Crítica de ‘Alien: Covenant’: Frustrante secuela sin principio ni final

Las críticas de Óscar M.: Alien: Covenant

Cuando Fox no sabía cómo continuar la saga Alien, contrataron al guionista de Perdidos para que rebozara un guión lleno de defectos que tituló Prometheus y consiguieron que Ridley Scott lo dirigiera. Los múltiples y sonrojantes fallos argumentales de dicha precuela hacían presagiar que la continuación (que ha cambiado tres veces de nombre durante la producción y ha terminado recurriendo al nombre de la saga de la que quería independizarse) aprendería de sus errores, pero el hombre es el único animal que tropieza dos (y hasta tres) veces con la misma piedra y Alien: Covenant es la prueba de ello.

Esta secuela (y, a la vez, precuela de la saga Alien) es demasiado dependiente de Prometheus y es uno de sus mayores fallos, principalmente porque arrastra las consecuencias de un guión tan defectuoso. Además, la ausencia dentro del metraje que se estrena en cines de una conexión inicial con la película precedente (la explicación se ha reservado para un vídeo de apenas dos minutos estrenado en redes sociales) da cierta inconsistencia a la trama y la inexistente presentación de personajes (también visto en una escena eliminada publicada con anterioridad) provoca poca empatía con los protagonistas por parte del público.

La sombra de Lindelof (segundo redactor del guión de Prometheus) es muy alargada y en Alien: Covenant asistimos estupefactos a repeticiones de errores argumentales de aquella (como personajes que hacen lo que no deben en todo momento: tocar cosas o confiar en desconocidos a pesar de que todas las señales indican que no deben hacerlo) que los dos nuevos guionistas no han sabido subsanar. La motivación final de Prometheus (encontrar el origen de los ingenieros) continúa presente en el guión de la secuela (se encargan de recordarlo desde el mismo inicio), pero pronto la historia se convierte en una (necesaria y obligatoria) explicación del origen de la raza alienígena que atormentó a Ripley durante cuatro películas.

Desafortunadamente, se ha optado por el recurso fácil y, aunque destaca en varios aspectos, los guionistas no se han esforzado por intentar sorprender al espectador más allá del simple entretenimiento visual y recursos manidos, ofreciendo una génesis del alienígena quizás demasiado microscópica y con una evolución demasiado robótica (este aspecto se entiende mejor una vez se ve la película). La mayoría de escenas claves parecen conectadas por socorridas “escenas puente” que no desarrollan a unos personajes con los que el espectador no conecta (cuyas muertes sólo se espera que salpiquen lo máximo posible la pantalla) y la batalla final contra el enemigo que tiene un planteamiento demasiado similar al de Alien, aunque descafeinado, previsible y poco emocionante.

Aunque el trabajo de Scott como director no se pone en duda, Katherine Waterston interpreta a una protagonista demasiado débil y con poca personalidad (por no hablar del horripilante corte de pelo) y el personaje de Danny McBride está excesivamente forzado como secundario principal. De nuevo, la presencia de Michael Fassbender (capaz de amarse hasta a sí mismo) interpretando al androide de la misión es lo mejor de la entrega. El resto del reparto (desde casi los primeros minutos) se limita a ser carnaza sin personalidad y sin mayor repercusión (ni para el argumento, ni para el espectador), con muertes bastante absurdas y demasiado truculentas.

Pero no sólo de la película anterior hereda errores, el uso del Alien digital (uno de los fallos más destacados de Alien3) también nos recuerda cómo los directivos son capaces de reventar una película abusando de la tecnología. Como sucedía en la tercera entrega de la saga, los efectos visuales del Xenomorfo (nombre que recibe el Alien en su estado final) son deficientes y dan la sensación de estar viendo un dibujo animado saltando de una pared a otra, contrastando con los excelentes efectos especiales y unos asombrosos decorados del resto de la producción.

A lo largo de la película, los guionistas han aprovechado para hacer constantes guiños a la saga de películas posterior (cronológicamente hablando) que los seguidores de la saga valorarán de forma positiva: recuperando escenas como la del campo de trigo, la casa de madera (ambas también de Alien3) o detalles como la ropa del equipo o la distribución de la nave espacial (similar a la de Alien), incluso se ha aprovechado para recuperar parte de la música y los créditos iniciales de la primera entrega.

Para rematar este despropósito controlado (que no llega al nivel de Prometheus, pero tampoco es satisfactorio para los seguidores de la saga Alien), se permiten el lujo de ofrecer un final inconcluso, dejando la puerta aún más abierta que en la película precedente y reforzando la idea de película-capítulo que ya el director dejó clara cuando avisó que tenía planificada tres secuelas. Dado que parece muy probable que Alien 5 de Neill Blomkamp no llegue a realizarse, esperemos que con Prometheus 3 tengan un guión coherente y consigan acertar.

También te puede interesar

8 comentarios sobre “Crítica de ‘Alien: Covenant’: Frustrante secuela sin principio ni final

  • el 11 mayo, 2017 a las 2:26 pm
    Permalink

    Ya, pero nos gusta y no queremos que termine nunca, bueno, nunca nunca, “CONCURSO ALIEN: COVENANT”

    Respuesta
  • el 12 mayo, 2017 a las 12:50 pm
    Permalink

    Jaja, me encanta cómo la gente rabia con Prometheus, una peli sci-fi bastante decente. Con algunas lagunas y defectos, sobre todo de la mano de Lindelof, pero para nada tan tan tan mala como algunos la ponen. De Covenant sólo espero que siga la estela y aporte algo nuevo al universo Alien. Con eso me conformo. Es obvio que nunca volveremos a ver nada ni medio cerca de la Alien original.

    Respuesta
  • el 12 mayo, 2017 a las 3:53 pm
    Permalink

    Es muy difícil que una nueva entrega de esas míticas sagas, nos deje buen sabor de boca, pero nos encanta.

    Respuesta
    • el 12 mayo, 2017 a las 4:22 pm
      Permalink

      No dejamos de verlas, aunque sepamos que tengan una misión casi imposible como es “igualar a la original”

      Respuesta
  • el 13 mayo, 2017 a las 6:00 am
    Permalink

    Me encantó Prometheus, como a la mayoría que la vió. Si Alien Covenant sigue la misma línea, bienvenida sea! Ahora, porque siempre se saca a la palastrela, en todas y cada unas de las películas el manoseado “desarrollo de personajes”. Cada película es diferente, el desarrollo de los personajes y la empatía que uno debería tener con ellos, va a depender de lo que la película quiere transmitir. Si la historia no depende de los personajes para desarrollarse (o al menos no de todos), si la película trata sobre un alienígena que mata personas, en donde necesitas personajes para que únicamente mueran. Para qué demonios quieres que te desarrollen tanto los personajes?

    Cosas que no hau que tocar, que no hay que haces, situaciones ridículas. Hombre! Acaso has realmente visto Alien El Octavo Pasajero? Es una película llena de situaciones estúpidas que podrían haberse evitado. En ese sentido estas nuevas películas siguen al pie de la letra el modus operandi de la oroginal.

    Respuesta
  • el 13 mayo, 2017 a las 9:18 pm
    Permalink

    Yo ya la vi, SPOILER ALERT! A mi la verdad eso del corte de pelo, los trajes, la historia previa, todo eso que critican en el articulo me parece injusto porque si se critica la pelicula no se debe depender de la saga, en todo caso hacer una critica de la saga da a entender que una cosa depende de otra, pero volviendo a esta pelicula, creo que nos mete al mundo de lo que queremos ver, las naves, la atmosfera y obviamente el alien son buenas, desde mi punto de vista los errores vienen por “detalles” de la historia y lo que supone una mision de esas como por ejemplo, que cuando abren las velas para recargar la nave y lograr llegar a donde van, si una mugre vela no funciona ya tooodo el sistema no sirve, asi que deben reparar todo si no ya todo la mision se viene abajo, luego (lo hacen ver en la historia) que todo lo planeado es cambiado por una señal que alguien interpreta (de buena manera) como un mensaje de un humano en un planeta que nadie vio, llegan y todo el entrenamiento se viene abajo desde que el protocolo de cuarentena o aislamento que es mantener todo cerrado se rompe y si se supone que son misiones despues de la primera como bajan sin casco por mas que es un hambiente cordial para el ser humano??, ahora total se rompe todo eso, enferma alguien y a nadie se le ocurre que se debe ser precavido estando en otro planeta, luego la que se queda cuidando jamas en su vida asistió a una entrenamiento y todo lo hace mal, terminando por destruir la nave para regresar… ahora todo lo demas y la forma en que unen una historia con las otras es buena, pero empiezan a descubrir el pacto y el porque del nombre de la pelicula y a nadie se le ocurre que el robot puede ser el otro, solo por la mano, osea, ni la nave nodriza que ha detectado planetas distantes, una explosion de neutrinos a lo lejos, un planeta oculto, incluso una especie no identificada no se da cuenta que hay de esos?? no sabe que el que subió es otro sintetico?? ahora, a pesar de todo eso, como sabe el robot viejo las claves de una mision 10 años despues de que el viajara y que incluso quedó desfasado?? , se que es parte del suspenso, pero porque si sospechas no hacer las preguntas antes?? eso para mi es lo imperdonable, que el suspenso sea basado en la desesperacion de las estupideces que hacen los personajes, todo lo demás lo tolero, pero caer en los cliché de la mujer torpe que pierde el control, el marido a lo lejos que se pasa todos los protocolos de seguridad por ir a salvarla, el estar “distraidos” y no escuchar las alarmas, morir quedanose viendo en lugar de reaccionar como cualquier humano que ve de frente a un alien, que vamos, se entiende que hay quien se congela y no hace nada, pero se supone que estan entrenados, y de 10 personas 9 solo se quedan viendo a la nada porque sienten algo a sus espaldas… eso es lo imperdonable desde mi punto de vista.

    Respuesta
  • el 14 mayo, 2017 a las 11:30 am
    Permalink

    Bueno pues una vez vista sólo puedo decir que ni fu ni fa. Como dije en mi anterior comentario Prometheus me parece una más que decente película sci-fi, y ofrecía una historia y unos interrogantes que Covenant se ha pasado por el forro. Lo que han hecho con el tema de los ingenieros y sobre todo con el personaje de Noomi Rapace es patético.

    SPOILERS
    Es evidente que con Covenant Ridley Scott ha querido contentar a todos aquellos que se quejaron de Prometheus. Parece una rabieta en plan, queríais aliens y menos historias interesantes? Pues aquí lo tenéis. Ha tirado por la borda todo lo bueno que ofrecía Prometheus, y ha hecho una película que no es ni una cosa ni otra. Las escenas del Alien ya ni impactan ni aterrorizan. Toda la parte final es un despropósito, donde no hay tensión ninguna y es una sucesión de situaciones de auténtico facepalm y ritmo atropellado. La escena en la nave se la ventilan en nada cuando rquería a gritos de mucho más metraje para causar esa tensión de las originales. Todo lo contrario que en el planeta donde se encuentran a David, donde le sobran muchos minutos. Podían haberse ahorrado perfectamente dos o tres de los que mueren ahí para haber creado un final mucho más digno en la nave. Lo de la escena de la ducha directamente me niego a comentarlo.

    Por otra parte la tripulación es la menos carismática y la más patética de todas las películas. Están ahí pues porque alguien tiene que morir. Es una auténtica película slasher en el espacio. Situaciones ridículas como el ir sin cascos, meter la cabeza donde a nadie se le ocurriría, etc etc. El apartado técnico al menos quiere seguir la línea de Prometheus, pero ni eso está a la altura. Sólo Fassbender salva un reparto de lo más justito.

    Dicho todo esto, y sabiendo lo que te puedes esperar de una película de este tipo en la época en la que vivimos, pues mira al menos entretiene y quiere seguir una línea argumental centrada exclusivamente en el personaje de David. Habrá a quien le convenza y habrá a quien no.

    Respuesta
  • el 14 mayo, 2017 a las 3:39 pm
    Permalink

    A pesar de las malas críticas estoy deseando visionarla. No espero nada nuevo y mejor que la original pero si que me translade al “mundo Alien” como pasó en Prometheus. Veremos si es suficiente.

    Respuesta

Responder a Octavio Pacheco Cancelar respuesta