60 SEMINCI. Sección Oficial (corto). Crítica de ‘Perdition County (Condado Perdición)’: Una odisea atemporal para reivindicar la humanidad

Las críticas de David Pérez “Davicine” en la 60 SEMINCI:
Perdition County (Condado Perdición) (cortometraje)

Es interesante ver cómo tenemos ante nosotros a un futuro gran cineasta, pues Raphäel Crombez se ha graduado con este trabajo en la Escuela de las Artes Sint-Lukas, Bruselas, y culminó así su titulación de máster en Artes Audiovisuales, habiéndose alzado ya con una ‘Wildcard’ del Fondo Audiovisual de Flandes (VAF), y el Premio del Público a la mejor película dirigida por un estudiante de cinematografía en el Festival Internacional de Cine de Gante. 

Perdition County retrata la peripecia de un soldado de infantería llamado Desmond, quien deserta del grupo de peregrinos que coleccionan cueros cabelludos al que pertenece, conocido como la Horda. Se embarca entonces en una odisea en busca de la libertad que lo lleva a recorrer los infinitos paisajes de un territorio de ficción. A lo largo de su periplo su afán no será otro que reivindicar su humanidad.
Crombez cuenta una odisea clásica en un ambiente atemporal, donde no somos capaces de ubicar si estamos en un pasado ficticio o un futuro que está por llegar, y nos atrapa desde un principio por una calidad cinematográfica de gran producción, una paleta de colores de verdes profundos y tonos boscosos y una gran banda sonora de Raf Keunen.
La ambientación está muy elaborada, con una cuidada fotografía de Rik Zang, adentrándonos en un mundo sombrío donde no aparece ni el más mínimo rayo de luz, como no hay un rayo de esperanza en la sociedad que nos muestran. Bosques siniestros donde la niebla y las ramas de los árboles marcan las siluetas de los miembros de la Horda en busca de personas para las que serán sus jueces, jurados y ejecutores.
Los actores ingleses Johnny Vivash, Richard Bremmer, Laura Woodhouse y Lorcan Melia encabezan el reparto principal, en el que Vivash acapara el protagonismo, y ni siquiera los jóvenes acompañantes de esta aventura le quitan cuota de pantalla, algo que suele ser habitual. Vivash da vida a un personaje lleno de remordimientos, de miedos y temores ante los hechos que acomete, buscando reencontrar el camino correcto.
Quizás sólo pueda criticar un par de detalles de Perdition County, y no tienen tanto que ver con la interpretación ni la dirección, ni siquiera con la fantástica atmósfera creada para la ocasión, sino con emplear una insignia tan parecida a “La mano del rey” de Juego de Tronos para que quien dirige la Horda sea conocido como “La mano de la Horda”. Y si la atmósfera que ha creado nos lleva a un mundo lúgubre, choca cuanto menos que la secuencia en la que llueve -como si fuera el fin del mundo- el agua pasa tan sólo por delante de la lente, pero los protagonistas caminan sin mojarse.
Ahora bien, detalles nimios en comparación con el conjunto de este proyecto que bien podría haberse prolongado un poco más y ser un largometraje, introduciéndonos en los motivos que han debido acontecer para que la sociedad esté como nos muestran. Para ser un corto es demasiado largo, y para ser un largo es muy corto, por lo que lo encajaría más como mediometraje, pero igualmente es recomendado su visionado.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *