68 SSIFF. New Directors. Crítica de ‘Along the Sea (Umibe no kanojotachi)’: El duro camino para salir adelante

Las críticas de David Pérez “Davicine” en el 68 SSIFF:
Along the Sea

Como es habitual, la competición internacional Kutxabank- New Directors del Festival de Cine de San Sebastián nos brinda la oportunidad de acercarnos a los primeros trabajos fílmicos de cineastas cuyas propuestas venidas de lugares tan dispares como Brasil, China, Corea del Sur, España, Francia, Suiza, Holanda, Irlanda, Japón, Polonia, Reino Unido, Rusia y Vietnam, nos permiten calibrar los nuevos usos del lenguaje cinematográfico. Y en esta 68 edición, el japonés Akio Fujimoto (Osaka, 1988), tras ganar dos premios en la sección Asian Future del Festival Internacional de Tokio con Boku no kaeru basho (Passage of Life) (2017), participa ahora con su segundo largometraje, Along The Sea (Umibe no kanojotachi).

Phuong, An, y Nhu son vietnamitas veinteañeras. Las tres se convierten en residentes ilegales en Japón tras escapar de su lugar de trabajo como aprendices técnicas. An se pone en contacto con un intermediario para que les ayude a encontrar un empleo. Este las lleva a la cabaña cubierta de hielo de un pescador donde pueden alojarse a cambio de trabajo. Están contentas porque, además, ven duplicado su salario. Cuando empiezan a trabajar, Phuong cae repentinamente entre fuertes dolores. Preocupadas, An y Nhu llevan a Phuong a un hospital, pero rechazan su ingreso por no tener una tarjeta de identificación. 

Las actrices vietnamitas Hoang Phuong, Huynh Tuyet Anh y Quynh Nhu son las protagonistas absolutas de esta película interpretando a estas tres jóvenes que se escapan de sus puestos de aprendices y se convierten en residentes ilegales en Japón. Durante sus 88 minutos seguimos sus sufrimientos y pesares a lo largo de su día a día, en un corto periodo de tiempo, pero más que suficiente para que empaticemos y seamos capaces de ponernos en su piel, a pesar de las distancias físicas y sociales que nos separan, y en gran parte por un uso de cámara asfixiante que nos sumerge de lleno en esta historia casi como si conviviéramos con ellas.

Si bien es cierto, es raro ver en el cine nipón que se trate el tema de inmigrantes y migrantes en Japón, un tema cada vez más normal allí dado que el país tiene su demografía envejecida lo que implica que la población se está reduciendo y la cantidad de personas en edad de trabajar está disminuyendo rápidamente. La solución del país ha sido permitir la entrada de trabajadores extranjeros de forma temporal, lo que los pone en una posición precaria, pero ya se comienza a ver que poco a poco aumenta el número de extranjeros y están echando raíces.

La situación que se nos presenta en Along The Sea bien podría haber sido contada en casi cualquier país del mundo, cambiando las nacionalidades de quienes llegan buscando un futuro mejor, no solo para ellos sino para sus familias, a quienes ayudan desde la distancia con lo poco que pueden ahorrar después de tanto sacrificio. Y de la misma forma, no son pocas las películas que nos han mostrado los problemas por los que pasan los inmigrantes ilegales para salir adelante en un nuevo país, pero pocas veces nos los muestran con la sutileza y el ritmo pausado como lo hace Akio Fujimoto. 

La película logra su objetivo al mostrarnos con crudeza y realismo las dificultades para llegar a su nuevo “hogar”, así como el nivel de explotación -y estafas en muchos casos- que sufren y ante el que no pueden quejarse una vez ya asentadas. Un arduo camino en el que deben dejar atrás a su familia, viviendo con el temor de poder perder el trabajo por cualquier motivo, y teniendo que sacrificar casi todo para poder seguir siendo “explotadas”.

Curiosamente, la historia podría haber tenido mayor intensidad para atraparnos y que quisiéramos acompañar durante más tiempo a estas tres jóvenes en su búsqueda por un futuro mejor, pero la excesiva recreación en algunas secuencias que aportan poco (como ver a una de las protagonistas caminar durante minutos, casi el mismo tiempo que dedica a tomar una sopa en primer plano) nos echa fuera del ritmo de la cinta. Y es ahí donde me surge un dilema, pues la película roza la desidia por momentos, con esos largos planos que poco aportan, pero de la misma manera son esos planos (plano secuencia final incluido) los que provocan que sintamos con mayor viveza la crueldad con la que la vida trata a ciertas personas por el mero hecho de haber nacido en un lugar.

Along The Sea es una película más que correcta, con una fotografía asfixiante pero a la par pausada, que consigue focalizar un problema real para mostrarlo a una gran audiencia, pero no aporta demasiado como para que destaque sobre otras películas de temática similar, por lo que acabará perdiéndose en el camino.


¿Qué te ha parecido la película?

Along the Sea

5

Puntuación

5.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: