Crítica-Análisis de ‘El juego de la sospecha (Cluedo)’: Una delirante y deliciosa comedia

Los análisis de Óscar M.: El juego de la sospecha (Cluedo)

Ahora están muy de moda las adaptaciones de juegos de mesa al mundo del cine, pero en 1985 (año del estreno de Los Goonies y Regreso al futuroParamount Pictures se atrevió a ser la primera en llevar el juego “Cluedo” a la gran pantalla partiendo de cero.

Hace treinta años, Clue se tituló en España El juego de la sospecha (Cluedo) y llegó a los cines seis meses después de un fracaso comercial estadounidense que ha convertido a la película en un referente de culto similar a The Rocky horror picture show (casualmente ambas incluyen a Tim Curry en su reparto).
El inexperto director y guionista Jonathan Lynn (con el apoyo y la idea inicial de John Landis) se encargó de escribir un guión (y posteriormente dirigir) que sólo tenía como punto de partida un tablero, unas fichas de colores y una idea principal (que no era precisamente nueva, porque en 1974 se había estrenado Un cadáver a los postres): Descubrir ¿Quién, con qué y dónde se ha producido un asesinato?.
A partir de ahí, Lynn escribió una delirante comedia, plagada de escenas hilarantes y diálogos desternillantes, situada en 1954 (año del final de la guerra de Indochina y en plena era McCarthy, con la persecución a los supuestos comunistas y sus “listas negras”) y ambientada en un caserón victoriano con sorpresas al que llegan seis invitados para una misteriosa cena.

Crítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comediaCrítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comediaCrítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comedia

Crítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comediaCrítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comediaCrítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comedia

Identificados con los colores de las fichas del juego, el grupo está formado (en riguroso orden alfabético) por Eileen Brennan (como la histérica Señora Faisán), Madeline Kahn (interpretando a la misteriosa Señora Blanca), Christopher Lloyd (como el abusivo Profesor Pomelo), Michael McKean (dando vida al reservado Señor Verde), Martin Mull (interpretando al recto Coronel Mostaza) y la maravillosa Lesley Ann Warren (como la sofisticada Señorita Escarlata, papel que estuvo a punto de conseguir Carrie Fisher).
Tim Curry (da vida al oscuro mayordomo Wadsworth) está acompañado de la voluptuosa Colleen Camp (como la sirvienta Yvette, que casi estuvo interpretado por Jennifer Jason Leigh, Madonna o Demi Moore), y ambos están bajo las órdenes del (impuesto por el estudio) Lee Ving (que interpreta al poco aprovechado Señor Caballero).

Crítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comediaCrítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comediaCrítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comedia

La película no tiene ningún reparo a la hora de introducir a los personajes de la manera más clásica posible en la trama: los va presentando según van llegando a la mansión (con breves toques de humor que van definiendo a los personajes) y ofreciendo al espectador un punto de partida común y algo con lo que identificarse, ya que ninguno sabe el motivo de su presencia en dicho lugar.
Tras una soberbia y cómica cena, el Señor Caballero es misteriosamente asesinado (todos tenían un motivo, un arma y un momento oportuno para hacerlo, como el propio guión detalla) por un invitado y se pone en marcha un más que perfecto engranaje para descubrir qué ha sucedido.
Hay que valorar el trabajo de Lynn a la hora de definir a los personajes, introducir al espectador en la historia y arrastrarlo a una locura sin precedentes donde cada escena tiene su momento cómico y hasta reivindicativo (como cuando se descubre el secreto del Señor Verde y la reacción de la Señora Faisán), una aventura donde se mezclan chantajes, perversiones y pecados ocultos desde un punto de vista humorístico y que son accesibles para toda la familia.
Una deliciosa, enérgica y potente banda sonora (que el año pasado se puso a la venta) compuesta por John Morris, acompaña a las imágenes y convierte el descubrimiento del asesino en algo más divertido si cabe, llegando incluso a la autoparodia y con una composición que homenajea a la música de los dibujos animados. Además de las exquisitas (y oportunamente elegidas) canciones “Sh-boom (Life could be a dream)” de The Crew Cuts y “Shake, Rattle & Roll” de Bill Haley & His Comets, que hacen memorables las escenas en las que se usan.

Crítica-Análisis de 'El juego de la sospecha (Cluedo)': Una delirante y deliciosa comedia

El fracaso de taquilla de El juego de la sospecha (Cluedo) se debió en parte a su particular planteamiento y su original campaña de marketing: la película tendría tres finales diferentes y cada uno se emitiría en un cine diferente. Pretendían que los espectadores fueran de cine en cine para ver los tres finales, pero lo que ocurrió es que el público no sabía qué final era mejor y decidieron no ir a verla.
Tras su pase en las salas, la película llegó al alquiler, la venta doméstica y su emisión en los canales de pago, donde tuvo un tremendo éxito al tener un nuevo montaje donde se incluían los tres finales alternativos uno tras otro. Una nueva generación, que no sabía nada del fiasco de taquilla, comenzó el culto a la adaptación.
Existe un rumor acerca del rodaje de un cuarto final, y, aunque ahora sus autores lo nieguen, se han olvidado que en la novelización del guión está por escrito:
Wadsworth intenta incriminar al Profesor Pomelo y a la Señora Faisán, pero el mayordomo tiene el arma con la que ha disparado a la chica del telegrama musical, confiesa que es el verdadero asesino y que sólo quería ser perfecto, hasta el punto de matar a su jefe, pero necesitaba testigos que confirmasen su perfección.
A continuación, revela que todos los invitados han sido envenenados durante la cena y morirán en tres horas. Aunque nadie ha llamado a la policía en este final, el vendedor de biblias aparece y detiene a Wadsworth, que en el último momento consigue escapar, encerrar a los protagonistas en la casa y huir en un coche de la policía, sólo para descubrir que uno de los perros policía está en el asiento trasero.
Con el paso de los años, El juego de la sospecha (Cluedo) se ha convertido en un referente para la comedia de los años ochenta, gracias a sus divertidos diálogos y su estilo de auto parodia que apenas se toma en serio a sí misma. Una delicia cinematográfica que ha quedado como un referente, del cual muchas adaptaciones actuales debería aprender.
Todas las imágenes son propiedad de Paramount Pictures y se utilizan bajo licencia. / All images are property of Paramount Pictures and is using under permission.

También te puede interesar

2 comentarios sobre “Crítica-Análisis de ‘El juego de la sospecha (Cluedo)’: Una delirante y deliciosa comedia

  • el 13 diciembre, 2015 a las 7:34 pm
    Permalink

    Pues tras esta crítica/análisis, tengo claro cual va a ser una de las películas que vea en mis maratones navideñas. Fantástica película y análisis muy completo

    Respuesta
  • el 14 diciembre, 2015 a las 1:06 pm
    Permalink

    Me encanta esta película…la he visto un monton de veces y no me canso nunca de verla!!!!!!
    Muy buen analisis….tanto que me han entrado ganas de verla otra vez.
    Destaco el enorme reparto y el atrevimiento de la epoca de llevar a la gran pantalla un juego de mesa….cuando las adaptaciones de videojuegos a películas todavia no existian, se atrevieron a llevar al cine este pedazo de juego de mesa…y para mi el resultado fue más q bueno.
    Recomiendo a todos que la vean!!!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *