarse al género desde un punto de vista absolutamente recreativo. El final también es muy del estilo de la serie. Respeta tanto los códigos que no busca subvertirlos si no simplemente regocijarse en la creación de una atmósfera de suspense que recubre con giros imposibles de guion con la única intención de hacerte pasar un buen-mal rato. Más que suficiente para mi. Prepara las palomitas y a disfrutar.
 

¿Qué te ha parecido la película?

4/5 - (5 votos)

El vecindario (1BR)

6.9

Puntuación

6.9/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: