Crítica de ‘Hitman: Agente 47’: Entretenida adaptación repleta de acción

Las críticas de Óscar M.: Hitman: Agente 47
Aquel espectador que no hubiera quedado satisfecho con Hitman (la película basada en el videojuego del mismo nombre que se estrenó hace ocho años) ahora tiene una nueva oportunidad de ver al Agente 47 en una nueva versión mejorada y más entretenida.
Fox se ha propuesto reiniciar y rehacer la saga basada en el conocido juego con esta nueva adaptación llamada Hitman: Agente 47, la cual tiene a un protagonista (interpretado por Rupert Friend) mejor caracterizado y, aunque tenga menos carisma que Timothy Olyphant (o sea menos reconocible), es más cercano a la versión para videoconsolas.

Esta nueva versión está más centrada en la acción y es menos mitológica que la adaptación anterior, pero mantiene la esencia y los momentos clásicos del juego (como la mítica postura con dos pistolas a la vez o las escenas de lucha cuerpo a cuerpo). Aunque sí hay un claro intento de evitar las referencias de su origen, como en el caso de Resident evil, consiguiendo una película más cinematográfica que una “versión para cine del juego”.
Pero las referencias al mundo del cine sí que son más que evidentes: es cercana a la saga de Transporter, tiene su parte de A todo gas, un poco de Misión imposible, detalles de Terminator… pero sabiendo mantener un estilo propio, sin caer en el plagio o algo que ya hemos visto antes, lo cual demuestra un gran trabajo del director debutante Alekxander Bach.
También a la hora de alejarse de adaptaciones como Doom (u otras similares que no supieron adaptarse al cine sin abandonar el componente para jugadores) y evitar los momentos de la saga Matrix (en especial en las escenas del helicóptero), usando con acierto los efectos especiales al servicio de la historia, consiguiendo una escena inicial memorable.
Las escenas de acción son muy entretenidas y, aunque algunas (como las peleas) estén basadas en el montaje, para hacer la película más rápida y entretenida, no es un recurso tan descarado como el usado en la saga Venganza, aunque, de esta forma se consigue una película más física y creíble (dentro de unos límites).
Los constantes giros del guión escrito por Skip Woods (quien parece haber aprendido de sus errores en X-men orígenes: Lobezno, El equipo A y La jungla: Un buen día para morir y también escribió el guión de la versión de 2007) y Michael Finch mantienen al espectador interesado y con ganas de conocer la resolución final (aunque el incesante drama y la perpetua lágrima que tiene la actriz Hannah Ware en la cara no terminen de encajar muy bien en la trama general), a pesar de que las explicaciones más necesarias y jugosas (como el origen y desarrollo del proyecto o la capacidad para ver el futuro de la chica) se las hayan guardado para la secuela, porque habrá una secuela (siempre que funcione bien en taquilla).
El tercero en discordia en la película es Zackary Quinto, que interpreta correctamente la bipolaridad de su personaje y consigue despertar la simpatía o el rechazo en el espectador según es necesario en la trama, y demuestra su capacidad para cambiar de héroe a villano con una soltura elogiable.
La música de Marco Beltrami siempre es un buen acompañamiento para las imágenes, ni siquiera cuando el compositor incluye una pieza que podría pertenecer más a una película del oeste que a una de acción (suyas son las memorables El tren de las 3:10 o la saga Scream). El compositor ha conseguido una partitura reconocible, emocionante y basada en la repetición del “tema principal”, pero sin llegar a abusar del mismo.
Esta adaptación no defraudará a los seguidores del videojuego, los cuales disfrutarán de acción entretenida y correctas interpretaciones durante algo más de hora y media en esta versión 2.0 de Hitman: Agente 47 en todos los aspectos (puesto que hay escenas que se han rehecho o se han eliminado de la versión final tras publicar el tráiler).

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *