60 SEMINCI. Tiempo de Historia. Crítica de ‘Reteaua (The network)’: Los intereses económicos tras la sanidad

Las críticas de David Pérez “Davicine” en la 60 SEMINCI:
Reteaua (The network)
En Rumania, los tratamientos de quimioterapia ni son gratuitos, como prescribe la ley, ni se pueden adquirir en farmacias. Muchos de los pacientes que intentan adquirir los fármacos de uno u otro modo reciben la ayuda de una red de personas cuyos miembros compran las medicinas en el extranjero y las envían a Rumania por mediación de amigos, conocidos y turistas conocedores de la situación. En la actualidad dicha red integra a más de 250 personas que distribuyen fármacos por valor de 60.000 euros al año. Los miembros de esta red no se lucran por participar en esta operación. El documental nos muestra el día a día de algunas de las personas que se involucran en esta “importación” de medicamentos, y en el de una joven que debe marcha a Alemania para sus revisiones médicas.

Claudiu Mitcu nos ofrece un retrato de la dificultad de conseguir medicamentos en Rumania, y con Reteaua realiza un seguimiento de los fármacos citostáticos desde su salida en varias farmacias en Austria y Hungría hasta la llegada a los pacientes en Rumania, presentando cómo funciona la red y algunos de sus jugadores clave, indagando a través de quienes las traen o se encargan de su posterior distribución, pero también buscando más arriba, intentando poner de manifiesto un problema que mueve millones y tras el cual hay demasiados intereses económicos, sin importar las vidas que puedan perderse.
Quizás se esperaba algo más de calidad al venir respaldado por el sello HBO, pero la mayor parte son grabaciones realizadas por los propios implicados, mostrando los motivos que les han llevado a formar parte de esta red, alternando con entrevistas a diversas personas del sector, aunque queda patente la complicación de mostrar un tema tan delicado al no poder tener acceso realmente a los culpables de esta situación.
Si algo hay que destacar de Reteaua es el valor de su contenido más allá de la forma, pues sin necesidad de grandes alardes, el documental va directo al tema que quiere exponer, sin dejar que nada modifique su mensaje, y deja patente al espectador que hay que hacer algo para solucionar las desigualdades en el tratamiento del cáncer en los países europeos.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *