Crítica de ‘Legend’: Mala adaptación de una historia de Londres

Las críticas de Fernando Quintero: Legend

Hay ciertos momentos del año que aguardas con ansia ver una película que llevas esperando meses tras ver tráilers, imágenes y demás material que la productora enseña antes del estreno y cuando llega el día de sentarte en la butaca, toda esa alegría por estar ante esa película desaparece. Esto mismo me ha pasado cuando he visto Legend, una película que narra uno de los momentos más históricos de Londres y que se hunde entre tanta sentimentalidad.
Por supuesto, Uno de los nuestros o Casino ha servido de referente hacia muchos directores para hacer películas ambientadas en la vida de los gángsters más famosos de la historia, pero no sólo a los directores. Muchos de los que nos sentamos a disfrutar de una película del género de cine negro tomamos como referencia también estas dos películas por lo que representan y por lo que disfrutamos al verlas. Al empezar Legend y ver a Tom Hardy multiplicado por dos, nuestro cerebro inmediatamente piensa que interpretará a Joe Pesci y Robert De Niro con su doble actuación, y no nos equivocamos, pero eso sólo es el preludio ante una serie de acontecimientos que nos hace dar cuenta de la falta de violencia, no sólo física, sino verbal, que necesita la película y lo desaprovechada que está en este sentido. La verdad, me hacen falta muchos “joder”, “que te jodan”, ” jodido”, etc. 
No sólo el ataque verbal está desaparecido en el argumento de Legend, sino que la falta de amenazas es significativa en la película en todo instante. Eso sí, existen tres escenas contadas que estremecen y salvan en ese sentido la película, pero ya está, sólo en ese sentido. ¿Y por qué? Básicamente porque cuando uno se entera que están haciendo una película de los gemelos Kray, piensa que va a ver todo lo que movieron desde su infancia, hasta convertirse en los gángsters más famosos del Londres de los sesenta. En Legend han preferido obviar todo esto y centrarse en la relación que tuvo Reggie con Frances y centrar la trama una historia de amor que, si hubiera habido un par de momentos musicales, habría parecido una película de Baz Luhrmann.
Hablando de Tom Hardy interpretando a Reggie, se ha de decir que hace un papel protagonista en toda regla, dejando a Ronnie como actor secundario, ya que él es quien hace de Romeo en esta historia de amor con tintes de cine negro. En los momentos de explosión de su personaje hace que aparezca un Tom Hardy más efusivo, con más carácter, no tan centrado en su mujer. Por otro lado está Tom Hardy interpretando a Ronnie. Aquí me levanto y aplaudo. Es por lo único que se ha de ir a ver Legend. Hardy es capaz de interpretar a un demente que se hizo con las calles de Londres junto a su hermano a base de su locura y eso es demostrable en cada plano en el que se muestra a Ronnie. Es terror psicológico lo que transmite el actor y aquí sí es cuando podemos ver a Joe Pesci. Su interpretación para dar vida a este gemelo malvado es prodigiosa y hace que nos preguntemos los motivos por los que no ha compartido más planos o ha sido más protagonista. Dentro del círculo de Ronnie, se encontraba Teddy Smith, interpretado por un sorprendente Taron Egerton, que demuestra con este papel que es capaz de llegar a ser un gran actor, y sus momentos compartiendo pantalla con Hardy muestran una química entre los actores que pocas veces vemos. Finalmente Chazz Palminteri. Quien espere ver al Palmintieri de Una historia del Bronx, puede darse la vuelta, porque tiene una actuación bastante plana que no ha dejado lucirse y demostrar el gángster que realmente es por su aspecto.

A esta adaptación de los hermanos Kray le ha faltado un elemento del que muchos nos quejamos a veces, pero que es necesario, como son los flashbacks, para así mostrar el porqué de la enfermedad de Ronnie, cómo llegaron hasta la cima y a qué se debe el carácter de ambos. No narra su historia como boxeadores en ningún momento y elimina por completo sus actividades delictivas (salvo el asesinato o la coacción). 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *