65 SEMINCI. Sección oficial. Crítica de ‘Gaza Mon Amour’: Comedia romántica sobre fondo conflictivo

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en la 65 SEMINCI: 
Gaza Mon Amour

 

En cierto modo, resulta tranquilizador comprobar que las majaderías que uno puede llegar a hacer cuando se enamora platónicamente son comunes en todas las culturas por muy diversas que sean entre sí. A ver si al final va a ser cierto eso de que el amor es el único lenguaje universal que existe. Issa (Salim Daw), un pescador sesentón, romántico empedernido (escucha a Julio Iglesias, eso lo dice todo) se enamora perdidamente de Siham (Hiam Abbass), una mujer, también madura, que regenta un taller modista. A partir de esta premisa, sus correrías amorosas serán el núcleo central de una trama sencilla, amable y, en algunos momentos, divertida.

Los hermanos Nasser nos traen su segundo largometraje de ficción, tras su debut hace cinco años con Dégradé, consolidando un nuevo dúo de hermanos directores que añadir a los Coen o los Dardenne por citar los primeros que se me vienen a la cabeza. Autores también del guion, nos trasladan a la franja de Gaza en el momento actual para, con el telón de fondo de la situación geopolítica y económica, contarnos, en esencia, una comedia romántica. Todo lo atípica que quieran, lejos de las glamurosas localizaciones a las que nos acostumbra el cine occidental y con una pareja protagonista metida en la sesentena, pero, al fin y al cabo, Gaza Mon Amour es una (agradecible) comedia romántica. No nos hagamos los sorprendidos, su título nos lo anticipaba.

A pesar de su corta duración, la película tarda en arrancar, las primeras secuencias de presentación de personajes son un tanto torpes y pasan varios minutos hasta que el relato arranca en condiciones con un sorprendente hallazgo: una priápica estatua de Apolo surge del mar atrapada en las redes de Issa mientras está faenando con su barco pesquero.  La accidentada peripecia de la estatua (al parecer basada en un hecho real) servirá a los hermanos Nasser para dar unión argumental al conjunto de una película que, a pesar de su tono liviano, no evita hacer referencia al futuro incierto de los jóvenes que  sueñan con largarse a Europa en busca de un futuro mejor, los desmanes policiales, el oscurantismo político o las dificultades económicas de una población sometida a abusivas tarifas de luz o inquisitivas inspecciones fiscales.

Los Nasser mezclan con tino la comicidad de la historia con cierta melancolía en la mirada hacia un país siempre al límite de su aguante. Su estilo es directo, con una narrativa lineal que tan solo en una ocasión recurre al montaje paralelo y un acabado formal excelente. La pareja protagonista, intérpretes de amplia trayectoria que incluye producciones internacionales, está francamente bien y las majaderías de Issa (a las que me refería en el primer párrafo) resultan tan divertidas como entrañables.

Un final un poco abrupto, con una secuencia que no termina de funcionar, remata esta película inofensiva que aligera un poco al público de los dramones a los que nos tiene acostumbrada la SEMINCI en su sección oficial.


¿Qué te ha parecido la película?

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: