Entrevista a Marina Seresesky, directora de ‘Lo nunca visto’

Ya está en cines Lo nunca visto, comedia escrita y dirigida por Marina Seresesky (La puerta abierta) que habla con humor sobre el gran problema de la despoblación y los prejuicios a la hora de aceptar a aquellos que son diferentes a nosotros. Con motivo de este estreno, hemos tenido la oportunidad de hablar con su directora:

– ¿Cómo surgió la idea de esta historia?

La idea surge de un estudio que leí hace mucho sobre el intento de llevar a refugiados a pueblos de España vacíos, que están  totalmente despoblados. El estudio arrojaba como conclusión que ni los del pueblo querían que llegaran refugiados, ni los refugiados querían ir a un pueblo donde no hubiera nada. A mi, además de sorprenderme, me hace reflexionar sobre qué difícil es, teniendo la posibilidad de resolver un problema tan grande, conseguir dar con una solución, y de ahí sale Lo nunca visto, que habla del miedo tremendo al otro, de lo difícil que es aceptar al que es diferente, y de ahí sale la comedia.

– Aunque ya habías tocado el género en tus cortos, ¿Cómo ha sido el paso a la comedia tras la buena acogida por la crítica del drama La puerta abierta?

Creía que este tema con comedia iba a pasar mucho mejor, y quería ver cómo era con éste género, que siempre ayuda a pasar los temas más duros de otra manera. Me gusta tanto el cine como espectadora, de todos los géneros, que como directora y guionista me gusta probar los géneros y cambiar, y seguiré cambiando, pues experimentar es otra cosa que me gusta.

– Y sobre el cambio de géneros, ahora estás trabajando en algo muy diferente:

Estoy trabajando en un thriller, un cambio completo de registro, pero también tengo una película de terror. Hay que cambiar. Lo nunca visto habla de salir de armarios, de salir de cualquiera de ellos, y no me voy a quedar yo metida en ellos.

– ¿La decisión de repetir con Carmen Machi al frente del reparto la tenías clara desde el principio?

Escribí la película pensando en ella, es una actriz excepcional con unos registros enormes y puede hacer drama, comedia o lo que le echen, pero es la reina de la comedia, y maneja como nadie este género. Después de la experiencia con La puerta abierta, que habíamos trabajado tan bien, y teníamos tanta confianza, que era imposible no pensar en ella como protagonista de Lo nunca visto.

– La película cuenta con una gran cantidad de actores secundarios, ¿tenías claros muchos de ellos?

Tenía claro que era una película coral y que sería difícil armar un pueblo y que quedara homogéneo, pues cada actor viene de su padre y de su madre. Era difícil pero tenemos tan buenos actores secundarios en este país que lo difícil es elegir. No se si he dirigido bien, pero elegir lo he hecho bien, ya que he llegado a los actores, de forma distinta. Con algunos he trabajado, a otros los conocía y admiraba. Trabajar con Kiti Mánver es un sueño para mi, y con Paco Tous ya había trabajado y ha sido un placer repetir. Con los cuatro africanos si que hice casting, un casting muy grande pues conocemos menos a los actores negros, y lamentablmente, pues hay muchísimos y buenísimos, y del casting salieron los cuatro.

– Fuentejuela de Arriba tiene mucha importancia en la película, ¿cómo fue la búsqueda de localización y la preparación del pueblo para el rodaje?

Si que fue difícil la búsqueda. Debía ser un pueblo pequeño, y los pueblos donde fuimos eran de una belleza espectacular y están todos perfectos, no vive mucha gente pero son preciosos y necesitábamos un pueblo derruido. Ahí es donde entra el departamento de arte, consiguiendo que diera la sensación de un pueblo que se cae y está abandonado. Localizar es una de las fases más bonitas y me los recorrí todos, pues hay que conocer la zona, comer y disfrutar de esa tranquilidad antes de la vorágine del rodaje.

– ¿La idea de las Yemas de Santa Teresa como surgió?

Quise dar personalidad y detalles al pueblo, y por eso hice que se vieran las jornadas de tricotaje, o Jaime (Pepón Nieto) que hace Yemas, y él se las hace, se las come… Me hacía gracia que él tuviera ínfulas de cocinero fusión y que luego le costara fusionarse con la gente. Hace yemas con sabor a morcilla de Burgos.. eso le sale, pero el contacto humano le cuesta más.

– A Jon Kortajarena le hemos visto recientemente como galán en Alta Mar, y aquí luce como un hippie. ¿Cómo llegó al papel?

Fue de casting, cuando me propusieron a Jon dije “Con lo guapísimo que es” pues quería un hippie, alguien que no se preocupara de si mismo, pero ha trabajado muy bien, se ha entregado tanto a la película que se ve. He intentado ponerlo más feo pero es imposible. Ha hecho un gran trabajo y estoy orgullosa de él.

– Las comedias de costumbres son las más taquilleras de nuestro cine, ¿crees que puede suponer un lastre que la comparen con otras comedias costumbristas?

He hecho la película que mejor he podido, y ojalá que vaya mucho público y guste mucho. A veces las comedias costumbristas llevan mucha gente al cine, y siempre te van a comparar con algo mejor y peor.

 

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: