Crítica de ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’: Satisfactoria secuela para un nuevo público

Las críticas de Óscar M.: Star Wars: El despertar de la Fuerza
J.J. Abrams había hecho un trabajo excelente relanzando la saga de Star trek, tras resucitar la hundida saga de Misión: Imposible. Su llegada al universo cinematográfico que comenzó con La guerra de las galaxias en 1977 era inminente e indiscutible, era la mejor opción para poner en marcha una nueva trilogía.
Tras el “fracaso” y la “decepción” (entre comillas, porque no me estoy refiriendo al aspecto económico, si no al argumental) que supuso la segunda trilogía (formada por los Episodios I, II y III), todos estábamos de acuerdo que George Lucas no era el más indicado para continuar dirigiendo las películas ambientadas en el universo galáctico de la familia Skywalker.
Abrams tiene muy en cuenta estas tres segundas películas y se aleja, tanto como puede, de ellas. Manteniéndose fiel al cánon de la primera trilogía (tanto que las comparaciones de El despertar de la Fuerza con La guerra de las galaxias son inevitables e indiscutibles) y con un nuevo punto de partida que comparte con muchos espectadores. Los paralelismos argumentales con el Episodio IV (primera película de la saga) son absolutos a nivel esquemático y, aunque sitúa la acción en lugares diferentes y con otros personajes, el arco es muy similar (algo parecido a lo sucedido con Jurassic World y Parque Jurásico), permitiéndose el guión el lujo de reproducir escenas (como la presentación de los personajes, la visita a la cantina, las persecuciones múltiples por la estación espacial del enemigo o el plan de sabotaje).
Al igual que el público nuevo que acuda a las salas (y que no haya visto la trilogía original en pantalla grande o sin las interminables y odiosas modificaciones que el Sr. Lucas se encargó de perpetrar), los nuevos protagonistas tienen conocimiento de los acontecimientos de los Episodios IV, V y VI a través de historias contadas por otros, considerando a los anteriores protagonistas como mitos o leyendas.
Este punto de partida es muy inteligente por parte de los guionistas Lawrence Kasdan y Michael Arndt y del propio director, ya que consigue que el espectador no tenga obligatoriamente que ver seis películas para entender la trama o seguir el argumento, aunque las conexiones con las entregas anteriores sean más que evidentes y necesarias (los propios diálogos se encargan de establecer puentes argumentales y cómicos, sobre todo, con las tres primeras películas estrenadas) para los seguidores más fieles.
A nivel interpretativo, las nuevas incorporaciones están a la altura, tanto los héroes como los nuevos villanos, estos últimos definitivamente más radicales (y con descaradas reminiscencias nazis) que sus predecesores. Más de un espectador se llevará alguna sorpresa buscando a ciertos integrantes del reparto, y es que algunos de ellos no aparecen “físicamente” en pantalla. Detalles que pueden sorprender una vez comiencen los títulos de crédito.
La expectativa creada en torno a la incorporación de los protagonistas de las tres primeras entregas se va desvelando con lentitud, Abrams y los guionistas se toman su tiempo para recuperar a Han, Leia, Luke, Chewbacca o a los androides C3-PO y R2-D2. No apabullan al espectador y ofrecen una reincorporación pausada y justificada, centrando la trama en los nuevos Finn, Rey y la pelota-androide BB-8. Un completo acierto, así como el de no visitar planetas ya conocidos en las anteriores películas, recurriendo, de nuevo, al punto de partida fresco y para una nueva audiencia.
La música, otra vez compuesta por John Williams, es quizás la parte más floja de esta secuela. Tal vez la composición merece una escucha aislada posterior para encontrar alguna canción que defina individualmente a la película, pero al oírla junto con las imágenes se percibe que el compositor se ha apoyado demasiado en los temas clásicos de la primera trilogía y ha optado por evitar una composición representativa (o un tema personalizado, como hizo para la segunda trilogía) en esta ocasión.
Es indiscutible la perfección técnica de los efectos especiales, recordando mucho a las nuevas entregas de Star Trek y regalando una serie de piruetas (todas infográficas, por supuesto) con el Halcón milenario como protagonista. Esta secuela es un delirio de efectos visuales, de los que se evita abusar innecesariamente (como aquella manzana digital de El ataque de los clones), en favor de unos efectos más reales y menos “mágicos”.
Todo lo contrario al 3D de postproducción, que aporta profundidad y quizás espectacularidad a los vuelos de las naves espaciales, pero no aporta nada a la película, siendo perfectamente disfrutable en 2D y sin que se pierda parte de la emoción del conjunto.
El despertar de la Fuerza es un paso firme en el nuevo camino de la saga en manos de Disney, y lo demuestra con la solidez de un argumento que, aunque cerrado, deja vía libre para el desarrollo de los personajes en las próximas dos películas, como ya hiciera El imperio contraataca en la trilogía original.

También te puede interesar

5 comentarios sobre “Crítica de ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’: Satisfactoria secuela para un nuevo público

  • el 29 diciembre, 2015 a las 11:58 am
    Permalink

    Una gran crítica, muy oportuna. Lo único que tengo que añadir es mi disgusto por algunos diálogos demasiado infantiles y mi decepción por cómo han desaprovechado a Finn, como acabo de escribir en mi crítica. La tuya, como digo, muy muy acertada.

    Respuesta
  • el 29 diciembre, 2015 a las 8:40 pm
    Permalink

    Por eso estoy deseando poder escuchar la banda sonora sin imágenes.

    Gracias por el comentario, Carlos.
    Tu crítica también me ha gustado mucho. 😉

    Respuesta
  • el 16 enero, 2016 a las 9:22 pm
    Permalink

    Perfecta para mi. Una joya. Abrams no iba a fallar,estaba seguro. Creo qeu la película ofrece todo lo que se debe esperar de una película de este tipo. Diversión, acción, grandes dialogos, emoción….¿he dicho diversiòn? No suena muy "técnico" y no oireis a ningún critico decirlo así, pero yo, que tampoco es que cobre por hacerlo, puedo decirlo: Lo mejor de la peli es que la peli MOLA. y PUNTO. Otra consideración sobra.

    En primer lugar los actores. Hay dos grupos: nuevos y viejos. La combinación resulta convincente, equilibrada y resultona.

    Los nuevos: Boyega, Ridley, Diver, Isaak…sinceramente son sobresalientes. Joder, son buenos actores y creo que nadie va a discutir esto ahora mismo. Todos ellos lo bordan.

    Harrison Ford roba la película. Es suya joder. No creo que lo haga especialmente bien. Se limita a hacer de si mismo interpretando a Han Solo…..pero es qeu amigos, él es han solo. Creo qeu todos nos quedamos enamorados del personaje hace 30 años y 30 años después podemos decir que seguimos enamorados.
    Carrie Fisher cumple. Sale en pantalla lo justo y lo justo es decir que lo hace bien. Tal vez haya notado que camina por una línea muy fina donde pudiera haber caido hacia el ridiculo, pero demonios! CREO QUE LO HACE correctamente.

    Mark Hammill….bueno, podemos decir qeu su sola presencia es emocionante. Poco hace, pero a cuantos de nosotros esos 30" nos han puesto los pelos de punta?

    En cuanto a los personajes: He leido poco sobre lo buenisimos que son los dialogos entre finn y rey. Esa dinámica comica, que a veces patinaba en las precuelas, aquí es sublime. Me ha encantado. Los dos personajes son dos caras del heroe fantasticas. Me gustan mucho. Poe, creo que la mayoría podremos decir que sale poco en pantallla y que nos deja con ganas de más. Esperamos mucho de él y lo que hace en esta peli, siendo poco, es llegarnos a todos.

    Me encanta Kylo Ren. Me encanta. Creo qeu es uno de los mejores villanos que hemos visto en mucho tiempo. Me encantan sus inquietudes, su "pronto adolescente" sus inseguridades, su poder…..me gusta todo en él. Todo.

    Maz …..no me emociona pero me gusta. Sale lo justo, pero no deja de ser un elemento de exposición de la historia.

    BB8… es perfecto. Gracioso,expresivo, no molesta….

    Han solo tiene grandes moemtnos….cuando aparece por primera vez sus dialogos son de los mejroes de la saga. Me encanta como intenta escaquerarse de sus deudas….grandes momentos comicos….tirando de nostalgia? si. Es eso malo? No para mi.

    Luke….vaya JJ tenía un lugar en mi corazón(porque me gusta casi todo lo que ha hecho, MUCHO) pero ahora su lugar es mayor. Convertir a luke en el macgufin, arrancar las letras con ese FANTASTICO: Luke skywalker ha desaparecido……WTF???? Para mi es genial. fantastico. Es uno de esos momentos en los que la emoción, el entusiamsmo infantil, la imaginación…..todo me invade a la vez. Ese arranque y ESE FINALAZO……con una de las mejores y más emocionantes escenas de la saga, lo son todo en la peli. Eso es star wars para mi. ESO.

    Pero también hay cosas malas…..¡claro que las hay! Snoke no creo qeu fuera necesario sacarlo en pantalla, no de esa manera. Phasma tuvo el pecado de ser demasiado importante en la promoción de la peli y el genaral hux debía salir mas , mucho máas en pantalla…..porque el personaje lo vale, y el actor tambi´n.

    El guioón es una copia de episiodio 4? En parte si. Pero donde lo es , innecesariamente es en el asalto a la estacióin starkiller. Desde mi putno de vista hubieran pegado un verdadero pelotazo si no son capaces de destruirla, y disparan el arma y se ventilaran a la resistencia en su 90% ¿no sería mejor para ep8 una resistencia realmente mermada con la unica esperanza de que luke forme a rey como jedi?
    Ademas seria algo que nadie esperaría.

    Es una pena porque el derroche visual de la escena queda un poco apagado ante la falta de interés(ahi sabemos lo que va a pasar….queremos saber lo que pasa con han y con rey después…)

    Respuesta
  • el 16 enero, 2016 a las 9:24 pm
    Permalink

    Pero todos esos fallos quedan relegados por el todo de la pelicula. El ritmo. El ritmo es treepidante, medido, perfercto. El ritmo lo es todo.Todo. Esta peli es un ejemplo en eses sentido y si en algo le gana al lucas de las precuelas, es en el ritmo.

    Yo soy un fan de las precuelas. Un fan. Pero la difernecia entre esta y esas es que esta es la peli que los fans querian, las otras son pelis arriesgadas(dentro de un margen) donde su director no le da a la gente lo qeu le piden. Huye del refrito(siempre lo ha hecho) y se encamina más por los homenajes a otros cines(western, romanos,romances……y lo siguió haciendo en la MUY PECULIAR THE CLONE WARS(una serie muy difernet a la actual Rebels….difenrte en el mismo sentido que lo son las precuelas de episodio 7)

    Pero yo tengo la suerte de adorar las dos cosas. El estilo arriesgado, algo teatral…..joder hasta me gusta jar jar….)y este refrito nostalgico, como lo han llamado algunos, con mala baba

    La música. La música no funciona a los niveles de las precuelas pero hay temas preciosos. El de rey y el del path of jedi(que se entremezcla con el de rey en la escena final) son buenísimos…..pero, sin ser mala, no es una joya como lo son ep1 y 3.
    De hecho no sé como está nominado al oscar por esta y no lo estuvo por las otras(yo pensaba que no podía estarlo por versionar temas que ya formaron parte de otra peli)

    En resumen. Creo, como dijo alguien, que peliculas como esta parte con algo en contra. La mayoria tienen la peli en su cabeza antes de ir al cine. Y la tinene desde hace 30 años.

    No es mi caso. Siendo un megafriki absoluto de star wars, un friki peligroso…..pero no exijo nada.

    Muchos se decepcionan poruqe no está a la altura de el imperio. Saben qué? Si hoy estrenaran el imperio, no estaría a la altura del imperio. Esas peliculas, que ya ni peliculas debiamos llamarlas, forman parte de nosostros como nuestra calle, nuestro colegio, nuestra habitación o nuestros hermanos. No las vemos con los ojos de queien simplemente las ve. Las vemos con ojos de amor.

    Tengo mucha mucha mucha suerte, poruqe puedo mirar con esos mismos ojos a los 7 episodios de sw.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *