Evento ‘La Rueda de la Felicidad’: El derecho a jugar

P { margin-bottom: 0.21cm; }

Participar en Noescinetodoloquereluce
es una ventaja detrás de otra. Vas al cine gratis para después
vomitar tus impresiones sobre la película, y la gente invierte su
valioso tiempo en leerte cuando ni tú te aguantas a veces. Y luego,
en algunas ocasiones, pocas, pero valiosísimas, tienes la
oportunidad de cubrir un evento como el que hoy nos ha reunido en el
teatro Luchana: La Rueda de la Felicidad, un proyecto benéfico para
hacer llegar juguetes a los niños más desfavorecidos en las
próximas Navidades, y que nos invita a todos a convertirnos en Papá
Noeles y Reyes Magos. 
El cine Luchana era uno de esos cines
de toda la vida que poblaban Chamberí. Pero todos sabemos que las
grandes salas mataron a los cines de barrio. Mientras que muchos
otros fueron devorados por los nuevos tiempos y convertidos en
comercios de ropa, el Luchana decidió mantener su espíritu cultural
y, este mismo año, se convirtió en el teatro Luchana, un local de
cuatro salas que cuenta además con un espacio para satisfacer el
estómago o tomar una copa.
Este moderno escenario ha sido el
elegido por Zenit Comunicación para presentar la iniciativa de
Euromaster, La Rueda de la Felicidad, con la que, en colaboración
con Cruz Roja y Michelín, se pretende hacer llegar veinte mil
juguetes a niños de familias en riesgo de exclusión social. Para
ponerle cara al proyecto, cuentan con un embajador de lujo, el actor
y director Paco León.
Nos esperaban en el bar del Luchana a
las once de la mañana y, para hacer la espera más agradable, nos
han recibido con un desayuno de zumo de naranja y bollería, nada
suntuoso —porque al fin y al cabo en esta presentación lo que
importan son los niños—, pero todo un detalle hacia los medios que allí
nos reuníamos y que nos ha alegrado la mañana. Y entre bandejas de
desayuno hemos esperado a que bajasen los representantes de la
iniciativa que han aparecido con puntualidad británica y han posado
ante las cámaras.
Pero aun quedaba lo mejor, la verdadera
razón por la que estábamos allí: la presentación y explicación
del proyecto. Para esta, hemos subido a una de las salas de la
primera planta en la que se ha organizado la rueda de prensa.

Fausto Casetta, director general de
Euromaster en la Península Ibérica, ha comenzado agradeciéndonos
nuestra presencia y ha constatado el orgullo con el que la empresa ha
patrocinado La Rueda de la Felicidad, ya que Euromaster procura
mostrarse sensible a las necesidades que sufre la sociedad. Entre
esas necesidades hay muchas que a primera vista no nos parecen
básicas, pero que suponen del mismo modo un derecho. Este es el caso,
por ejemplo, del derecho de los niños a jugar. Por esa razón
Euromaster, en colaboración con Michelín, han diseñado esta
iniciativa: cada rueda Michelín que se cambie en un taller
Euromaster se convertirá en un juguete que el usuario podrá elegir
y donar en su página web. Aunque esto pueda parecer un
inconveniente, porque supone que el cliente tenga que
conectarse para hacer el trámite, es en realidad una manera de
hacernos partícipes de forma activa de la elección de nuestro
regalo. Para poder seguir de cerca el éxito seguro del proyecto, la
web laruedadelafelicidad.com ha puesto un contador de juguetes. Al
momento de terminar la rueda de prensa, este indicaba noventa y tres
juguetes donados, mientras escribo estas palabras ya son ciento
treinta y dos.
Evento 'La Rueda de la Felicidad': El derecho a jugar
La cifra de veinte mil juguetes que se
pretende alcanzar, ayudará a conseguir los más de ciento veinte mil
que Cruz Roja espera repartir entre sesenta mil niños. En este
sentido, Cruz Roja supone un aliado perfecto para Euromaster, porque
será ella la que se encargue de hacer llegar este regalo de Navidad
a aquellos que más lo necesitan. A través de cuarenta y dos puntos
de recogida, Cruz Roja espera alegrar las Navidades de un país en el
que el 35% de las familias no pueden permitirse comprar juguetes para
los niños. Sumado a la campaña que ya ha comenzado en Euromaster
esta mañana, el periodo de recogida de juguetes en Cruz Roja
comenzará el próximo 18 de Noviembre y se cerrará el 28 de
Diciembre. Los juguetes a donar, destinados a niños de entre uno y
once años, han de ser nuevos, para garantizar la normativa europea,
no bélicos y educativos. De este modo no solo estamos permitiendo a
los niños ser niños, sino que además construimos mejores
ciudadanos para el futuro.
Teníamos todos ganas de conocer la
opinión de Paco León con respecto a esta campaña y no nos ha
decepcionado. El actor no solo es encantador, sino que no ha llevado
nada preparado, su discurso ha sido espontáneo, divertido y emotivo
cuando ha recordado una anécdota de su infancia que enfatiza la
importancia del juguete para el niño. Con respecto a la iniciativa
de Euromaster, el actor ha aplaudido la tendencia en la empresa
privada al marketing con valores, que no solo ayuda en problemas
sociales, sino que además publicita de modo positivo el nombre de la
empresa. Todos ganamos.
Tras terminar la rueda de prensa, aun
me he quedado unos minutos en la barra del bar, disfrutando de otro
zumo de naranja y planteando cómo iba a escribir este artículo. He
tenido la impresión de que empezaba a oler a Navidad y que, con
iniciativas como estas, las fiestas podían dibujar muchas más
sonrisas. Al fin y el cabo los juguetes invitan a la imaginación, y
esta nos aleja siempre que queramos de la (a veces dura) realidad.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *