Sitges 2015. Día 7: ‘Schneider vs Bax’, ‘Veteran’ y ‘Enragés (Rabid dogs)’

Séptimo día. Jueves, jornada de paella en los comedores escolares. Mi dieta  a base de precocinados empieza a pasar factura. Los gases amenazan con hacerme explotar como al sibarita de El sentido de la vida, y la acidez estomacal reduce el sistema digestivo de los xenomorfos a chocoríos de Willy Wonka. Necesito un hervidito de mi mami :’(
El día empezó bien (obviando mi tripita). Schneider vs Bax se postulaba como una de las películas de Sitges 2015. La premisa es muy sexy: Schenider, un asesino a sueldo, acepta un trabajo a regañadientes el mismo día de su cumpleaños. Su objetivo: un escritor cincuentón (Bax, interpretado por Alex Van Warderman, que a su vez es director, productor y guionista del film), drogadicto y pendenciero, que dará más guerra de la que Schneider desearía.

La película rezuma muchísimo humor, que oscila entre el absurdo y la negrura más divertida. El ritmo es genial, los gags graciosísimos y los personajes muy frescos. Te atrapa desde el primer minuto. No obstante, llegados al tercer acto la cosa, por desgracia, se desinfla. Creo que la perdida de interés se debe a una difusa motivación de Schneider de cara al final, dejando al espectador un poco frío. No puedo especificar nada sin spoilear el final, así que mejor la veis y después intercambiamos opiniones.
Sitges 2015. Día 7: 'Schneider vs Bax', 'Veteran' y 'Enragés (Rabid dogs)'.
Tras esta (casi) genial película visioné Veteran, film que cuenta la historia de un policía veterano (con la mano un poco floja)  que decide investigar un supuesto intento de suicidio dentro de las instalaciones de una gran empresa.
Intereses, sobornos, coches, kung fu y humor se dan la mano en esta genial película coreana. Su endiablado ritmo y su carismático protagonista, sumados a unos secundarios divertidísimos (y bastardísimos), una dirección muy cuidada (con guiño a Guy Ritchie incluido) y unos apartados técnicos sobresalientes, hacen que te quedes enganchado a la pantalla durante sus 124 minutazos. Es una película comercialo, si, pero no os engañéis. El guión está bien cuidado (pese a tener sus agujerillos). Todo está muy bien hilado y atado.
En definitiva, aquí no hay tiempo para aburrirse. Si quieres pasártelo chachi, Veteran puede ser una buena opción.
Al salir aproveché para comer unas ricas migas sin calentar y entrevisté a Mar Targarona, fundadora de la productora Rodar y Rodar, que vino a Sitges para presentar su próxima película, Secuestro, protagonizada por Blanca Portillo. Fue una entrevista muy entretenida y didáctica, donde repasamos su carrera como productora, guionista, actriz y directora, y charló de su experiencia al frente del Taller de Guionistas, Master que oferta la Universidad de Barcelona. En unos días la tendréis a vuestra disposición.
Sitges 2015. Día 7: 'Schneider vs Bax', 'Veteran' y 'Enragés (Rabid dogs)'.
Tras esta interesante charla visioné Enragés (Rabid Dogs), remake del film de Mario Bava, que se queda en una rancia experiencia de acción, con personajes poco interesantes y mal definidos  (con caracteres contradictorios, motivaciones difusas, pasados poco reveladores) y un ritmo un tanto atropellado. La película trata sobre cuatro ladrones que, en plena huida, secuestran a un hombre que pretendía llevar a su hija al hospital, y a una mujer que pasaba por ahí. Dentro del coche del hombre secuestrado (donde transcurre gran parte del film) se crean fricciones y relaciones que podrían haber dado mucho juego, pero que no se aprovechan. Las victimas acaban resultando odiosas (especialmente la mujer secuestrada), los secuestradores son aburridos y el viaje poco interesante. El final tiene un giro inesperado que le da un poco de vidilla al asunto, pero ni con esas la cosa se salva. Este peli solo servirá cuando la editen en DVD y la cuelgues en tu jardín para espantar a los pájaros.
Y sin más me fui a dormir. La tripida daba guerra, y el viernes se presentaba muy interesante con dos documentales (Dark Star – H.R. Giger’s World y Smoke and mirrors: The story of Tom Savini) y otras tantas películas. Debía estar fresco y con el vientre plano para causar buena impresión.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *