Crítica de ‘Capitana Marvel’: La fórmula sigue funcionando, pero ya no sorprende

Las críticas de Cristina Pamplona “CrisKittyCris”: Capitana Marvel

Hay películas que vienen envueltas en polémica inexplicable para el siglo XXI. Que Capitana Marvel se haya convertido en tema polarizado es algo que escapa a mi comprensión. Que si es innecesaria, que si peca de lo políticamente correcto, o que sigue una agenda diabólica y feminista. Capitana Marvel es tan necesaria como cualquier película; poco o nada. Es puro entretenimiento Marvel que peca y acierta como las anteriores. En cuanto a una agenda secreta…etiquetar a algo como “feminista” y querer darle a esa etiqueta un matiz negativo es algo que ni siquiera voy a molestarme en discutir. Aquí hemos venido a hablar de una película y eso pretendo hacer.

Marvel lleva años esperando a desarrollar una película en torno a una superheroína. Se especuló durante un tiempo con una película para Viuda Negra en solitario, pero finalmente ha sido Carol Danvers, A.K.A Capitana Marvel, la que se ha llevado el gato al agua. Como ya ocurrió con Capitán América: El primer vengador, los acontecimientos que se narran en Capitana  Marvel son previos a Los Vengadores y el resto de películas de sus componentes.

Vers, nombre Kree de Carol Danvers, se entrena en el planeta Hala para formar parte de un escuadrón que ayude a vencer a los Skrull, una raza de extraterrestres metamorfos. Tras una misión fallida, Carol termina en la Tierra donde no solo tendrá que huir de los Skrull, sino que luchará para recuperar su identidad y los recuerdos de los últimos seis años

La película tiene un reparto de lujo como ya nos tiene acostumbrados Marvel. A Samuel L. Jackson y Clark Gregg, que han sido rejuvenecidos digitalmente para volver a meterse en la piel de Nick Furia y el Agente Coulson, o a Djimon Hounsou quien repite como Korath, se unen actores de la talla de Jude Law (Closer, Gattaca), Ben Mendelsohn (Animal Kingdom, Rogue One: Una historia de Star Wars) o Annette Bening (American Beauty, Los chicos están bien). En ninguno de los tres casos estamos ante piedras angulares de su carrera, pero es uno de esos casos en los que trasciende lo bien que se lo han pasado trabajando en la película.

Brie Larson está a la altura de las expectativas como Carol Danvers. Juguetona y algo infantil al comienzo, feroz y enérgica cuando desata todo su poder, la actriz ha podido convertirse en la heroína de acción que no supieron desarrollar en Kong: La isla calavera. Muchas actrices, desde Natalie Dormer a Emily Blunt, llegaron a rozar el papel, pero una vez ves a Brie Larson como Capitana Marvel, ya no puedes imaginar a otra.

Capitana Marvel es una película de origen, aunque en este caso está fragmentado y se nos ofrece como piezas desordenadas de un puzle. A una primera media hora bastante aburrida, le sigue un viaje argumental dinámico, divertido y lleno de acción. Podemos decir que la película no arranca del todo hasta que Danvers no cae en la Tierra y se cruza en el camino de S.H.I.E.L.D.. Y es que Nick Furia es aquí un motor importante. Si en los episodios anteriores de la saga Vengadores Furia es serio y malhumorado, aquí es el alivio cómico que necesita la película.

No se puede negar que el guion tiene también sus pegas. Es predecible y tiene altibajos de ritmo. Como siempre que se trata de un superhéroe con poderes tan potentes e inhumanos como los de Capitana Marvel, las peleas se hacen un poco aburridas al delegar casi en su totalidad en los efectos especiales y muy poco en las coreografías de lucha. Sin embargo, sus directores, Anna Boden y Ryan Fleck, cuyas colaboraciones anteriores están tan lejos del género, han sabido dar su propia voz dentro del universo Marvel y responden a lagunas que se habían planteado en películas anteriores.

Otro gran acierto ha sido elegir la década de los noventa para desarrollar la historia. Las referencias culturales como Blockbuster o la camiseta de Nine Inch Nails que luce Carol Danvers hacen las delicias de aquellos que por aquel entonces éramos adolescentes. La música de la compositora turca Pinar Toprak prácticamente desaparece tres una genial elección de canciones que, más allá de Nirvana o Beck, se centra sobre todo en las voces femeninas de grupos como Garbage, Elástica o No doubt.

Es de agradecer, además, la ausencia de subtrama romántica. No hay damiselo en apuros (permitidme el término inventado) y lo único que la mueve es la justicia, lo que la convierte en un superhéroe muy clásico y que además acalla la opinión de aquellos que veían en ella un personaje emasculador.

Capitana Marvel no viene a revolucionar el universo Marvel ni lo pretende. No está entre las mejores de la factoría, pero es una película de superhéroes pura y dinámica cuyas algo más de dos horas pasan como un suspiro, y que engrosa la lista de personajes femeninos fuertes y valientes que desde hace años nos está ofreciendo el cine de superhéroes. Y a quien le pique, ya sabe…


¿Qué te ha parecido la película?

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: