Grandes actores sin Oscar

Entre tanto boicot a la Academia, cambios de última hora y demás, hay algo de lo que se habla mucho y eso es la nueva candidatura de Leonardo DiCaprio para intentar conseguir la ansiada estatuilla.

Hoy haremos un repaso a algunos de los actores que han influenciado mucho a más de una generación y que no les ha hecho falta conseguir un Oscar para que sea reconocido su trabajo a lo largo de su carrera.



Leonardo DiCaprio es uno de los actores que más ha sido nominado y menos premios ha conseguido en la ceremonia de los Oscars. Empezó su andadura en los premios más importantes del cine en 1994, cuando fue nominado por ¿A quién ama Gilbert Grape? (Para mí la única película con la que se ha tenido que llevar un Oscar de momento). Tras ser descubierto por Martin Scorsese, estas nominaciones fueron continuas, empezando por El aviador, siguiendo con Diamantes de sangre, El lobo de Wall Street y acabando con la próximamente estrenada El renacido (The revenant), siendo esta última con la que tiene más papeletas.
Uno de los actores que menos se ha valorado en el cine es Edward Norton. Muchos lo conoceréis por compartir pantalla con Brad Pitt en El club de la lucha, pero los que verdaderamente nos hemos visto su filmografía sabemos que hay dos películas claves en su carrera que dejaron a más de uno con la boca abierta: American History X por su cambio físico, su actuación, su doble personalidad y sobretodo, Las dos caras de la verdad, donde hizo sombra a su temprana edad al mismísimo Richard Gere. Su trayectoria ha sido dispar con el paso de los años, pero sigue siendo un ejemplo a seguir para muchos.

Sigourney Weaver. Es de esas pocas mujeres que le puedes poner en un papel cómico, de acción, dramático, etc.. sin contar a Meryl Streep. Esta actriz ha sido nominada hasta tres veces por la Academia y perdió ante sus respectivas rivales cuando aspiraba al premio por sus trabajos en Aliens, Armas de mujer y Gorilas en la niebla.
En esta lista hay un actor que se pasa de polifacético y que no se conforma con actuar. James Franco fue nominado por su papel en 127 horas, donde fue un absoluto monólogo durante casi toda la película y que hizo destacar su versatilidad. Empezó a ser conocido gracias a su papel de James Dean interpretando al malogrado actor y, a día de hoy, se ha convertido de actor a guionista, productor, director, profesor, escritor e incluso pintor, todo ello inmortalizado en algunos de sus trabajos.
Si hay alguien que ha merecido llevarse el Oscar consigo, ese es sin duda Gary Oldman. Servidor empezó a conocer a Oldman gracias a El profesional (León), donde se descubrió un villano ante mis retinas que hizo que quisiera introducirme en la filmografía del actor, llevándome luego a Drácula, de Bram Stoker, JFK (Caso abierto), El quinto elemento y un sin fin de películas que le hicieron llegar al merecido reconocimiento por parte de la Academia con su interpretación en El topo.
Michelle Pfeiffer es otras de las actrices que se metió Hollywood en su bolsillo. Quizá de lo más significativo para muchos fue su papel en El precio del poder, pero fue gracias a interpretaciones en películas como Las amistades peligrosas, Los fabulosos Baker Boys y Por encima de todo las que hicieron que su trabajo trascendiera para muchos de los que ocupaban grandes puestos en la farándula del cine. 
¿Qué se puede decir de Ralph Fiennes que ningún otro haya dicho ya? Muchas películas sobre el holocausto se han realizado y en extensión, muchos han interpretado a nazis, pero ninguno tan cruel como Fiennes en La lista de Schindler, por la cual fue nominado al Oscar, repitiendo nominación en distinta categoría por El paciente inglés. Fiennes se ha convirtió en amigo de otro actor que jamás ha ganado un Oscar, Liam Neeson, un actor capaz de mostrar su versatilidad en grandes películas a pesar de ser el típico tipo duro del género de acción.

Will Smith ha tenido varias oportunidades. Conocido por su humor, el actor pasó a la acción (nunca mejor dicho) con sus primeros papeles en cine en Dos policías rebeldes e Independence Day. Siempre en la lista de cualquier director, Smith dio vida a la leyenda del boxeo Muhammad Ali, lo que valió su primera nominación, siendo la segunda por su papel en En busca de la felicidad.
Otros actores que destacan por su ausencia en esta lista son Robert Downey Jr., Tom Cruise (por sus primeros papeles), Joaquin Phoenix, Amy Adams (nominada cinco veces), Glenn Close (nominada seis veces), Johnny Depp

También te puede interesar

4 comentarios sobre “Grandes actores sin Oscar

  • el 26 enero, 2016 a las 5:23 pm
    Permalink

    Esta vez creo que a Leonardo DiCaprio se lo tienen que dar, aunque solo sea por su trayectoria, a unos gusta y a otros nos encanta, se lo merece.

    Respuesta
  • el 29 enero, 2016 a las 12:45 pm
    Permalink

    Yo voy a esperar al 5 para saber si se lo tienen que dar. Por mucho que no nos guste, hay mucha política en los Oscars y aunque no se lo merezca, se lo llevará. Igual que pasará con Stallone que se ira con el premio a su casa por ser una vieja gloria de Hollywood ya que muchos queríamos que se lo llevará Keaton el año pasado y muchos protestamos porque no ganó. En fin, todo politiqueo.

    Respuesta
  • el 30 enero, 2016 a las 9:54 am
    Permalink

    A mí alguien que también me sorprende es Brad Pitt, quien hizo muy buenos papeles a lo largo de su carrera y creo que debería habérselo llevado por 12 Monos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *