SEFF 2015. Sección Oficial. Crítica de ‘Langosta’: Un gran guión al servicio de una historia de amor y desamor obligado

Las críticas de Fernando Quintero en el SEFF ‘15
Langosta

Mucho se ha oído sobre Langosta a lo largo de los meses por su presencia en los festivales más importantes y ha aterrizado en Sevilla bajo una gran expectación, algo obvio tras conocer la temática de ésta y la participación de algunas de las caras mas conocidas del cine.

La mejor película que ha pasado por el SEFF. Esta es la mejor definición que se puede hacer de Langosta una vez vista y todo ello gracias al gran guión de Yorgos Lanthimos y Efthymis Filippou, que han traído una historia de amor y desamor obligado entre las dos facciones que reinan en una sociedad utópica.

Toda la gloria de esta película se la llevan estas dos personas, porque han sabido construir un mundo irreal, maravilloso y triste a la vez, en los que no se muestra ninguna época en concreta, pudiendo ser la actual perfectamente, recordando algún film reciente como Her, por mencionar alguno, y que sigue una temática parecida, referente al amor que no está bien visto por la sociedad.

Se trata de una película que desde el primer minuto llama la atención y no tarda en descubrirse la trama, siendo a su vez simple y compleja, llegando a pensar que la conversión hacia animales puede llegar a ser una metáfora y que, a pesar de sus casi dos horas de duración, consigue que se quiera saber más de la historia, sus orígenes, detalles de esta sociedad, etc.

Langosta tiene un reparto muy completo y que funciona a la perfección pero, como se ha dicho antes, lo perfecciona el guión, ya que las interpretaciones son muy mecánicas en todos los sentidos y no hace destacar en gran medida a ninguno de los actores, excepto a una. Colin Farrell, John C. Reilly, Rachel Weiz, Ben Wishaw… todos ellos actúan bajo la sombra de Léa Seydoux, que interpreta de manera sobresaliente el papel sombrío de la líder de los solteros y que con sus gestos, muestra lo gran actriz que es.

Es glorioso el recurso utilizado por Lanthimos con la voz en off para narrar la vida de David (Colin Farrell) con el tono ingles de Rachel Weiz, haciendo partícipe a la protagonista del film desde un primer instante y no revelando su presencia en la película hasta su primera aparición, cuando el cruce de la voz en off se entremezcla con la primera vez que se encuentran estos dos personajes, que a su vez muestran una conexión no perceptible entre otros actores.

Como he dicho y repetido, el magnifico guión es el culpable de todo lo que pasa ante nuestros ojos durante el visionado de Langosta, como por ejemplo la construcción de dichos personajes, la banda sonora acorde con cada escena, la estupenda fotografía que hace de nexo con las localizaciones elegidas… En resumen, se trata de un guión de los de antes, en los que no ha hecho falta el uso del croma en ningún instante, ni del CGI, dando fe a lo que los amantes del cine clásico llevamos pidiendo hace mucho: Una historia

Langosta es una de esas películas que te hacen pensar, sales de la sala discutiendo sobre su final, preguntando a los acompañantes que en el caso de vivir en esa sociedad, qué animal escogerían, aunque dejan muchas preguntas al aire que es mejor responder con la misma imaginación que con la que se ve la película.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *