El cine por dentro: Efectos de sonido

Una película no es una película si no va acompañada de ciertas características que acompañen el recorrido de las imágenes y, para ello, se utiliza diferentes efectos de sonidos que hacen que cobren aun más vida los fotogramas que la componen.

Hoy analizaremos cuales son los más utilizados en la factoría del cine y que puede llegar a sugerir cada uno de ellos y la popularidad que pueden llegar a tener en la actualidad.

Hablar de los sonidos en el cine y no empezar por el grito Wihelm, sería como ver una película de Tarantino sin sangre. Para saber de donde viene este grito, hay que remontarse a 1951 y ver Tambores Lejanos y fue tan popular que Warner Bros guardo el archivo donde se encontraba, hasta que fue encontrado por Ben Burrt, quien fue el que le dio el nombre a causa del personaje secundario de La carga de los jinetes indios. Desde entonces ha sido el sonido más popularizado dentro del cine y utilizándolo a modo de homenaje.

El favorito de este redactor. Horn o cuerno es el sonido que sirve para dar entrada al dramatismo puro en cualquier escena normalmente de películas de ciencia ficción o de acción y es usada por muchos de los directores que están especializados en este género de cine. Un ejemplo claro es Michael Bay, que lo ha utilizado en una infinidad de películas, siendo Transformers la más clara referencia para demostrar su afición por este efecto de sonido.

A contraposición del Wihelm, nos encontramos con el grito Howie, siendo más dramático que el anterior y seleccionado para escenas donde muestre un dolor más desgarrador. Se cree que tiene su procedencia en La novena configuración y desde entonces ha sido el grito discordante con el Wihelm.

El Castle Thunder es el efecto más popular a la hora de elegir el sonido de una tormenta para insertarlo en una escena. Usado normalmente para la llegada del villano de la película o momento de tensión en una noche lluviosa, lo que le hace tremendamente dramático y, cuando se escucha, se sabe que va a aparecer el antagonista de la historia. Rescatamos un reportaje de La Sexta 3 donde es explicado y ejemplificado de manera excelente.

Aprovechando que esta semana ha sido el D23, terminamos con uno de los sonidos más famosos que han sido emulados en muchas ocasiones. El efecto de las espadas láser de Star Wars se hizo mediante los motores de proyectores antiguos, mezclados con las interferencias de un televisor y delante de un micrófono convencional sin esponja protectora. ¿Quién no ha hecho el famoso sonido con su boca mientras portaba cualquier palo en sus manos y escenificando una lucha entre Jedis y Sith?

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *