‘Las vidas posibles de Mr. Nobody’: Gran reflexión sobre las decisiones y sus consecuencias

Las críticas de David P. “Davicine”: Las vidas posibles de Mr. Nobody

Jaco Van Dormael ha logrado que Las vidas posibles de Mr. Nobody vaya directamente al grupo de películas de culto de todos los tiempos, y todo ello sin necesidad de esperar meses, que digo meses, años, que es lo que suelen necesitar muchos títulos para que sean valorados como se merecen. Puede que haya gente que esté en desacuerdo con esta sentencia, algo normal, pues se trata de una película que quizás te encante, o quizás la odies, pero es difícil que deje a nadie indiferente. Títulos como Memento o Cómo ser John Malkovich han sufrido esta “maldición”, y tardaron poco en ser valoradas, aunque no por todos los medios ni críticos de la misma forma. Ahora bien, nadie puede discutir la calidad de ninguno de estos títulos, al igual que no se puede discutir la calidad de Mr. Nobody, que es el título original de la película que aquí nos trae, y que puede que fuera suficiente como reclamo de la misma.

La película nos sitúa en un futuro cercano en el que todos somos inmortales, salvo el protagonista, que es el último mortal sobre la Tierra. Pero esa no es la base de la historia, sencillamente esa es su ubicación temporal y social, por lo que debemos tener en cuenta que lo realmente importante son las historias del protagonista, y sí, digo historias, pues Nobody, que así se apellida el protagonista, “recuerda” a lo largo de la película las distintas vidas que ha llevado según las decisiones tomadas, todo ello narrado desde la más fantástica forma visual, que nos introduce de lleno en escenarios oníricos, en situaciones imposibles pero que van encajando como un puzzle para que apreciemos cómo desde lo más nimio tiene relevancia en lo que nos deparará el futuro, y así  vemos la evolución del protagonista en las distintas vidas posibles que ha llevado acorde a las decisiones tomadas. Ahí es donde radica la película, en la increíble originalidad del planteamiento, y en la ejecución no menos extraordinaria de mostrarnoslo.

Lo primero que cabe reseñar es que no debemos seguir la película como si de un libro se tratara, en ella no se puede ir avanzando página a página, sino más bien se trata de una complicada historia más parecida a los libros de “escoge tu camino” en los que leíamos acorde a la decisión que tomábamos, con la diferencia que en ellos no se podía, o no se debía, volver atrás y escoger otra opción, algo que aquí si sucede. Pero en vez de ser una historia que nos despiste, en el momento en el que nos sumergimos en el mar de imágenes, vemos como sentimos de cerca las decisiones que Nobody toma, deseando conocer lo que hubiera sucedido en otra opción, aunque a veces el director exagera y acaba mostrándonos decisiones que no aportan nada a la historia, aunque él piensa que sí. La única pega es quizás esa, la existencia de excesivas lineas argumentales según las decisiones, cuando hubiera sido suficiente narrarnos cuatro o cinco en paralelo, y hubiéramos captado igualmente la esencia de la película.

En el apartado visual sorprende que un título que podríamos encasillar de cine de autor, de cine independiente, tenga toques de ciencia ficción tan complejos y elaborados, pues han creado un futuro completo, ciudades y situaciones, tales como viajes en el espacio y edificios domóticos, que nos chocan en un primer instante, pero ayudan a situarnos en lo que realmente quiere el director, y es que estamos ante un cuento, un cuento futurista sobre las decisiones reales a las que nos enfrentamos día a día, pero que al fin y al cabo es un simple cuento narrado desde los recuerdos vividos. Lástima que no todos los planos sean originales, y en ocasiones nos recuerde a ciertas películas de Wong Kar Wai, quien siempre usa con maestría el juego de planos de los protagonistas, y en esta película hay claramente reminiscencias de My Blueberry Nights.

Pero no podemos olvidarnos de los actores principales. ¿Qué sería de una gran historia si no está respaldada por actores que cumplan a la perfección con su rol? Ahí es donde  destaca Jared Leto, sobre el que recae el peso de la cinta, y debe demostrar su habilidad para cambiar de registro según la decisión tomada en cada momento, lo que le hace ser una persona totalmente distinta en cada una de las vidas que ha llevado. Leto logra que nos creamos cada una de las vidas que ha vivido, todo eso sin apenas cambiar su apariencia física, pero si la fuerza de su mirada o de sus acciones. De hecho, y como toda gran estrella que busca su hueco entre los grandes de Hollywood, realiza él mismo el papel de anciano, logrando una actuación muy convincente. Pero quizás recae demasiada relevancia de la película sobre el actor, y eso provoca que Diane Kruger, Sarah Polley o Rhys Ifans no alcancen a dar lo mejor de sí, quedando en un segundo plano en el que aportan poco a la historia, por no decir nada.

Por último destacar la banda sonora, una banda sonora que debe acompañar al protagonista desde la década de los 70 hasta el futuro, y lo logra a la perfección gracias a una cuidada selección de temas de todos los tiempos para los cuales la época en la que se escuchan no importan, pues lo que importa son los sentimientos y recuerdos que evocan en nosotros, despertando nuestro niño interior, nuestro adolescente, o nuestra madurez, para los que la hayamos alcanzado ya.

Una película imprescindible que te hará reflexionar sobre tus acciones y decisiones, tanto pasadas como futuras, pero que, ante todo, nos llena de emotividad con su belleza visual y su narración sobrecogedora.

3 comentarios sobre “‘Las vidas posibles de Mr. Nobody’: Gran reflexión sobre las decisiones y sus consecuencias

  • el 25 agosto, 2010 a las 11:23 pm
    Permalink

    La verdad es que es una película realmente fascinante, yo quedé entusiasmado con ella, pues visualmente es espectacular y te hace pensar. Eso si, pasados un par de días te das cuenta de que es un buen film pero no llega a obra maestra.

    Respuesta
  • el 18 noviembre, 2017 a las 6:37 pm
    Permalink

    Me encanta esta película, una de las mejores que he visto y es una de mis favoritas que no aburre verla varias veces. Vale la pena invertir una tarde para verla!!

    Respuesta
    • el 18 noviembre, 2017 a las 7:06 pm
      Permalink

      La verdad es que da gusto que después de tanto tiempo de su estreno podemos ver un comentario sobre ella. Una película imprescindible sin duda alguna

      Respuesta

Deja un comentario