Análisis de la 2ª temporada de ‘Buffy, cazavampiros’: Más y mejor

El guionista y director Joss Whedon se ha caracterizado por realizar unas primeras temporadas centradas en presentar a los personajes y establecer la mitología de sus series. Buffy, cazavampiros fue la primera en llegar y, tras una primera temporada de 12 episodios donde conocimos a los personajes y Whedon reinventó su propia idea (a partir del guión de la desastrosa película Buffy, la cazavampiros), llegó una brillante segunda temporada de 22 episodios.

Whedon continúa alternando los episodios autoconclusivos (o de trama cerrada) con los que desarrollan el arco argumental de la temporada, pero, en esta ocasión, con argumentos que entrelazan ambos tipos de capítulos. Esta segunda entrega aprovecha el primer episodio (escrito y dirigido por el propio Whedon, como el final de la temporada anterior) para romper con la trama conocida, presentando a una nueva Buffy, más oscura y con un humor más negro (probablemente su breve muerte y posterior resurrección han tenido algo que ver).

Es curioso volver a ver esta temporada habiendo visto ya el resto de la serie, ya que son apreciables ciertos detalles que se repetirán en el futuro o ideas que los guiones retomarán en episodios de otras temporadas (como el uso de Cordelia como víctima principal, la delgada línea entre el bien y el mal -y los consecuentes cambios de bando- o las múltiples posibilidades amorosas entre los personajes). Además, los guionistas aprovechan los episodios para introducir problemas típicos de los adolescentes y sus familias, como lidiar con la temprana pérdida de un ser querido, la importancia de la amistad, la madurez o la búsqueda del amor.

Arco argumental

El principal objetivo de Spike y Drusilla es sembrar el pánico y crear el caos. No tienen un objetivo claro, excepto hacer de Sunnydale su hogar y la Cazadora se interpone en sus planes. Cada episodio centrado en ellos (o relacionado, porque participan en muchos episodios autoconclusivos) sigue la misma mecánica: intentar acabar con la Cazavampiros mediante algún plan que incluye algún demonio nuevo (entre los que se incluyen el conocido como El juez o el diablo capaz de abrir la puerta del infierno, Acathla) o un grupo de vampiros legendarios. Por otra parte, la relación entre Buffy y Ángel será el hilo conductor del argumento durante toda la temporada. La transformación de Ángel provoca que la serie se vuelva más oscura y tétrica, principalmente por los actos de Angelus y las consecuencias que provoca en el grupo. 
Villano:
En esta segunda parte de las aventuras de Buffy y sus amigos aparecen dos enemigos de alto nivel: la llegada del rubio peliteñido Spike (interpretado por James Masters) y la demente Drusilla (a la que da vida de forma magistral Juliet Landau) a Sunnydale. Su presencia y sus fechorías provocarán la transformación del apuesto y taciturno Ángel en el despiadado Angelus, para desgracia de la Cazavampiros enamorada, convirtiéndose en el villano principal de la temporada. Mientras esto sucede, hay una alternancia de poder entre ambos, cuando Spike cae frente a Buffy, Drusilla toma el mando (además de homenajear a “La piedad” de Miguel Ángel).
Evolución del personaje principal
El regreso de Buffy a Sunnydale tras pasar el verano con su padre en Los Ángeles nos trae a una protagonista más oscura, más adulta, pero también con un humor más negro y decidida a aprovechar el momento (ahora ya sabe lo frágil que es su existencia). Su baile-apareamiento (como lo define Ángel) con Xander en el primer episodio deja claras sus intenciones, no va a perder el tiempo. Esta recién adquirida madurez se va desarrollando hasta que su relación con Ángel se vuelve física. Tras el clímax (diferente para ambos, literalmente), llega la hora de enfrentarse a sus consecuencias, y Buffy está decidida a poner fin a sus enemigos y seguir adelante, sin contemplaciones.
Episodios destacados
¿Qué es lo mío? (Partes 1 y 2)
Es el episodio central (dividido en dos partes, son los capítulos 9 y 10) y determinante donde se explica la mecánica de la elección de las Cazavampiros al público y por la llegada de Kendra (Bianca Lawson), una nueva Cazadora que se activó en el momento en el que Buffy murió (durante unos minutos) en su enfrentamiento con El Maestro al final de la temporada anterior.
Es un episodio fundamental de la temporada y de toda la serie. El brutal asesinato de Jenny Calendar (interpretada por Robia LaMorte) a manos del nuevo y malvado Angelus supone un punto y aparte en la relación de Buffy y Ángel, así como un momento cumbre en todo el grupo de amigos. Las relaciones se vuelven más estrechas y los personajes son obligados a madurar de golpe.
La transformación (Partes 1 y 2)
El episodio final (y doble) que pone fin a la 2ª temporada narra la historia de Ángel (cuando era humano), pasando por Angelus y volviendo a ser el Ángel vampiro con alma que todos conocíamos. Contada a modo de flashbacks al comienzo de cada acto, Whedon relaciona la vida de historia del personaje con los acontecimientos que están sucediendo en el presente. La temporada termina de forma mítica (y con un final cerrado) con el asesinato de Kendra, Ángel recuperando su alma y siendo tragado por el vórtice infernal del demonio Acathla, evitando así el Apocalipsis y Buffy abandonando Sunnydale.
Papel importante de los secundarios
Es imposible hacer un estudio de los personajes en esta temporada sin tener en cuenta las relaciones de pareja.
* Rupert Giles, su evolución estará motivada por la aparición de Jenny Calendar, una profesora del instituto que, en realidad, pertenece al clan gitano que realizó la maldición de Ángel. Tanto su relación amorosa como la abrupta finalización de la misma provoca la aparición de un Giles violento y vengativo que desconocíamos. Aunque ya había hecho aparición brevemente en el episodio Halloween y en Los años oscuros, donde conocemos algo más del pasado de su personaje.
* Willow Rosenberg, el cambio de su relación con Xander (de la que aún continúa enamorada al principio de la temporada) se producirá también en el episodio Halloween, la llegada de Oz (Seth Green) provocará su primera transformación, es indiscutible cómo pasa de pardilla tímida a ser un pilar importante del grupo. Su coqueteo con las artes oscuras y su primer hechizo para restaurar el alma de Ángel abren una puerta a un nuevo mundo para ella que tendrá importantes consecuencias en el futuro.
* Xander Harris, aunque puede ser el personaje que menos evoluciona, la relación de amor-odio mutuo que establece con Cordelia Chase (quien también pasa de ser una pija estirada a integrarse en el grupo tras comprobar que no vivirá mucho tiempo si no está con ellos) hace que veamos un lado más serio del personaje, que nunca abandona su humor negro y sus comentarios jocosos.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *