Deportistas que se han labrado una carrera en la gran pantalla

Existen diversos caminos a Roma y también a Hollywood. La meca del cine se nutre de actores y actrices con pasado muy dispar y no siempre relacionado con las academias de interpretación. El intrusismo está a la orden del día en multitud de profesiones y ésta no es una excepción. De ahí que algunos llegaran desde otros ámbitos para quedarse y otros no. 
Algunos de los rostros hoy conocidos se dedicaron en otro tiempo al deporte profesional, por ejemplo. De manera voluntaria o no, sus logros deportivos les abrieron las puertas del cine, aunque aquella vida sea desconocida para el común de los mortales. A la hora de nombrar a Jason Statham automáticamente a la mayoría le viene una imagen suya en traje y dando patadas a diestro y siniestro. Pocos le imaginarán con un bañador de los 90 encaramado a un trampolín y listo para saltar en las piscinas de Barcelona, con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992. 

Y es que antes de ser actor, fue olímpico con el equipo británico. Una disciplina, la de salto, que combinó en sus tiempos mozos con las artes marciales para esculpir un cuerpo tan bien cincelado como las obras de la Antigua Grecia. Su destino y el de Vinnie Jones, exfutbolista de cierto prestigio en la Premier League y sus apuestas, cambió un buen día cuando el director Guy Ritchie les catapultó hacia el estrellado con Lock and Stock (1999) y Snatch: Cerdos y diamantes (2000). A partir de ahí, la carrera de ambos ha estado cargada de papeles sonados, como el paso de Statham por la saga de Transporter.
Bien es que cierto que para situar los orígenes a un cambio tan radical de oficio habría que retroceder varias décadas en el tiempo, concretamente a los años treinta con Johnny Weissmüller. Si Sean Connery está considerado el James Bond más carismático de siempre, mismo calificativo se le podría atribuir a Weissmüller entre los diferentes actores que han dado vida a Tarzán. Su debut se produjo con Tarzán de los monos (1932). Ahora bien, mucho antes destacó como nadador y  jugador de waterpolo, llegando a conseguir hasta seis medallas olímpicas. 
Deportistas que se han labrado una carrera en la gran pantalla
Y del agua también salió Carlo Pedersoli, más conocido por su nombre artístico de Bud Spencer. Participó hasta en tres Juegos Olímpicos (Helsinki, Melburne y Roma) para después marcar una época en los ‘spaghetti westerns’ junto a su inseparable Terence Hill. 
Weissmüller y Spencer allanaron el camino a las futuras generaciones, uniéndose progresivamente otros exdeportistas como Chuck Norris o Arnold Schwarzenegger. Norris siempre será recordado por sus enfrentamientos con Bruce Lee y la serie Walker Texas Ranger y no tanto por ser el campeón del mundo de kárate. Lo mismo le ocurre a Terminator con sus títulos de Mister Olympia, empolvados en las hemerotecas. Últimamente fue más noticia por su faceta como político.
A día de hoy, Statham, del que Paul Bettany puso en duda sus cualidades artísticas recientemente, suele compartir cartelera con otros antiguos deportistas, caso Dwayne Jonhson o Ronda Rousey, que igualmente se están labrando un futuro ciertamente prometedor con la interpretación. También ha habido apariciones fugaces o cameos, sobretodo de estrellas de la NBA o la NFL. La pantalla retrató las carencias para la interpretación, entre otros, de Dennis Rodman, Michael Jordan, OJ Simpson o Shaquille O’Neal, quienes no han tenido continuidad en taquilla. 

También te puede interesar

Un comentario sobre “Deportistas que se han labrado una carrera en la gran pantalla

  • el 30 octubre, 2015 a las 9:00 am
    Permalink

    Todos son casos muy conocidos. Sin duda gente con suerte que en un momento dado la suerte les llamó y dieron el pelotazo de su vida. Eso sí, yo me lo paso teta viendo películas como Mercenarios por ejemplo. No todo en el cine son grandes diálogos e interpretaciones.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *